La Plana aborda la evolución tecnológica de la sanidad

28 10 2010

El Hospital de La Plana de Vila-real ha acogido hoy una jornada en la que se ha debatido sobre la evolución tecnológica de la sanidad en los últimos años en un acto enmarcado en el décimo aniversario del centro.

El director de Asistencia Sanitaria de Zona, Gregorio Gómez Soriano, ha destacado la apuesta de la Conselleria de Sanitat por las nuevas tecnologías ya que “las tecnologías de la información permiten ahorrar costes y gestionar más eficientemente los recursos sanitarios”. En este sentido ha añadido que las nuevas tecnologías “pueden conseguir la eficiencia desde un enfoque estratégico y con ello la sostenibilidad del sistema sanitario, garantizando la seguridad y la calidad de la atención al paciente”. La jornada, a la que han asistido los técnicos en informática de los departamentos de la Conselleria de Sanitat, ha contado con la participación de cinco entidades encargadas de la gestión de diferentes procesos tecnológicos vinculados a la asistencia sanitaria como son la Evolución de la Imagen Médica Digital; la Innovación de la tecnología e Imagen en la Resonancia Magnética en los últimos años; la Innovación en la gestión de tratamientos: Tratamientos 2.0; Construyendo sistemas seguros; y El paciente en el centro del proceso asistencial.

APLICACIÓN DE LAS TIC EN LA SANIDAD VALENCIANA

La conselleria de Sanitat puso en marcha un Plan de Sistemas de Información, que define los objetivos de los próximos años, las iniciativas para alcanzarlos, obteniendo el máximo aprovechamiento de las TIC en el ámbito de la sanidad pública. Este Plan supuso una inversión de 163 millones de euros, lo que representa el 1% del total del presupuesto de la conselleria de Sanitat para el año 2010.

En este sentido, la sanidad valenciana es pionera en reducir la burocracia aumentando la motivación de sus profesionales mediante la aplicación de las TIC. De hecho el tiempo que los profesionales utilizaban en tareas burocráticas ha pasado en los últimos tres años del 30% del total de su tiempo de trabajo al 10% actualmente.

En concreto, la implantación de las TIC en la Sanidad ha permitido la solicitud de cita por Internet, la conexión telemática de atención primaria y especializada, la emisión de informes, solicitudes de laboratorio o la prescripción electrónica a pacientes crónicos. En definitiva, ha permitido mejorar la productividad y la eficiencia del funcionamiento de la sanidad valenciana.

Destaca también la receta electrónica, que evita desplazamientos del paciente al centro de salud y libera tiempo del profesional. Con su implantación definitiva desaparecerán los talonarios de recetas. En 2011 dejarán de recogerse 75 millones de recetas planificadas.

Por otra parte, las nuevas tecnologías han permitido prescindir del revelado de pruebas radiodiagnósticos, eliminar zonas de almacenamiento de pruebas y su traslado, lo que se traduce en un ahorro no sólo económico sino de espacio y logística. Asimismo, la implantación definitiva del Orion-Clinic ha dado lugar al “hospital sin papeles”, que permite no sólo prescindir del papel, sino la desaparición de su logística, distribución y almacenamiento. Otras ventajas que conllevan las TIC serán la reducción de la repetición de pruebas, ya que los centros podrán compartir la información a distancia; la telemedicina, que facilita al paciente el acceso a servicios remotos y le evita desplazamientos innecesarios; la mejora la seguridad de los pacientes y la disminución de errores.

CENTRAL DE COMPRAS

Otras de las aplicaciones de las nuevas tecnologías en la sanidad valenciana ha sido la Central de Compras o los episodios procesados gracias a la aplicación informática COMPÁS en el último año. Con esta herramienta se obtiene más información para gestionar el sistema de financiación capitativa, identificando los intercambios que generan compensación entre departamentos.

Respecto al uso eficiente de los recursos, cabe destacar la racionalización de la prescripción farmacéutica, a través de la utilización de las guías fármacoterapéuticas, la prescripción por precio menor de los 50 principios activos más significativos o la extensión a toda la Comunitat de la receta electrónica.

Para Gregorio Gómez Soriano, la mejora de la productividad y la eficiencia derivada del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) tiene que ver con su capacidad para optimizar la gestión y organización del tiempo, facilitar la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios, mejorar la utilización de los recursos, apoyar la toma de decisiones adecuadas, impulsar la mejora de los procesos e incrementar la seguridad en la asistencia.

Laplanaaldia.com [en línea] Vila-real (España): laplanaaldia.com, 27 de octubre de 2010 [ref. de 28 de octubre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.laplanaaldia.com/vila-real/noticias/…



Aprobado un incremento de la dotación económica para el programa “Sanidad en Línea”

25 10 2010

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy incrementar en 995.247,40 euros la dotación económica de la ampliación del convenio marco para el desarrollo de servicios públicos digitales del Sistema Nacional de Salud, programa “Sanidad en Línea Fase II”.

El Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud, en el marco del Plan Avanza, contempla entre sus grandes áreas de actuación, la utilización de las tecnologías de la información para mejorar la atención sanitaria a los ciudadanos, ha informado el Gobierno.

En un sistema sanitario descentralizado territorialmente, como es el caso del español, en el que 4,5 millones de personas reciben cada año atención médica en una Comunidad Autónoma distinta de la suya, es necesario extender los beneficios proporcionados por las TIC respecto de la información clínica a nivel nacional y no limitarlos a la demarcación territorial de cada servicio de salud.

Una de las estrategias previstas para el desarrollo del Plan de Calidad es el proyecto denominado “Sanidad en Línea”.

Para el desarrollo operativo de este proyecto se firmó en noviembre de 2005 un primer convenio marco (Fase I) entre el Ministerio de Sanidad y Consumo, el de Industria, Turismo y Comercio y la entidad pública Red.es.

La fase II del proyecto se inició el 2 de junio de 2009 con la firma entre las mismas partes de un nuevo Convenio Marco de colaboración, centrado especialmente en la implantación del proyecto de Historia Clínica Digital, posibilitando el intercambio de información clínica entre los profesionales de la salud de diferentes dispositivos asistenciales y Comunidades Autónomas.

Transcurrido apenas un año, la complejidad que ha adquirido la actividad relacionada con el proyecto de Historia Clínica Digital ha puesto de relieve la necesidad abordar tareas sobrevenidas en la fase inicial.

Entre ellas, figura la implantación de un vocabulario clínico normalizado que permita la interoperabilidad semántica en el Sistema Nacional de Salud, así como en la Unión Europea, a fin de que, en la fase actual del proyecto Historia Clínica Digital puedan hacerse efectivos los objetivos del convenio.

Puede consultar el convenio “Sanidad en Línea Fase II” aquí.

Adn.es [en línea] Madrid (España): adn.es, 23 de octubre de 2010 [ref. de 25 de octubre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.adn.es/lavida/20101022/NWS-0909-Aprobado-Sanidad-Linea-incremento-economica.html



Estée Lauder contra el cáncer de mama

21 10 2010

“Conectar. Comunicar. Vencer. Prevenir el Cáncer de Mama de una vez por todas. Lleve un Lazo Rosa y Compártalo” es el lema de la nueva Campaña contra el Cáncer de Mama que presenta Estée Lauder. La marca continúa la misión emprendida en 1992 por Evelyn Lauder, vicepresidenta del grupo, cuando colaboró en la creación del Lazo Rosa y puso en marcha la campaña de lucha contra el cáncer de mama.


La provocativa imagen de la campaña de este año ha sido diseñada por James Gager (Director Creativo de M·A·C) y Toni Lakis (Vicepresidente de Diseño de M·A·C), y fotografiada por Michael Thompson. La campaña anima a mujeres y hombres a conectar con todas las personas que conocen y comunicarles la importancia de la detección precoz. La llamada de Evelyn Lauder pretende acabar con esta enfermedad y vencerla de una vez por todas.

“Cuando inicié la campaña, el cáncer de mama era una tema del que apenas se hablaba. Ahora, no sólo se habla y se escribe sobre el mismo, sino que numerosas personalidades, políticos y mujeres que han padecido la enfermedad se han sumado a nuestra causa para crear un mundo sin cáncer de mama. Todos nosotros estamos marcando una auténtica diferencia. Las mujeres deben saber que si se detecta pronto, el cáncer de mama se cura en un 98% de los casos. Por eso ahora, más que nunca, necesitamos que nuestras voces se escuchen muy alto en todo el mundo”

Según Elizabeth Hurley, modelo de Estée Lauder y portavoz de la campaña contra el cáncer de mama: “Hay mucha falta de información sobre el cáncer de mama y es fundamental que las mujeres se hagan revisiones regularmente… Deberíamos decir a todas las mujeres que conocemos, ya sean madres, abuelas, hermanas, hijas o amigas, que tienen que ir a ver a su médico ante cualquier duda y hacerse mamografías cada año si tienen más de 40. No lo dejes para otro año”.

En 1992, Evelyn Lauder impulsó la creación del Lazo Rosa para ayudar a difundir un mensaje de concienciación y prevención en la lucha contra el cáncer de mama. Desde entonces se han repartido casi 110 millones de Lazos Rosas en los puntos de venta de las marcas del grupo Estée Lauder. El mensaje es simple: la detección precoz y el tratamiento del cáncer de mama salva vidas.

Durante todo el mes de octubre de 2010 la nueva Campaña de Lucha contra el Cáncer de Mama de la marca quiere llegar a más de 2 billones de personas en más de 70 países.

Se pondrá a la venta una edición limitada de 13 “productos rosas” de las marcas del grupo Estée Lauder para recaudar fondos en la lucha contra el cáncer de mama. Esta recaudación se donará a The Breast Cancer Research Foundation para financiar la prevención y el tratamiento del cáncer de mama. Más de 85 céntimos de cada dólar donado a la fundación se destinarán directamente a los programas de investigación. Las marcas que colaboran en España son: Aveda, Bobbi Brown, Clinique, Darphin, Donna Karan Cosmetics, Estée Lauder, La Mer y Origins.

Las marcas del grupo Estée Lauder repartirán de forma gratuita Lazos Rosas y Marca-páginas. Impulsora de esta iniciativa, Evelyn Lauder ha repartido, en más de 15 años, millones de Lazos Rosas a través de los puntos de venta de las firmas del grupo en más de 70 países. En España se reparten cada año cerca de 250.000.

Los Lazos Rosas y los Marca-páginas estarán disponibles del 1 al 31 de octubre de 2010 en todos los puntos de venta de Estée Lauder, Clinique, Donna Karan Cosmetics, La Mer, Bobbi Brown y Origins de El Corte Inglés, en Aveda Salon&Spa, así como en perfumerías y farmacias seleccionadas.

Más de 200 monumentos y paisajes de todo el mundo se iluminarán de rosa para lanzar un mensaje de esperanza y concienciación. En algunos lugares del mundo, la iluminación se sustituirá por lazos rosas gigantes realizados con globos, velas, camisetas u otros objetos, con el fin de llamar la atención y recordar a las mujeres la importancia de la detección precoz. El aeropuerto JFK de Nueva York, el London’s City Hall en Reino Unido, o la N Seoul Tower en Corea son algunos de los monumentos y lugares que se iluminaron de rosa el año pasado. Desde el año 1999, monumentos emblemáticos de todo el mundo se iluminan de rosa en octubre, gracias a esta iniciativa.

Europapress.es [en línea] Madrid (España): europapress.es, 6 de octubre de 2010 [ref. de 21 de octubre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.europapress.es/chance…



Mejora la percepción de la sociedad española sobre la ciencia y la tecnología

18 10 2010

Fueron entrevistados más de 7 mil mujeres y hombres mayores de 15 años en todas las CC.AA. Por primera vez la salud y la medicina aparecen como los temas que más interesan a la población española, por encima de los deportes. Aumenta significativamente la cantidad de españoles que creen que la ciencia tiene más beneficios que perjuicios y diminuye el número de personas que manifiesta que la ciencia no les interesa. El interés por la ciencia es mayor en jóvenes y disminuye a medida que aumenta la edad. Los dos grupos profesionales mejor valorados por los españoles son los médicos y los científicos. Cataluña, Madrid, País Vasco, Navarra y Aragón, las comunidades más interesadas en ciencia y tecnología.

Un hombre joven, con estudios universitarios y que vive en una ciudad mayor de 1.000.000 de habitantes. Este es el perfil de las personas que muestran mayor interés por la ciencia y la tecnología, según la IV encuesta Nacional de Percepción social de la Ciencia y la Tecnología realizada por SIGMADOS para la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

El estudio, llevado a cabo a nivel nacional con entrevistas a más de siete mil personas, refleja que el grado de interés por la Ciencia y la Tecnología es mayor en las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid, País Vasco, Navarra y Aragón. Por el contrario, las Comunidades que menos interés demuestran por temas científico tecnológicos son Murcia, Asturias, Extremadura, Andalucía y Castilla-León.

La FECYT ha llevado a cabo en total cuatro encuestas nacionales en 2002, 2004, 2006 y 2008. Al igual que en las tres anteriores investigaciones el objetivo principal de este estudio ha sido determinar la forma en que la sociedad española percibe la ciencia y la tecnología.

En relación a los datos obtenidos en encuestas anteriores, en la de 2008 se aprecia un aumento del nivel de interés e información que los encuestados dicen tener sobre la ciencia y la tecnología. El porcentaje de personas que asegura que no le interesa la ciencia ha disminuido respecto a 2006 del 36,6% al 31,7% aunque “No lo entiendo” sigue siendo el principal motivo que justifica su ausencia de interés.

En esta encuesta se ha producido un aumento significativo del número de ciudadanos que piensan que los beneficios de la ciencia y la tecnología son mayores que sus perjuicios (del 44,8% de las respuestas en 2006 al 53,4% en 2008), así como una mejora significativa en el nivel de percepción de la educación científico-tecnológica recibida. Desde el año 2004 al 2008 disminuye en un 20% las personas que creen que su educación científica ha sido baja o muy baja (del 65,5% al 45,8%). También aumenta el porcentaje de personas que considera “normal” la educación científica y técnica recibida: 45,4% frente al 35,1% de 2006.

Otro indicador de evolución positivo es que disminuye de forma significativa el número de personas que cree que España está más atrasada respecto a Europa en investigación. Frente al 55,1% que opinaba esto en 2004, en 2008 lo cree el 46,2% de los encuestados. Además, el 9,8% de personas que en 2006 pensaba que España estaba más adelantada que el resto de Europa se ha convertido en un 11,1% en 2008.

Intereses y fuentes informativas. Los intereses informativos varían en función del sexo. Los hombres citan más los temas relacionados con la ciencia y la tecnología que las mujeres (un 13.1% de ellos frente al 6.1% de las mujeres). La medicina y la salud encabezan la lista de preferencias de ellas (35.2%) y en conjunto aparecen, por primera vez, como los temas más citados por los encuestados (28%).

La fuente de información que citan mayoritariamente todos los encuestados es la televisión (82,3%), pero cuando se analizan las respuestas por segmentos de edad se aprecia la gran presencia de Internet como fuente de información para jóvenes entre 15 y 24 años (61,6%) y de 25 a 34 años (50,4%). Sin embargo, un gran porcentaje de encuestados considera que la prensa, la televisión y la radio dedican una atención “insuficiente” a la información científica. Así lo cree el 62,1% sobre la prensa gratuita, el 46,1% acerca de la prensa de pago, el 48,5% acerca de las radios y el 50,3% acerca de la televisión.

Financiación y sectores. Más de un tercio de los encuestados cree que la financiación de la ciencia y la tecnología debe recaer en la administración central. Casi el 25% cree que debe provenir de la UE y sólo un 2,8% cita a las empresas privadas.

En cuanto a los sectores a los que debería destinarse el esfuerzo de investigación en el futuro, destaca el aumento de respuestas que mencionan las fuentes energéticas (un 5% más que en 2006) y el medio ambiente (4% más en 2008 que en 2006). Un dato que se mantiene respecto a la encuesta de 2006 es que la gran mayoría (más del 79%) cree que el esfuerzo de investigación debería destinarse a medicina y salud.

Más información en la web del Observatorio Español de la Innovación y el Conocimiento (ICONO)

Fecyt.es [en línea] Madrid (España): fecyt.com, 8 de octubre de 2010 [ref. de 18 de octubre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.fecyt.es/fecyt/detalle.do?elegidaNivel1=;SalaPrensa&elegidaNivel2=



Consulta médica por Internet en las cárceles

14 10 2010

Los servicios sanitarios de las tres cárceles vascas -Basauri, Martutene y Nanclares de Oca- se convertirán en ambulatorios que funcionarán como cualquier otro centro de salud de la red pública. Y las nuevas tecnologías jugarán un «papel muy importante» en ese cambio. La primera medida que el Departamento de Sanidad va a poner en marcha permitirá que los médicos de las prisiones puedan acceder a las historias clínicas de sus pacientes en el sistema informático de Osakidetza. «De esta forma, dispondrán de su historial completo como cualquier otro facultativo de Atención Primaria», según precisó ayer el viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández.

Otro «paso fundamental» será la implantación antes de que finalice el año de las teleconsultas -a través de cámaras web- entre los tres centros penitenciarios y sus hospitales de referencia para evitar que tanto los médicos como los presos tengan que desplazarse al complejo sanitario cada vez que tengan una duda. «Trasladar a un interno de la cárcel a un hospital para una consulta es un proceso complicado que ahora pretendemos solventar, al menos en parte», señaló el viceconsejero.

Elcorreo.com [en línea] Álava (España): elcorreo.com, 8 de octubre de 2010 [ref. de 14 de octubre de 2010] Disponible en Internet:



Nuevos retos tecnológicos en biorobótica e ingeniería de rehabilitación

11 10 2010

Josep M. Font Llagunes

CREB – Centre de Recerca en Enginyeria Biomèdica

Universitat Politècnica de Catalunya

http://www.creb.upc.es

La investigación en productos tecnológicos que tengan por finalidad la mejora de la calidad de vida de la población es actualmente estratégica en los planes de investigación y desarrollo (I+D) de muchos países desarrollados. Es por este motivo que cada vez hay más grupos, tanto de universidades como de empresas privadas, que se dedican a proyectos relacionados con el desarrollo de robots humanoides que imitan el movimiento humano (biorobots), o de dispositivos para rehabilitar el movimiento de personas con alguna patología del aparato locomotor. A pesar de la gran cantidad de tiempo y capital humano invertido en estas áreas, aún quedan muchos retos tecnológicos para alcanzar.

En el ámbito de la robótica humanoide, hay dos enfoques claramente diferenciados. El más clásico tiene por finalidad la construcción de robots muy versátiles, que pueden llevar a cabo muchas tareas, pero que por otra parte les falta autonomía debido al elevado coste energético necesario para garantizar la estabilidad de los diferentes movimientos. El enfoque más actual se basa en la construcción de robots que tienen un coste energético muy similar al de la marcha de las personas (limit cycle walkers), lo que favorece su autonomía, pero que por el contrario ofrecen muy poca versatilidad; de hecho, sólo están preparados para caminar. En la actualidad, un reto muy importante es el diseño y desarrollo de “robots híbridos” que combinen los dos enfoques anteriores. Es decir, se debe alcanzar un compromiso entre autonomía energética y versatilidad. Desarrollar robots con mucha autonomía de baterías y, a la vez, suficientemente estables es el objetivo final que deben tener en mente los diseñadores de robots.

En el terreno de la ingeniería de rehabilitación, cada vez hay más investigación en “neurorobótica”, la ciencia que estudia la interacción entre el sistema nervioso central y los sistemas robóticos de asistencia. Sin embargo, el diseño de la mayoría de dispositivos ortésicos todavía se realiza a partir de unas especificaciones dadas, y su control se ajusta por prueba y error haciendo tests sobre el propio paciente. El gran reto es desarrollar herramientas informáticas que permitan simular de forma virtual la dinámica de interacción entre la ortesis diseñada y la persona. De esta manera mejoraría la calidad de vida del paciente, ya que no se le debería molestar tantas veces, y se ahorraría tiempo tanto de médicos e ingenieros, como del mismo paciente. Estas herramientas permitirían, además, ensayar diferentes estrategias de control de los dispositivos y sus efectos sobre el movimiento del paciente. Otro reto muy importante es desarrollar dispositivos de asistencia que sean cómodos y ergonómicos, y que garanticen un coste metabólico bajo del paciente.

Dada la complejidad del estudio de la interacción entre el cuerpo humano y los dispositivos artificiales de asistencia, la consecución de los retos anteriores requiere de equipos muy multidisciplinares en los cuales convivan profesionales del ámbito de la salud (médicos, ortopedas, etc.) con profesionales del sector tecnológico (ingenieros mecánicos, robóticos, de control, electrónicos, biomédicos, informáticos, etc.). La buena coordinación y comunicación entre dichos profesionales son aspectos fundamentales a tener en cuenta para asegurar el éxito de los proyectos.



La comunicación médico-paciente, clave para una mejor recuperación

7 10 2010

Casi el 30% de los españoles echa en falta una buena comunicación con su médico, factor esencial para un tratamiento eficaz del paciente. Internet y las nuevas tecnologías pueden servir de mucha ayuda.

Comunicarnos bien con los profesionales de la salud no siempre es fácil. Y no sólo depende de ellos. A veces es por pudor por nuestra parte, por la carga emocional que nos genera estar enfermos, porque se nos olvida comentar o preguntar algo durante la consulta…

Sin embargo, existen evidencias científicas que demuestran que la complicidad entre paciente y médico mejora los resultados de los tratamientos, refuerza la salud emocional, reduce los síntomas y ayuda a controlar mejor el dolor. Desde la OCU, piensan que la buena comunicación es un factor esencial y que hay que hacer todo lo posible por mejorarla. Y, sobre todo en nuestros días, en los que tan extendidas están muchas enfermedades crónicas que requieren largo seguimiento y un estrecho trato personal, como la obesidad, la diabetes o los problemas cardiovasculares. Los resultados de una encuesta realizada por la OCU muestran algunos puntos débiles que deberían llevar a reflexionar, tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes.

La comunicación, para muchos, positiva
A los encuestados les hemos preguntado por el profesional sanitario con el que más han tratado en los dos últimos años. En el 59% de los casos se trataba del médico de familia.  Los resultados nos muestran que casi hay un 70% de españoles que se comunica bien con el profesional sanitario al que han acudido con más asiduidad.

Otro dato interesante: que el paciente y el profesional tengan el mismo género mejora la calidad de la comunicación. En general, las mujeres del sector sanitario obtienen mejores puntuaciones que sus colegas varones en este apartado. Existen también diferencias en la opinión respecto a los distintos tipos de profesionales. Los médicos propiamente dichos, tanto los de la familia como los de otras especialidades, salen peor parados que otros profesionales de la salud, como enfermedades, dentistas, psicólogos o fisioterapeutas.

Los datos también demuestran que los encuestados se sienten más satisfechos con la comunicación con su médico cuando las consultas están en centros privados que cuando están en los públicos.

Mejor cuando el médico no es autoritario
Queda comprobado que el estilo de los profesionales sanitarios influye mucho en cómo los perciben los pacientes y en cómo se comunican con ellos. Así, cuando el profesional valora y promueve la autonomía del paciente, otorgándole un papel más activo en la toma de decisiones sobre su propia salud, la comunicación mejora. De esta manera se refuerza, además la llamada alianza terapéutica, que es la relación de colaboración que se establece entre el médico y el paciente para lograr los objetivos terapéuticos.

Por el contrario, un estilo autoritario o controlador, en el que el paciente es el sujeto pasivo de las decisiones del médico, empeora la comunicación y, al final, la satisfacción.

Pues bien, un tercio de los españoles señala que su médico encaja con un perfil controlador o autoritario. Los profesionales de la sanidad privada en comparación con los de la sanidad pública suelen promover más la autonomía del paciente y son menos autoritarios.

La adherencia al tratamiento no es alta
Por las respuestas obtenidas en nuestro estudio, más de la mitad de los españoles están insatisfechos con la medicación que les han recomendado tomar. Esto puede explicar por qué únicamente el 52% tiene una “adherencia” al tratamiento en general. Los dos factores que más influyen en la mejora de esa adherencia son que el paciente perciba que la medicación es efectiva y que no le produzca efectos adversos.

¿Qué más promueve la adherencia? El estilo del profesional, la calidad de la comunicación, los precios de los medicamentos. La comunicación a su vez mejora la percepción de una mayor efectividad de los medicamentos. En cuanto a los precios, casi el 40% de los encuestados se declara muy insatisfecho con el precio de los medicamentos.

La salud y actitud del paciente son claves
La comunicación es cosa de dos. Por eso las características del paciente influyen de manera determinante en su comunicación con el médico. La encuesta de la OCU revela que más del 20% de los encuestados tiene una actitud negativa hacia los médicos en general. Este grupo tiende a estar menos satisfecho con el profesional sanitario al que más consulta, percibe que la comunicación que mantiene con él es de peor calidad y no muestra una buena adherencia.

Uno de cada cinco españoles considera que su estado de salud es de regular a malo. Precisamente estas personas que tienen una percepción más negativa de su salud se comunican peor con el profesional de la salud. Lo mismo les sucede a los que han declarado que tienen algún problema de salud crónico.

Las nuevas tecnologías gustan
Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (Internet, correo electrónico, SMS, tarjeta sanitaria electrónica…) tienen una importancia decisiva en el ámbito de la sanidad. Una de sus posibilidades más interesantes es la de abrir nuevos cauces, más rápidos y cómodos, para el acceso del ciudadano a los profesionales de la salud. Y la mayoría ve más ventajas que inconvenientes en aplicar estas nuevas tecnologías.

Otra cosa es el uso real que se hace de ellas. En los últimos 12 meses, más de la mitad de los encuestados recurrió a Internet para obtener por su cuenta información sobre salud. Sin embargo, son bastantes menos los que se valen de la Red para hacer otras gestiones. Por ejemplo, en muchas comunidades autónomas es posible pedir cita a través de Internet.

Despiertan temores
En la encuesta se ve que hay temores respecto a las nuevas tecnologías y la confidencialidad de los datos personales. En el caso concreto de Internet, un 15% opina que su uso va a ir acompañado de un incremento en el número de errores o accidentes médicos. Además, casi el 20% cree que podría incluso perjudicar la calidad de la relación entre el profesional sanitario y el paciente.

En cualquier caso, merece la pena impulsar las nuevas tecnologías porque abren nuevas posibilidades de mejora de la calidad de los servicios sanitarios.

 

Hola.com [en línea] Madrid (España): hola.com, 1 de octubre de 2010 [ref. de 7 de octubre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.hola.com/actualidad/2010100145759/OCU/comunicacion/medico/1/



Sra ESCALA: Médico busca socio 2.0 en el sistema sanitario

4 10 2010

Elena Escala Sáenz

Redactora Jefe de Diariomedico.com

Aunque surgió en la década de los 70, hemos tenido que esperar hasta el siglo XXI para que el concepto de empowerment o empoderamiento se popularice.

En el terreno sanitario se habla principalmente del paciente empoderado; es decir, del paciente con capacidad y recursos para gestionar adecuadamente su salud, tomar decisiones y participar en las instituciones sanitarias. Pero, ¿existe el médico empoderado?

Tradicionalmente la responsabilidad sobre asuntos de salud ha recaído en el profesional sanitario y en las instituciones. Se asumía que el ciudadano no tenía interés o no estaba capacitado para el manejo de los asuntos de salud. Simplemente recibía un diagnóstico y un tratamiento sin replicar, y en ningún momento se planteaba la posibilidad de que pudiera opinar, criticar o participar en la toma de decisiones.

Ya queda poco de este modelo paternalista, pues el proceso de empoderamiento del paciente nos está llevando a un nuevo modelo consultivo y participativo en el que el ciudadano tiene más acceso a la información médica, más autonomía y, sobre todo, mayor preparación para interpretar la información médica.

El paciente empoderado se está dotando de las herramientas necesarias para la gestión de su salud apoyándose, principalmente, en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y en las redes sociales. Miles de personas organizadas en internet intercambian experiencias personales y terapéuticas, y buscan en el profesional sanitario un aliado para validar los conocimientos adquiridos y gestionar mejor su salud.

Algunas instituciones han entendido bien este proceso y, aunque no del todo convencidas, en un ejercicio de tolerancia han puesto al servicio del paciente herramientas de participación, valoración y de gestión que dan más transparencia al proceso de salud, convirtiendo al paciente en un partner del sistema sanitario.

Sin embargo, al médico español le está costando mucho más trabajo empoderarse y convertirse en un partner del sistema sanitario. Mientras el paciente gana autonomía, el médico se siente cada vez más limitado en su capacidad para elegir profesión o especialidad, en su acceso a la tecnología, a la hora de prescribir y de decidir o controlar el tiempo dedicado a sus pacientes.

El empoderamiento de la profesión médica dentro del sistema sanitario parece mucho más compleja, costosa y, según algunos, peligrosa, por lo que las iniciativas que dotan de poder y autonomía al médico escasean.

Las bajas expectativas de encontrar un partner en el sistema sanitario ha obligado a muchos médicos a innovar con iniciativas individuales y privadas para mejorar su práctica profesional e incluso para aliviar la carga asistencia en su consulta.

El médico está buscando fórmulas que le den más control en la organización y en la ejecución de su trabajo; está estableciendo un diálogo personal con el paciente mediante la prescripción de links y el seguimientos por correo electrónico, Twitter o Facebook; está enseñando y divulgando a través de blogs e incluso une su voz a la de otros colegas en proyectos innovadores.

Los médicos, al igual que los pacientes, se están organizando en torno a las TIC para influir en las políticas de salud pública, para mejorar su práctica clínica, la organización y la gestión de las institutciones en las que trabajan, creando así una nueva forma de trabajo.

Y todo esto resulta del esfuerzo personal.

La Sanidad española no parece preparada para acoger a este nuevo profesional, apenas le dota de herramientas de gestión y lo que para algunos son iniciativas innovadoras, para otros no son más que ‘salidas de tono’ en un sistema extremadamente jerarquizado y burocratizado.

Pero soplan nuevos vientos y todos, incluso las instituciones sanitarias, estamos llamados a innovar en salud. ¿Conseguirá encontrar el profesional español un partner 2.0 en el sistema sanitario?