Deborah Rhodes: Una herramienta que detecta 3 veces más tumores de mama, y por qué no está disponible

31 03 2011

Deborah Rhodes es una experta en la gestión del riesgo de cáncer de mama. Trabajando con un equipo de físicos, la Dra. Rhodes ha desarrollado una nueva herramienta para la detección de tumores que es tres veces más eficaz que las mamografías tradicionales en mujeres con tejido mamario denso; una cámara de rayos gamma que puede ver los tumores que no llegan a percibirse con una mamografía. Esta máquina está siendo probada ahora por el director del Programa Ejecutivo de la Clínica Mayo de Salud (Minnesota).

Las consecuencias para la supervivencia de pacientes son interesantes. Entonces ¿por qué no hemos oído hablar de ella? Rhodes comparte la historia que hay detrás de la creación de la herramienta y la trama política y económica que impide su difusión.

Deborah Rhodes: Una herramienta que detecta 3 veces más tumores de mama, y por qué no está disponible

La mamografía sigue sin poder detectar la aparición temprana del cáncer de mama hasta en una de cada cuatro mujeres de 40 a 49. Y las mujeres con tejido mamario denso son de cuatro a seis veces más propensas a desarrollar cáncer que otras. Deborah Rhodes y sus colegas de la Clínica Mayo piensan que han encontrado una manera efectiva de evaluar a estos pacientes de alto riesgo: la proyección de imagen molecular.

Rhodes colabora con un físico nuclear y diferentes radiólogos para el desarrollo de una cámara de rayos gamma de doble cabeza, que puede capturar los tumores pequeños en el tejido denso. La nueva técnica, que completaría (no sustituiría) la mamografía, permite detectar una masa de dos quintas partes de una pulgada (2,5 cm) de diámetro. La proyección de la imagen molecular del pecho requiere que las pacientes se inyecten un medicamento radiactivo, pero es mucho más cómodo que la mamografía y se espera que cueste sólo un poco más.

TED.com [en línea] Nueva York (USA): TED.com, 31 de marzo de 2011 [ref. enero de 2011] Disponible en Internet:

http://www.ted.com/talks/lang/spa/deborah_rhodes.html



“El reto es saber cómo mantener la cartera de servicios sanitarios”

28 03 2011

Santiago Martín es socio de Everis desde 2004 y desde hace seis meses se encarga de la nueva división de salud. Esta consultora, muy activa en implantación de historias digitales y salud electrónica, ha apostado por el sector sanitario en España. También tiene como misión dirigir el proceso de internacionalización.

Pregunta. ¿Cuál es el futuro de la sanidad en España?

Respuesta. La inversión que ha habido en la cartera de servicios es muy amplia, lo que nos ha colocado en un nivel de sanidad excelente medido en términos de PIB. Ahora toca una reflexión sobre el modelo de cómo se van a prestar los servicios. En la situación actual, la sostenibilidad del sistema, la innovación de procesos y tecnológica van a tener un rol relevante. No veo que vaya a haber una reducción drástica en la cartera de servicios, porque básicamente es un pilar fundamental del país, junto a la educación. Lo que sí va a haber es una racionalización de las inversiones en innovación.

P. ¿Hasta dónde va a llegar ese replanteamiento?

R. Se va a buscar cómo el modelo puede ser sostenible con variaciones asistenciales. Hay que saber qué rol va a jugar el sector privado. Y además va a haber una exigencia y una identificación de los componentes tecnológicos que de verdad aportan valor a la sanidad.

P. ¿La incorporación de tecnología amenaza la sostenibilidad del sistema?

R. Ha habido una incorporación muy significativa tanto en tecnología médica como en TIC (tecnologías de la información y la comunicación), que nos ha llevado al nivel de calidad que tenemos. Es imposible que haya una inversión tan cuantiosa en los próximos años, porque los presupuestos públicos y privados no lo van a permitir. Esto llevará a nuevos modelos de participación privada en la prestación de servicios públicos. Además, se va a ser mucho más exquisito en la selección de los proyectos.

P. Pero precisamente ahora es cuando más tecnología existe.

R. Se va a ser selectivo. Por ejemplo, todas las comunidades autónomas han hecho un esfuerzo en las historias clínicas digitales. Y en distinto grado de penetración casi todas están automatizadas al 100%. La base ya está hecha. Las próximas tecnologías vendrán enfocadas a solucionar un problema de salud específico o a hacer el sistema más sostenible.

P. ¿Qué reformas necesita el sistema sanitario?

R. Para mí una reforma muy importante es una mayor integración entre la sanidad pública y la privada, que permitirá la sostenibilidad. Dependiendo de la comunidad autónoma, el nivel de separación entre lo que es el asegurador de la prestación sanitaria y lo que es el prestador, varía. Creo que va a haber una tendencia general a que parte de la asistencia vaya avanzando hacia la prestación privada. Eso no viola el principio de la universalidad de la sanidad. Simplemente habrá una separación entre lo que es el financiador, el asegurador y el prestador en sí.

P. ¿Cuáles son las tendencias en los avances tecnológicos sanitarios en el futuro?

R. Hay áreas en las que se va avanzar drásticamente. Todo lo ligado a los procesos crónicos tendrá un nivel de desarrollo muy intenso en los próximos años, que ya están consumiendo una parte muy importante de los recursos. También los canales de comunicación, de contenidos y servicios, entre los prestadores sanitarios y los ciudadanos. Así se le dará el poder real de decisión al ciudadano. Y quizá la tercera área de gran volumen será la integración entre niveles asistenciales y operadores, es decir que la primaria y la especializada se entiendan entre sí o que las redes de distintas comunidades autónomas puedan compartir información, y también entre los servicios públicos y privados.

El gran reto de verdad, sabiendo la situación económica en la que estamos, es saber cómo somos capaces de mantener la cartera de servicios actual incorporando la tecnología necesaria para mantener esa cartera de servicios y sin mayores capacidades de financiación. Con más dinero es inasumible.

P. ¿Existe integración entre las redes de las autonomías?

R. Están empezando a intercambiar información. Todavía está en una fase inicial. Las primeras comunidades ya se están integrando. Es de vital importancia. No tiene sentido duplicar pruebas, así la sostenibilidad no está asegurada.

P. ¿Cómo ven desde Everis la evolución del sector salud?

R. Probablemente salud y educación son los ámbitos donde ha habido menor recorte. Pero las tasas de inversiones en los últimos años, de dos dígitos, eran bastante relevantes. Ahora se va a producir una congelación o una mínima reducción. Los dirigentes públicos y privados tendrán que priorizar en qué se quieren gastar las nuevas inversiones.

Cincodias.com [en línea] Madrid (España):cincodias .com, 28 de marzo de 2011 [ref. 24 de marzo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.cincodias.com/articulo/paginas/reto-saber-mantener-cartera-servicios-sanitarios/20110324cdscyspag_3/



Entornos digitales para innovar en sanidad

24 03 2011

Podría parecer el quirófano de cualquiera de los hospitales que conforman la red sanitaria vasca, sin embargo, se trata de un laboratorio de investigación e innovación situado en las instalaciones de Vicomtech-IK4, en el Parque Tecnológico de Miramon de Donostia.

Este centro de investigación presentó ayer dos nuevos espacios en los que continuará su labor en pro de la innovación en el ámbito de la medicina digital. El primero de ellos simula un hospital con su propio quirófano de primera generación integrado dirigido al diseño de productos tecnológicos y el segundo, un hogar dotado con tecnología avanzada que pretende reproducir la interacción natural del usuario.

Los dos nuevos entornos permitirán utilizar las TICS (Tecnologías de Información y Comunicación) para desarrollar un sistema sanitario extendido, avanzado e inteligente. El laboratorio permite la investigación en un entorno más relajado y experimental con respecto al que pueda ofrecer un hospital real o una vivienda ya habitada por personas, para así poder validar nuevas tecnologías antes de que éstas sean trasladadas a la realidad.

Técnicos de VicomTech trabajan, ayer, en el quirófano integrado de última generación. (Foto: ruben plaza)

HOGAR DIGITAL Este espacio está compuesto por un salón que podría pertenecer a cualquier vivienda convencional, pero que se encuentra equipado con diferentes tecnologías de interacción avanzada que permitirán a los usuarios (están dirigidos principalmente a personas mayores o pacientes crónicos) gestionar su salud de manera más eficiente y segura.

Pantallas táctiles, cámaras web, sistemas de navegación por voz o sensores posibilitarán a los usuarios llevar a cabo sus ejercicios de rehabilitación, recibir consultas médicas sin salir de casa o informar en todo momento de sus movimientos a terceros.

El director general de Vicomtech-IK4, Julián Flórez, expresó que esta parte del laboratorio servirá para “validar” nuevas tecnologías. “Siendo honestos, podemos pensar en que la presencia generalizada de estas nuevas tecnologías en los hogares vascos se convierta en realidad en un plazo de diez años”, señaló.

HOSPITAL Y QUIRÓFANO El segundo ámbito inaugurado por Vicomtech-IK4, la creación de un hospital digital extendido orientado al profesional, tiene relación con su labor de investigación e innovación en el ámbito sanitario, en el que colabora con Biodonostia. En un primer vistazo, nada parece indicar que nos encontremos ante un hospital virtual, salvo el maniquí que se encuentra tumbado en la camilla del quirófano. Sin embargo, como afirma Flórez, “se trata de un lugar de entrenamiento de cirugía”.

Estos avances permitirán a los profesionales sanitarios trabajar en el diagnóstico, en la fase pre-operativa, en la intra-operativa, en la de rehabilitación y en la de tele-asistencia mediante la aplicación de novedosas tecnologías.

Este proyecto cuenta con una inversión que supera los dos millones de euros, financiados, en parte, por el Ministerio de Ciencia e Innovación, lo cual ha sido negociado por el Grupo Nacionalista Vasco y está recogido en los Presupuestos Generales del Estado del año 2010. La innovación en herramientas avanzadas para la práctica clínica diaria beneficiará a un amplio abanico de personas entre las que se encuentran: profesionales médicos, personas que requieren de seguimiento médico, personas mayores que desean permanecer en sus hogares, personas con limitaciones, centros sanitarios y hospitales, pymes que se verán beneficiadas por la producción de equipamiento y centros de referencia en investigación sanitaria.

El director general de Vicomtech quiso realzar el “mérito” que en la realización de este proyecto han tenido las personas de edad avanzada. “Hemos observado con curiosidad sus reacciones ante las nuevas tecnologías, gran parte del éxito que podamos alcanzar es suyo”, indicó.

Además, Flórez, preguntado sobre la dificultad de integrar estas tecnologías en personas de cierta edad, precisó que “no son las personas las que han de adaptarse a la tecnología, sino la tecnología la que tiene que hacerlo. Se trata de tecnología no invasiva”.

noticiasdeguipuzkoa.com [en línea] Donostia (España): noticiasdeguipuzkoa.com, 24 marzo de 2011 [ref. 23 de marzo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2011/03/23/sociedad/euskadi/entornos-digitales-para-innovar-en-sanidad



El éxito de TuDiabetes.org y Estudiabetes.org en EEUU

21 03 2011

A finales del año 2002, Manny Hernández, ingeniero de origen venezolano y con residencia en Estados Unidos, fue diagnosticado de diabetes tipo 1. Dicho diagnóstico conllevó un fuerte cambio en la vida de Manuel, alteración de rutinas, medicamentos… En el año 2005 empezó a usar una bomba de insulina. Para aprender más sobre el manejo del dispositivo se unió a un grupo de pacientes de Orlando que los usaba. Dicha reunión fue una experiencia muy gratificante en la que aprendió mucho de la mano de otros pacientes expertos en el uso de la bomba.

Esa reunión de pacientes fue la que le inspiró en parte para crear un grupo en las redes sociales de Internet. En 2007 decidió dar el paso: la red se basa en la plataforma Ning, que permite a los usuarios crear sus propias redes sociales sin la necesidad de invertir en infraestructura (i.e. servidores).

TuDiabetes nació con el objetivo de “ser un espacio en la web en el que los miembros nos ayudamos unos a otros, nos educamos y compartimos los pasos que hay que dar cada día para permanecer sanos viviendo con esta seria enfermedad”. En la actualidad la red ha crecido enormemente, pasando a tener más de 6.000 usuarios en la versión en castellano (EsTuDiabetes.org) y 12.000 en la inglesa.

Los miembros de la red social pueden participar en foros o crear sus propios blogs. Además, tienen la posibilidad de compartir vídeos, fotos e invitaciones a eventos, entre otros. La red está autogestionada por multitud de voluntarios que se encargan de moderar foros, dar la bienvenida a nuevos usuarios e incluso desarrollar aplicaciones e integrar la plataforma con otros canales (Facebook, Twitter).

Una de las características más interesantes de TuDiabetes es el fomento de la creatividad. Por ejemplo, sus miembros han desarrollado campañas de sensibilización mediante concursos artísticos usando materiales para el control de la diabetes. Esas iniciativas forman parte de la Diabetes Hands Foundation, creada desde la red social para sensibilizar a la población general. Un ejemplo es la campaña Word In Your Hand en la que los pacientes realizaban fotos de la palma de su mano, en la que debían escribir una palabra que exprera sus sentimientos viviendo con diabetes.

Desde un punto de vista tecnológico, la principal novedad de esta red social es su integración con otras plataformas, en gran medida debido a la disponibilidad de librerías abiertas que permiten crear aplicaciones. Gracias a ello la plataforma está sincronizada con YouTube, Facebook, Flickr y quizás en un futuro esté integrada con historias de salud personal (PHR, en inglés), tales como Google Health e Indivo Health.

diariomedico.com [en línea] Madrid (España): diariomedico.com,  La nueva sanidad y los nuevos pacientes en la Web 2.0. [ref. 21 de marzo de 2011] Disponible en internet (documento en PDF): La nueva sanidad y los nuevos pacientes en la Web 2.0.



HCSMEU, conversaciones sobre salud 2.0

17 03 2011

Healthcare Social Media in Europe (HCSMEU), #hcsmeu en Twitter, es una comunidad formada por personas que confían en los medios sociales para mejorar la sanidad en Europa.

Esta comunidad fue creada en agosto de 2009 por la suiza Silja Chouquet, propietaria de una agencia especializada en los medios sociales (whydot GmbH), y el inglés Andrew Spong, director editorial de Nexus (de P\S\L Group). Les unió la confianza que ambos dipositan en los medios de comunicación social, que entienden que son y serán el motor de cambio hacia una sanidad mejor.

Así, pues, Chouquet, Spong y los demás miembros de la comunidad comparten la convicción de que los medios de comunicación social tienen el potencial para aumentar la focalización de la investigación médica, mejorar la calidad y la prestación de la atención; y también facilitan la educación del paciente y su empoderamiento. En la actualidad HCSMEU está formada por profesionales sanitarios, e-pacientes, representantes de compañías farmacéuticas, agencias de comunicación médica y proveedores de servicios sanitarios, entre otros. Y su objetivo es, precisamente, caminar hacia la consecución de los retos numerados.

HCSMEU, introduction

La representación española de HCSMEU se denomina HcsmeuES (Health Care Social Media Europe capítulo España). Sus miembros se encuentran semanalmente en Twitter para intercambiar ideas y conocimientos relacionados con la salud 2.0. Desde el 14 de abril del 2010 dichos encuentros se celebran los martes de 16 a 17h bajo el hashtag #hcsmeuES. Todas las conversaciones, que ya superan la cuarentena, son transcritas y publicadas aquí. Además HcsmeuES ha puesto en marcha un proyecto llamado wikisanidad, que reúne recursos online de salud 2.0 en castellano.

Los próximos días 1 y 2 de abril HcsmeuES celebrará su primera reunión no virtual en Barcelona. Las inscripciones ya están cerradas, pero de todas formas aquí puede consultarse el programa de actividades.



No innovar aceleraría la extinción de la raza humana

14 03 2011

“Curar a veces, aliviar a menudo y consolar siempre”. Alejandro Jadad, fundador del Centro para la Innovación Global en eSalud del Hospital General de Toronto (Canadá), evoca este pensamiento antiguo y sabio sobre el propósito esencial de la medicina. Él pretende lograrlo exprimiendo todo el potencial que ofrecen las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Ahora más que nunca, los adelantos están física y virtualmente presentes. Se trata de dar la vuelta de tuerca adecuada para poder ponerlos al servicio de la salud. Porque, al fin y al cabo, de eso se trata: de vivir más y sentirse mejor sin destruir la economía.

Pregunta.- Tabletas, teléfonos inteligentes, internet, redes sociales… ¿Cómo pueden ayudar a nuestra salud?

Respuesta.- Existen múltiples posibilidades. Podemos distinguir, por lo menos, entre tres tipos no tradicionales de eHealth dependiendo del entorno: industrial o institucional, social o comunitario y glocal (global y local). La primera se está desarrollando muy bien en la India.

P.- ¿Nuevas tecnologías en la India? ¿Cómo es posible con el coste que suponen?

R.- La forma con la que está cayendo el coste de la tecnología ha permitido la llamada innovación en vía contraria. Muchos países pobres están convirtiéndose en focos de creatividad. En la India hay ejemplos que ilustran cómo se puede propiciar la eficiencia. Han aceptado que los hospitales deberían comportarse como fábricas, con una clara división del trabajo y con dispositivos que optimizan el flujo de pacientes y de actos médicos. Como no se desperdician recursos, es más rentable. Están ofreciendo el trío ideal: mayor cobertura, con mejores resultados y a menor precio. Algunos están agregando un cuarto elemento: buen servicio hotelero, para evitar que se deshumanice la atención.

P.- Cuantos más ordenadores, robots y demás tecnologías implicadas en el cuidado de la salud, ¿más riesgo de deshumanizar?

R.- Sí, y no debería ser así. Los humanos somos geniales creando herramientas que pueden ofrecer grandes beneficios pero también solemos acabar haciendo un mal uso de las mismas. En la mayoría de los casos las convertimos en armas de auto-destrucción muy pronto.

P.- ¿Y cómo se puede evitar?

R.- Ésa es la función social de la eSalud. Que las nuevas tecnologías movilicen a la familia y a la comunidad para aliviar y consolar a los pacientes. Eso es esencial, sobre todo porque hemos ganado en esperanza de vida. Ahora los españoles pueden vivir más de 80 años. Sin embargo, este incremento no se ha reflejado en una mayor calidad de vida.

P.- Es lo que les ocurre a los enfermos crónicos…

R.- Sí, es como si estuviéramos sufriendo la maldición de Títono, un personaje de la mitología a quien Júpiter hizo inmortal pero no impidió que envejeciera y que sufriera las enfermedades propias de la edad. En España, por lo menos el 60% de los recursos del sistema sanitario se emplean para pacientes crónicos, con diabetes, demencia o artritis, que sufren pero no pueden curarse. Desafortunadamente, la mayoría de los programas de formación para profesionales sanitarios continúan enfocándose en el diagnóstico y la curación de enfermedades.

P.- ¿Las redes sociales podrían ser una buena ayuda?

R.- Nuestros estudios en Canadá indican que las dos razones más importantes para el uso de herramientas como Facebook, Tuenti o Twitter es el intercambio de información y los consejos sobre el control de síntomas o el manejo de los efectos secundarios de medicamentos.

P.- La telemonitorización suele ser una alternativa muy recomendada en estos casos.

R.- Es mucho más que las consultas virtuales. Nosotros, por ejemplo, estamos formando a jóvenes para que puedan ayudar a estas personas más dependientes. Hemos creado una red social de apoyo y de navegación del sistema sanitario (Youth4Health) con la que se accede a servicios médicos o sociales. En otra iniciativa pretendemos activar a los propios pacientes, sobre todo a los más jóvenes. Es el caso de Bant, una aplicación para el iPhone que permite a los diabéticos monitorizarse con un teléfono móvil inteligente.

P.- ¿Y cuál es ese tercer uso de la eSalud que enumeraba antes?

R.- ¿El glocal? Surge de unir las palabras global y local. Básicamente, consiste en aprovechar el potencial de internet y los nuevos dispositivos para unir esfuerzos. Se trata de ayudar a nuestra comunidad beneficiándonos de los mejores recursos disponibles en el ámbito global. De igual forma, innovaciones creadas a nivel local pueden compartirse con otras regiones del mundo.

P.- ¿Y de quién depende poner todos estos engranajes a punto?

R.- De todos nosotros. Aun así, es como si estuviésemos en un proceso de negación de la realidad. Debemos convertirnos en humanodos, nodos humanos comprometidos a colaborar para transformar no sólo el sistema sanitario, sino también el trabajo y el aprendizaje. Asimismo, es básica nuestra convivencia con el resto del planeta. Si no innovamos aceleraremos la extinción de la raza humana.

P.- ¿No tiene la sensación de que esta avalancha de tecnología es difícil de asumir y, en el fondo, se termina recurriendo a los métodos de siempre?

R.- Es cierto, no acabamos de dar el salto. Llevo 20 años dedicado a la eSalud. Comencé en 1991, en Reino Unido, comunicándome con pacientes por correo electrónico, haciendo consultas virtuales. Sin embargo, en estas dos décadas no deja de sorprenderme cómo no hemos acabado de sacar verdadero provecho de lo que nos puede ofrecer aún una tecnología tan vieja como el teléfono fijo. Todavía queda mucho camino por recorrer y hay un alto riesgo de dejar pasar las oportunidades que ahora están brindando, por ejemplo, las redes sociales.

P.- Aprovechar el potencial está en la mano de los expertos pero ¿también de los ciudadanos?

R.- Exacto. Juntos y con el apoyo de las herramientas que tenemos, y las que están por inventarse, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para lograr una vida larga y feliz, sin remordimientos, para nosotros y para muchas de las generaciones que espero nos sigan.

elMundo.es [en línea] Madrid (España): elMundo.es, 14 de marzo de 2011, [ref. 14 de marzo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/03/14/tecnologiamedica/1300089750.html



Anthony Atala: Imprimiendo un riñón humano

10 03 2011

Anthony Atala

Director del Wake Forest Institute for Regenerative Medicine

Anthony Atala es el director del Instituto Wake Forest de medicina regenerativa, donde su trabajo se centra en el crecimiento y la regeneración de tejidos y órganos. Su equipo de ingeniería  está desarrollando la tecnología de fabricación experimental que puede “imprimir” el tejido humano necesario.

En 2007, Atala y un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard demostraron que las células madre se pueden cosechar a partir del líquido amniótico de mujeres embarazadas. Este y otros avances en el desarrollo de biomateriales inteligentes y la tecnología de fabricación de tejidos promete revolucionar la práctica de la medicina.

Anthony Atala: Printing a human kidney [TEDconference marzo 2011]

El cirujano Anthony Atala demuestra en un experimento en fase inicial  que, algún día, podría resolver el problema de órganos de donantes: una impresora 3D que utiliza células vivas  trasplantables en la salida de un riñón. Usando una tecnología similar, el joven paciente del Dr. Atala, Lucas Massella, recibió una vejiga diseñada hace 10 años.

Anthony Atala pregunta: “¿Se pueden hacer crecer órganos del mismo paciente en vez de trasplantarlos?” Su laboratorio en el Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa está haciendo precisamente eso.

Ted.com [en línea] Nueva York (USA): ted.com, 10 de marzo de 2011, [ref. 8 de marzo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.ted.com/talks/anthony_atala_printing_a_human_kidney.html



Dr GENÉ: Urge una reforma del modelo sanitario

7 03 2011

Dr. Joan Gené Badia

Editor del Fòrum Clínic

Doctor en Medicina y Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria


El sentimiento de que el actual modelo sanitario no da respuesta a las nuevas necesidades de los ciudadanos es hoy mayoritario. La Organización Mundial de la salud1 señala que la atención primaria es hoy más necesaria que nunca. No la entiende como el ámbito asistencial en el que practican los médicos de familia, sino que considera que es la política de salud que ha de inspirar las reformas sanitarias. Es la única capaz de frenar la creciente medicalización y sub-especialización que promueve la industria de la salud tanto en su vertiente farmacéutica como de provisión de servicios. El actual esquema basado en la venta de los productos y servicios que el mismo sistema va creando es insostenible, incluso para el sistema sanitario estadounidense. Esta constatación ha sido uno de los motores de la reforma sanitaria propuesta por el presidente Obama.

Las enfermedades crónicas se han convertido en la verdadera epidemia del siglo XXI. En especial en países como Cataluña que junto a Japón o Italia se convertirán en breve en los más envejecidos del mundo. La cronicidad explica el 80% del gasto sanitario. Una pequeña proporción de la población, que acumula varias enfermedades crónicas, utiliza la mayor parte de los recursos sanitarios. Un paciente que presente cinco enfermedades crónicas consume quince veces más que una persona del mismo grupo de edad que no tenga niguna2. Esta comorbilidad, que se concentra en la población más envejecida, también se acompaña de dependencia. Una vez más comprobamos la artificialidad de separar la atención sanitaria y la social. Nos enfrentamos ante el reto de ofrecer una verdadera atención integral a la persona que cubra todas sus necesidades sociales y sanitarias.

Los sistemas hospitalarios fragmentados deben reformarse y el ámbito de atención primaria de salud ha de velar para que el sistema ofrezca esta atención integral centrada en la persona. Profesionales y pacientes debemos liderar este cambio al que se resisten una parte importante de los políticos y de la industria sanitaria.

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud.  Informe sobre la salud en el mundo 2008: la Atención Primaria de Salud más necesaria que nunca. Organización Mundial de la Salud. Ginebra 2008
  2. Bodenheimer T, Berry-Millet R. Follow the money: controlling expendiitures by improving care for patients needing costly services. New Engl J Med 2009: 361(16):1521-3


150 años del MIT. Epicentro de la innovación

3 03 2011

Decía Julio Verne que «todo lo que una persona puede soñar otras podrán hacerlo realidad». Gran parte de los genios, tanto ingenieros como científicos, que consiguen materializar esos sueños están investigando o se han formado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), una institución educativa que desde hace 150 años ha sido cuna de una inusitada cantidad de talentos en ramas como biología molecular, física, química, matemática, economía, aeronáutica y cibernética.

«MENS ET MANUS»
«Mentes y manos». Así reza el lema de la institución educativa más innovadora del mundo, en cuyas aulas se han formado personalidades como el astronauta del Apollo 11 Buzz Aldrin, segundo ser humano en pisar la Luna; premios Nobel como el físico Richard Feynman; el fundador del movimiento de software libre Richard Stallman; y el inventor del correo electrónico, Ray Tomlinson.El MIT ha sido una institución pionera en muchos aspectos. Sin ir más lejos, la primera tripulación que vivió en la Estación Espacial Internacional (ISS) incluía a un alumno del MIT llamado William M. Shepherd. Y el primer experimento llevado a cabo a bordo de la Estación Espacial Internacional partió también del MIT. Se llamaba MACE II, y su objetivo era averiguar cómo se mueven y vibran los objetos en el espacio.

En el ámbito de la biomedicina, el profesor de Ingeniería Biomédica del MIT Robert Langer ha sido uno de los primeros en promover los conceptos de ‘ingeniería de tejidos’ y ‘medicina regenerativa’. Además, en las instalaciones del MIT llevan la delantera en biomecatrónica, la ciencia que mezcla la robótica con la biología, creando un exoesqueleto externo para humanos que, colocado en las piernas, ayuda a soldados, bomberos y otros profesionales a transportar equipos muy pesados sin sobrecargar la espalda. Y todo sin necesidad de usar motor.

La energía (y su eficiencia) también están muy presentes aquí. En 2008, el MIT fue noticia tras lograr una batería líquida inspirada en el proceso de la fotosíntesis de las plantas que permite almacenar de forma duradera la energía solar. En sus laboratorios ha nacido la prometedora ‘witricidad’ (electricidad sin cables). También han sido ingenieros del MIT quienes han desarrollado hace poco un diseño de red que podría hacer que Internet funcionara de 100 a 1.000 veces más rápido que en la actualidad usando sensores ópticos. Y chips de grafeno, que son diez veces más rápidos que los chips de silicio. Hasta los primeros videojuegos, e incluso los primeros ‘hackers’, surgieron en este instituto.

Massachusetts Institute of Technology – MIT Campus Tour

ABIERTO E INNOVADOR
¿Cuál es la receta del modelo de innovación del MIT? Según los expertos, hay tres ingredientes clave: es un modelo abierto a las empresas, a otros países y a intercambios de estudiantes, que ha conseguido crear un ecosistema innovador que favorece que las ideas se transformen en negocios rentables, y potencia que se genere el máximo de ideas posibles, para aumentar así las probabilidades de éxito y el aprovechamiento del talento. Equivocarse, aseguran desde el MIT, forma parte ineludible de innovar.

Una de las figuras clave del MIT es Hal Abelson, impulsor del movimiento del conocimiento abierto y cofundador de la iniciativa Creative Commons para reducir las barreras legales de la creatividad. En abril de 2001 participó en la puesta en marcha del Open CourseWare (OCW), una iniciativa pionera en internet para hacer accesible de forma libre y universal materiales docentes utilizados por esta institución. Actualmente el OCW del MIT ofrece 2.300 cursos, y en la última década ha sido utilizado por cien millones de alumnos.

CREATIVIDAD
Algunos de los inventos más sorprendentes de las últimas décadas han visto la luz en el MIT Media Lab, el mítico laboratorio de las tecnologías multimedia fundado por Nicholas Negropronte. Es el caso de Sixth Sense, un gadget que añade un sexto sentido a nuestra percepción usando una cámara y un proyector conectados a un teléfono móvil. O del primer ratón de ordenador ‘invisible’ (Mouseless). O la casa-árbol que se construye a sí misma a partir de semillas colocadas en lugares estratégicos.

Mitchel Resnick dirige uno de los laboratorios más originales del MIT Media Lab. Bautizado Lifelong Kindergarten (Jardín de Infancia de por Vida), pretende poner en práctica las teorías del aprendizaje por las que una persona desarrolla la creatividad más pura, con una imaginación sin límites y casi sin interferencias ni prejuicios, entre los 4 y los 11 años de edad. Con su laboratorio, Resnick se propone ayudar a personas de todas las edades a «convertirse en pensadores creativos, que es esencial para lograr el éxito en el futuro y mayor satisfacción en su vida personal». Eso sí, volviendo a pensar como niños.

Otra de las iniciativas emblemáticas del MIT es el denominado Center for Collective Intelligence, un centro multidisciplinar que aprovecha el conocimiento de distintas unidades de investigación del MIT en gestión empresarial, inteligencia artificial, nuevas tecnologías o neurociencia para intentar sacar el máximo provecho a la denominada ‘inteligencia colectiva’. La pregunta que inspira el trabajo de sus investigadores es: ¿cómo podemos conectar personas y ordenadores para que sean colectivamente más inteligentes de lo que han sido nunca las personas, los grupos y los ordenadores actuando de forma individual? «Nuestro Collaboratorium es, al mismo tiempo, una especie de Wikipedia para temas controvertidos, un juego SIMS sobre el futuro del planeta y un sistema de democracia electrónica», explican sus creadores. «La conversación social acerca de los temas globales más críticos puede superar el esquema demasiado emocional y simplista del voto Sí/No entre un número muy escaso de alternativas. Este modelo puede propiciar la toma de decisiones colectivas basadas en la evidencia y el razonamiento lógico sobre temas muy complejos», añaden. Y planean ponerlo a prueba con un asunto polémico: el cambio climático.

Heraldo.es [en línea] Zaragoza (España): heraldo.es 3 de marzo de 2011, [ref. 1 de marzo de 2011] Disponible en Internet: