Nuevo protocolo para la privacidad en dispositivos médicos

30 01 2014

Se basa en los estándares ISO y contribuye a reducir costes

 

Etiqueta 'RDIF'.

Etiqueta ‘RDIF’.

Investigadores españoles e iraníes han diseñado un nuevo protocolo de autenticación que garantiza la privacidad y la seguridad en las comunicaciones que tienen lugar entre dispositivos médicos implantados en los pacientes por medio de la identificación por radiofrecuencia (RFID).

Este nuevo protocolo, basado en los estándares ISO, ha sido desarrollado por investigadores de las universidades madrileñas Carlos III y Politécnica y la Universidad de Teherán, que aseguran que la integración de los sistemas de ‘eHealth’ con la tecnología RFID contribuirá a reducir costes y a mejorar el seguimiento y tratamiento de los pacientes.

 

En concreto, proponen estándares de RFID (ISO/IEC 9798 y 11770), así como unas recomendaciones públicas realizadas por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Estados Unidos, necesarias para evitar que los datos almacenados en estos dispositivos se vean comprometidos ante ataques informáticos.

Los sistemas RFID son ampliamente utilizados hoy en día, muchas veces sin que seamos conscientes de ello, como en el control de acceso a edificios, control de flotas y mercancías, sistemas de transporte, sistemas de pago sin contacto o las propias tarjetas universitarias.

No obstante, esta tecnología no ha sido muy explorada en entornos médicos, donde existe un “amplio y prometedor futuro” a la hora de hacer un seguimiento médico a los pacientes de manera automática, controlar la toma de medicamentos para que no existan problemas a la hora de su dosificación o comunicarse con dispositivos implantados en el cuerpo humano, tales como marcapasos, bombas de insulina o implantes cocleares.

Este sistema se compone de una base de datos, un lector y tarjeta. Sin embargo, mientras que la comunicación entre el lector y la base de datos se considera segura, la que se produce entre una tarjeta y el lector se efectúa mediante un canal de comunicación susceptible de ser espiado por una tercera parte, un atacante, que podría llegar a modificar la información que se transmite por este canal.

Por este motivo, la implantación de esta tecnología se ha puesto en tela de juicio ante la falta de privacidad y seguridad de los usuarios.

 

Tarjetas activas, semiactivas o pasivas

Para los RFID, según la naturaleza de las tarjetas (también llamadas etiquetas), se podrían establecer tres grupos: activas, semiactivas o pasivas. Las primeras poseen una fuente de alimentación propia, pudiendo llegar a transmitir a distancias muy altas, no tienen restricciones computacionales y son, además, las más caras. Las tarjetas semiactivas son aquéllas que pueden obtener energía por medio de una fuente propia o bien por medio del lector; transmiten a menor distancia y son más baratas que las activas.

Por último, los RFID pasivos son aquellas tarjetas que no poseen fuente de energía y necesitan de un lector para poder transmitir información; son las más baratas, transmiten a unos pocos centímetros y poseen fuertes restricciones computacionales.

La comunidad científica se ha centrado en proponer nuevos protocolos que aseguren la comunicación utilizando etiquetas pasivas por ser un reto, ya que no admiten protocolos criptográficos convencionales (existiendo tan solo un total de 1.200 puertas lógicas destinadas para asegurar la comunicación entre etiquetas y lectores).

Sin embargo, en la gran mayoría de protocolos propuestos, la información perteneciente a los usuarios ha sido comprometida. En general, esto se debe a dos factores: la falta de estándares en protocolos de seguridad y los análisis de seguridad no formalizados o poco rigurosos.

 

 

Redaccionmedica.com [en línea] Madrid (ESP): redaccionmedica.com, 30 de enero de 2014 [ref. 07 de enero de 2014] Disponible en Internet: http://www.redaccionmedica.com/secciones/tecnologia/nuevo-protocolo-para-la-privacidad-en-dispositivos-medicos-2315



6 keys to the future of analytics

27 01 2014

A recently released report by Ewing Marion Kauffman Foundation proves the value of big data is certainly something to take seriously. And as more organizations create plans to make better use of and leverage their big data, Joe Petro, senior vice president of healthcare research and development at Nuance Communications, believes the industry is on the brink of seeing some pretty remarkable things as a result.

Petro outlines six keys to the future of analytics and big data in healthcare.

1. Organizations are “drowning in information, but dying of thirst” at the same time. According to Petro, one CMIO at Nuance sums up the current state of big data eloquently: “When you’re in the institution and you’re trying to figure out what’s going on and how to report on something, he says you’re dying of thirst in a sea of information,” he said. “And what he means by that is, there’s a tremendous amount of information but a big data problem, and the issue is how do we tap into that to make sense of what’s going on?” This question applies not only to the patient, Petro continued, but also to the government’s plans in regard to disease and population management. “The issue is it isn’t organized,” he said. “It’s a mixture of structured and unstructured data, and what’s going to happen over the course of next several years is the government is imposing a tremendous amount of information for folks to report.”

2. Technologies that tap into big data will become more prevalent and ubiquitous. From a patient’s perspective, Petro said, analytics and big data will aid, for example, in determining which hospital in a patient’s immediate area is the best for treating their condition. “If I have a huge number of choices, today, you [determine that] by word of mouth,” he said. “But the government wants you to be able to look at a report card for various institutions, and the way to tap into the report card is to unlock all that information and impose regulations and reporting.” At the center of that, Petro continued, are the various types of IT used to tap into unstructured information, like dashboard technologies and analytics, business intelligence technologies, clinical intelligence technologies, and revenue cycle management intelligence for institutions. “These things will become more and more prevalent and ubiquitous … and [they] will become a lot more readily available to the patient.”

3. Decision support will be easier to access. In the institutions, Petro said, evidence-based medicine and decision support will become easier to access as a result of leveraging big data and analytics. “For example, if a patient is suffering from a particular condition, there’s a high potential something is going to happen to that patient because of their history,” he said. “That stuff is going to be brought up in the front of the care cycle, and the physician will be tapped on the shoulder, so to say.” Essentially, it’s about a lot more precise information at the point of care. “These are all the things that are going to tumble out of cracking the code, so to speak, of the big data problem.”

4. Information will flow more easily. Petro looked back to his days prior to working in health IT to remember what being in a hospital is like from a patient’s perspective. “I always remember sitting in a room with someone who’s sick, and you’re wondering what the heck is going on,” he said. “Then a physician comes in, and you’re afraid to talk to them.” He said there’s a lack of information flow, and a lack of ability for both physicians and patients to make choices. “The interesting part is, that happens all over the place within the workflow,” he said. After “cracking the code” of big data, he continued, the flow of information not only will be easier for physicians, but will more easily extend to patients. “For example, I can tap on my cell phone and see there’s a 15-minute ED wait over here, and a five-minute wait over here. It’s making the availability of data more ubiquitous, and I think it’s going to come in plain and simple ways like that, and in more complicated ways, like diagnostic support and evidence-based medicine support in the workflow.”

5. Quality of care will increase to maintain revenues and drive costs down. From a cost perspective and a quality of care point of view, said Petro, there are a number of different areas that will be impacted. For example, if a patient experiences an injury while staying in a facility, the organization isn’t reimbursed for his/her care. “So the ability for a system to see that this [has the potential] to happen and alert everyone, so that type of thing doesn’t happen to me as a patient,” said Petro. “The one way the government is putting pressure on that is you won’t be compensated like the old days.” Through reporting, Petro predicts, these issues will become less and less common. “They’re going to tap into the information, and that’s just one example,” he said. “There are a whole bunch of things that could happen that are preventable and should be completely avoidable. After tapping into the information, I think that’s going to drive down the cost of healthcare.”

6. The physician-patient relationship will grow with the help of social media and mobile apps. And this all stems from the need for hospitals to keep patients healthy and out of their facilities, said Petro. “We have this whole notion of an ACO, and hospitals are going to start getting comped for keeping you healthy. In the old days, hospitals made money the sicker you are, and the longer they keep you there, the more they make.” Petro predicted that because of this, there will be an “explosion” of mobile applications and even social media, allowing patients to have easier access to nurses and physicians. “It’s about keeping [patients] healthy and driving down costs,” he said. “Those are the two major areas where there’s going to be a lot of stuff going on from a health information technology point of view, all underpinned by the availability of data, and tapping into that.”

 

Michelle McNickle, New Media Producer

 

 

Healthcareitnews.com [en línea] Pensilvania (USA): healthcareitnews.com, 27 de enero de 2014 [ref. 08 de mayo de 2012] Disponible en Internet: http://www.healthcareitnews.com/news/6-keys-future-analytics-and-big-data-healthcare?single-page=true



Antipsychotic drug exhibits cancer-fighting properties

23 01 2014

In zebrafish model, perphenazine activates therapeutic pathway for intractable leukemia, may hold promise for other tumors

 

In a prime example of finding new uses for older drugs, studies in zebrafish show that a 50-year-old antipsychotic medication called perphenazine can actively combat the cells of a difficult-to-treat form of acute lymphoblastic leukemia (ALL). The drug works by turning on a cancer-suppressing enzyme called PP2A and causing malignant tumor cells to self-destruct.

The findings suggest that developing medications that activate PP2A, while avoiding perphenazine’s psychotropic effects, could help clinicians make much-needed headway against T-cell ALL, and perhaps other tumors as well.

A study team led by Alejandro Gutierrez, MD, and A. Thomas Look, MD, of Dana-Farber/Boston Children’s Cancer and Blood Disorders Center, and Jon Aster, MD, PhD, of Dana-Farber Cancer Institute and Brigham and Women’s Hospital, reported the results Jan. 9 in the Journal of Clinical Investigation.

T-ALL is rarer and more aggressive than the B-cell form of ALL, and it has a relatively poor prognosis. Despite improvements in the treatments available, 20 percent of children and more than 50 percent of adults diagnosed with T-ALL succumb to it.

 

To identify possible new treatment options, Gutierrez, Look and their collaborators screened a library of 4,880 compounds — including FDA-approved drugs whose patents had expired, small molecules and natural products — in a model of T-ALL engineered using zebrafish.

Strategies that identify new uses for existing drugs have grown in popularity in recent years as a way of quickly developing new disease therapies. Zebrafish models are cost-effective platforms for rapidly conducting drug screens, as well as basic stem cell, genetic, cancer and developmental research.

“We wanted to see if there were drugs or known bioactive molecules that are active against T-ALL that hadn’t been tested yet,” Look explained. “There may be drugs available for other indications that could be readily repurposed if we can show activity.”

One of the strongest hits in the zebrafish screen was the drug perphenazine. It is a member of the phenothiazines, a family of antipsychotic medications used for 50 years, because they can block dopamine receptors.

The team verified perphenazine’s anti-leukemic potential in vitro in several mouse and human T-ALL cell lines. Biochemical studies indicated that perphenazine’s anti-tumor activity is independent of its psychotropic activity, and that it attacks T-ALL cells by turning on PP2A.

The fact that perphenazine works by reactivating a protein shut down in cancer cells is itself novel in the drug development field.

“We rarely find potential drug molecules that activate an enzyme,” Gutierrez explained. “Most new drugs deactivate some protein or signal that the cancer cell requires to survive. But, here, perphenazine is restoring the activity of PP2A in the T-ALL cell.”

Gutierrez and Look, along with their collaborators, are now working to better understand the interactions between PP2A and perphenazine. They also want to search for or develop molecules that bind to and activate the enzyme more tightly and specifically to avoid perphenazine’s psychiatric effects.

“The challenge is to use medicinal chemistry to develop new PP2A activators similar to perphenazine and the other phenothiazines, but to dial down dopamine interactions and accentuate those with PP2A,” Look said.

The researchers see future PP2A activators not as magic bullets but as potentially important additions to the oncologist’s arsenal when treating patients with T-ALL.

“T-ALL patients are often on the borderline between a long remission and a cure,” Look said. “If we can push the leukemia cells a little harder, we may get more patients who are actually cured. In this way, PP2A activators may, in combination with other drugs, make a real difference for patients.”

It may be that the benefits of PP2A-activating drugs could extend beyond T-ALL. “The proteins that PP2A suppresses, such as Myc and Akt, are involved in many tumors,” Look noted. “We are optimistic that PP2A activators will have quite broad activity against different kinds of cancer, and we’re anxious to study the pathway in other malignancies as well.”

This study was supported by the National Cancer Institute (grant numbers K08CA133103 and P01CA109901), the Leukemia and Lymphoma Society, the William Lawrence Blanche Hughes Foundation, the Bear Necessities Foundation, the Ligue Nationale contre le Cancer, Association Laurette Fugain, Institut National du Cancer (INCA), Universités Paris Diderot and Paris Sud, INSERM, CEA and Canceropole Ile de France, European Union’s Seventh Framework Programme and the American Society of Hematology.

 

 

Dana-farber.org [en línea] Boston, MA (USA): dana-farber.org, 23 de enero de 2014 [ref. 09 de enero de 2014] Disponible en Internet: http://www.dana-farber.org/Newsroom/News-Releases/antipsychotic-drug-exhibits-cancer-fighting-properties.aspx



Radioterapia robotizada

20 01 2014

El Hospital Provincial de Castelló trabaja en un proyecto para descubrir qué procesos de la radioterapia intraoperatoria son susceptibles de ser robotizados mediante aceleradores portátiles, de manera que a un paciente oncológico se le determine un tratamiento a la carta específico para él.

 

El Equipo de Investigación del Hospital Provincial de Castelló

El Equipo de Investigación del Hospital Provincial de Castelló

El equipo de investigación del Proyecto Atrio, promovido por la Fundación CV del Hospital Provincial de Castelló, se reunió el pasado 26 de Diciembre para avanzar en los trabajos de este proyecto de investigación que tiene prevista su finalización dentro de un año.

 

Juan López Tarjuelo, radiofísico del centro hospitalario e investigador principal de este proyecto señaló ayer que «el mayor avance de este estudio radica en analizar qué procesos de la radioterapia intraoperatoria son susceptibles de ser robotizados mediante aceleradores portátiles, de manera que a un paciente oncológico se le determine un tratamiento a la carta específico para él y mediante este sistema robotizado se pueda afinar la aplicación hasta minimizar al máximo los posibles efectos colaterales de la radioterapia».
De momento, como señaló López Tarjuelo, el primer paso en esta investigación será elaborar un desarrollo absoluto de esta técnica en un entorno teórico y la programación de un software que sea capaz de ponerlo en marcha para, en una segunda fase, poder proceder a la robotización del acelerador portátil.

 

Además, el investigador castellonense resaltó que «esta investigación está permitiendo además que se realice un estudio de seguridad del paciente durante la radioterapia intraoperatoria, de manera que se garantice al máximo la aplicación al enfermo de la dosimetría específica que se le haya diagnosticado».

 

El director de la Fundación CV del Hospital Provincial, Carlos Ferrer, señaló la importancia de este estudio para el consorcio hospitalario, «dado que nuestro centro es uno de los pioneros en esta técnica de aplicación de la radioterapia mientras se opera al paciente de cáncer». «Somos uno de los centros de referencia en toda España en la aplicación de la radioterapia intraoperatoria, pero además, seguimos teniendo aspiraciones de mejorar esta técnica al máximo posible para el bien de los pacientes, por eso nuestros equipos de investigación están desarrollando programas que van dirigidos tanto a mejorar la aplicación de los tratamientos como a la preservación de la seguridad del paciente», añadió el doctor.

 

En la reunión de trabajo estuvieron representando a los partners del proyecto los investigadores principales del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el doctor Felipe Calvo, jefe del servicio de oncología radioterápica del centro madrileño y Carlos Illana, investigador principal de la empresa GMV, junto a los representantes de la Universidad Politécnica de Cataluña.

 

 

 

Levante-emv.com [en línea] Valencia (ESP): levante-emv.com, 20 de enero de 2014 [ref. 27 de diciembre de 2013] Disponible en Internet: http://www.levante-emv.com/castello/2013/12/27/radioterapia-robotizada/1063559.html



Tecnología médica y economía

16 01 2014

La tecnología médica es el uso económico de un invento convertido en aparatos, instrumentos, dispositivos y mecanismos para diagnosticar, calmar el dolor, reducir el riesgo de una enfermedad o de un padecimiento y el mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes, a través de la aplicación de un desarrollo tecnológico. Por desventura, a mayor utilización de la tecnología médica, la comunicación con el paciente se reduce a casi cero. Es difícil imaginarse un hospital o un consultorio médico sin instrumentos con tecnología médica.

El factor más importante y decisivo para el desarrollo de la tecnología médica es la integración de la economía, la ciencia, la ingeniería y la medicina. Dispositivos como rayos X y resonancia magnética (MRI) están basados en principios avanzados de física, específicamente diseñados por ingenieros, como las piezas odontológicas “puentes e implantes”.

 

La mejor forma de describir la tecnología médica se relaciona con el uso de aparatos e instrumentos médicos, de acuerdo con la definición de la European Commission en su US Medical Devices Directive. La definición del término medical device es: cualquier instrumento, aparato, dispositivo software o material, utilizado sólo o en combinación y manufacturado para ser usado en el diagnóstico y/o propósitos terapéuticos de seres humanos.

 

En todo ello hay un propósito de mercado, económico y empresarial, principalmente en el diseño de la estructura administrativa-organizacional, la capacitación y entrenamiento del personal, las instalaciones adecuadas, laboratorios modernos para la investigación y el desarrollo, la generación de nuevos materiales, la mejora del diseño de los procesos industriales, incluyendo microelectrónica, telecomunicaciones, instrumentación, biotecnología, desarrollo de software, nano tecnología, sistemas micro electro mecánicos, etc.

 

¿Qué tan importante es el sistema económico alrededor de la tecnología médica? Existen en el mundo más de 500 mil tecnologías en 20 mil grupos genéricos. Estos caen en 16 categorías de productos, como lo determina the Global Medical Devices Nomenclature Agency.

 

Estados Unidos lidera la producción mundial de tecnología médica y es a la vez el principal consumidor. (Sin embargo, su sistema del cuidado de la salud no es de los primeros en el mundo).

 

En ese país se invierten 130 billones de dólares anualmente para la investigación de nuevas tecnologías médicas. Un tercio de esa inversión es suministrada por el gobierno. Solamente en la investigación de nuevas drogas se invirtió un billón de dólares en la década pasada.

 

México no desarrolla tecnología médica: la compra y la consume. Esa desventaja es responsable del creciente costo de los cuidados médicos. En Estados Unidos es el 10 por ciento del incremento anual. En México llega a ser del 30 al 40 por ciento. Se calcula que en general, la tecnología médica es responsable de al menos el aumento de la mitad de los costos médicos. Además, en México no está al alcance de la mayoría de los mexicanos.

 

Estados Unidos posee el mercado más grande del mundo para servicios del cuidado de la salud, representando una porción significativa de su economía. En 2010 la industria de servicios médicos llegó a 1.75 trillones en ingresos, empleando a más de 14 millones de personas, equivalente al 9 por ciento de su fuerza de trabajo. El US Bureau of Labor Statistics estima que el crecimiento de la industria de la tecnología médica llegará a 3.2 millones de nuevos trabajos entre 2013 y 2018.

 

Los trabajos relacionados con el cuidado de la salud en el hogar y los laboratorios de diagnóstico se espera que crezcan más del 40 por ciento en los próximos 10 años. (Sin embargo, se promedia en 98 mil las muertes anuales en hospitales de EU por infecciones, negligencias y errores médicos, entre ellos, el uso intensivo y erróneo de la tecnología disruptiva. Ejemplo: los excesos en los niveles mortales de radiación en los pacientes).

 

El valor de tal mercado excedió los 10 billones en 2012, representando el 38 por ciento del total de la industria de la tecnología médica. La exportación de tecnología médica controlada por el Departamento de Comercio fue de 44.2 billones en 2012, 7.2 por ciento de incremento en relación a 2011. ¿El secreto? Investigación constante, tecnologías innovadoras e ingenieros altamente competentes y capacitados.

 

En el cuidado de la salud y atención a los pacientes en 2010 los hospitales de Estados Unidos tuvieron un ingreso de 809 billones de dólares. Estados Unidos cuenta con 5 mil hospitales. Durante los últimos 10 años los ingresos anuales se han incrementado en forma consistente alrededor del 5 por ciento.

 

comunicacion_medica08@yahoo.com

Twitter: @SalvadorGLignan

Temas corporativos, económicos y políticos

 

Elfinanciero.com.mx [en línea] Mexico D.F. (MEX): elfinanciero.com.mx, 16 de enero de 2014 [ref. 02 de enero de 2014] Disponible en Internet: http://www.elfinanciero.com.mx/secciones/finanzas/48552-tecnologia-medica-y-economia.html



Entender la vacunación terapéutica

13 01 2014

¿Qué es la vacunación terapéutica y cómo se está utilizando para desarrollar nuevas estrategias contra el VIH?

 

A finales del siglo XVIII, el médico británico Edward Jenner tomó un poco de pus de una pústula provocada por la viruela del ganado y lo inoculó en el brazo de un chico de ocho años para ver si la exposición al virus que contenía (Vaccinia variola) servía para proteger al niño frente a su pariente lejano y más mortífero, el virus de la viruela. Es posible que el experimento fuera muy poco ético según los estándares actuales, pero su éxito revolucionó la medicina preventiva y convirtió a Jenner, a los ojos de muchas personas, en el padre fundador de la inmunología.

Asimismo, nos legó la palabra “vacuna”, que en la actualidad se emplea para describir sustancias de naturaleza diversa que se administran para prevenir enfermedades, como los virus vivos atenuados o desactivados presentes en las inyecciones contra la gripe, o los fragmentos moleculares de VIH empleados para las candidatas a vacunas contra el sida. Aunque las vacunas experimentales y aprobadas que no consiguen prevenir las infecciones podrían también reducir la gravedad de la enfermedad que provocan, en general se tiende a relacionar la vacunación con la prevención de una infección más que con su tratamiento (véase ‘Cuestiones básicas’ del VAX de mayo de 2009, ‘Entender cómo se evalúan las candidatas a vacuna parcialmente eficaces’).

 

Pero, en los últimos tiempos, un tipo completamente distinto de vacunas se ha convertido en el foco de atención de una intensa investigación científica: las vacunas terapéuticas. Éstas se están diseñando a día de hoy para aprovechar la respuesta inmunitaria de modo que pueda tratar dolencias que van desde el cáncer hasta la esclerosis múltiple. En el campo del VIH también se ha intentado desarrollar vacunas terapéuticas con la esperanza de retrasar o evitar la aparición de sida en las personas con el virus. La primera persona en probar este enfoque fue el científico francés Daniel Zagury, que, en 1986, inoculó a dos mujeres con VIH de Zaire (en la actualidad, la República Democrática del Congo) una versión modificada genéticamente de una proteína del VIH. Para transportar los fragmentos del virus, Zagury empleó un vector viral del virus Vaccinia usado en la vacuna contra la viruela. Poco después, el investigador probó la candidata en otras ocho personas con VIH.

 

Sin embargo, la investigación de Zagury suscitó controversia, ya que su vacuna no había sido probada de forma adecuada en estudios preclínicos y, por ese motivo, no contaba con la aprobación del organismo regulador francés para el ensayo. Para empeorar las cosas, tres de las personas vacunadas fallecieron debido a una grave necrosis progresiva que se desarrolló en el punto de inyección, una reacción debida al virus Vaccinia recombinante utilizado como vector (esta rara complicación también se ha producido en personas con sistemas inmunitarios débiles vacunados contra la viruela). Esto retrasó la búsqueda de una vacuna terapéutica y este campo languideció durante años.

 

El amanecer de la TARGA

 

Fue necesaria la introducción de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) en 1996 para revivir este campo y, actualmente, algunos científicos consideran que la vacunación terapéutica puede resultar un componente valioso de terapias experimentales para curar la infección por VIH. Los tres (o más) fármacos usados de forma combinada en la TARGA pueden suprimir la replicación viral en sangre, permitiendo que el cuerpo reconstruya su sistema inmunitario. Pero estos regímenes, por sí mismos, no pueden curar la infección por VIH, dado que el virus se oculta en el cromosoma de las células-T durmientes, creando una población de células con infección latente, conocida como reservorio viral. Como el virus no se replica en estas células-T, no se ve afectado por la TARGA.

 

Aunque no está del todo claro cómo se forman o se mantienen esto reservorios latentes, se han convertido en el foco central de la investigación en la cura del VIH. Se cree que un modo de curar esta infección podría ser localizar y eliminar los reservorios. Por ejemplo, en un ensayo clínico reciente con personas con VIH que tomaban TARGA y presentaban una carga viral indetectable, se utilizó un fármaco empleado en quimioterapia denominado vorinostat para activar el VIH en las células latentes con la esperanza de eliminar dichos reservorios y aclarar la infección por el virus. No obstante, otros estudios más recientes revelaron que ni la aplicación de dosis simples ni múltiples de este fármaco permitió aclarar las células infectadas, lo que indica que probablemente será preciso usar estrategias mixtas para conseguir este objetivo.

 

Las empresas científicas y farmacéuticas, asimismo, han estado probando otros fármacos para localizar el VIH latente y erradicarlo o dejarlo expuesto al ataque inmunitario. La esperanza es que aunque estos enfoques dejen a los pacientes con una infección por VIH residual, puedan haber reducido la presencia del virus lo suficiente como para alcanzar lo que se conoce como una cura funcional.

 

¿Dónde entraría la vacunación terapéutica en todo esto? Se cree que la activación de una célula inmunitaria denominada linfocito T CD8, que destruye otras células infectadas por virus, ayudaría a eliminar las células expuestas del reservorio viral. Por desgracia, estudios anteriores han revelado que las respuestas de células-T CD8 inducidas en personas con VIH no fueron lo suficientemente amplias o potentes como para controlar el virus. Hoy en día, se está intentando subsanar este problema potenciando las respuestas de CD8 mediante vacunas terapéuticas.

 

La esperanza es que el administrar primero los compuestos para exponer el virus latente y después realizar una vacunación terapéutica pudiera permitir la supresión del VIH de forma indefinida sin necesidad de depender de la administración diaria de antirretrovirales. También se están evaluando candidatas a vacunas terapéuticas como estrategia única para combatir el VIH una vez se interrumpe la TARGA. Una candidata probada de forma reciente en un ensayo de fase I contenía un subconjunto de células dendríticas. Estas células inmunitarias especializadas actúan como primera respuesta, detectando los virus e induciendo las respuestas inmunitarias para actuar sobre ellos. Desafortunadamente, esta vacuna experimental probada en un pequeño grupo de personas en España no funcionó lo suficientemente bien como para mantener a las personas con VIH sin necesidad de TARGA durante demasiado tiempo (véase ‘Noticias internacionales’ del VAX de enero de 2013).

 

Por otra parte, se ha comprobado en estudios con animales que la vacunación terapéutica podría reducir más y suprimir de forma activa los niveles de virus residual tras la TARGA. Pese a que los animales tomaban antirretrovirales, la vacuna redujo aún más la carga viral media de los monos a unas 100 copias/mL de sangre. Cuando se interrumpió el tratamiento antirretroviral, ocho semanas después de la última vacunación, la viremia media no rebotó en los animales vacunados.

 

Aunque todavía queda mucho por delante, el equipo de investigadores espera que las vacunas terapéuticas puedan ofrecer una estrategia alternativa a la rutina diaria de tomas que supone la TARGA para las personas con VIH.

 

Regina McEnery

 

Gtt-vih.org [en línea] Barcelona (ESP): gtt-vih.org, 13 de enero de 2014 [ref. 09 de abril de 2013] Disponible en Internet: http://gtt-vih.org/actualizate/boletin_sobre_vacunas_del_sida/vax_marzo_2013/cuestiones_basicas



ECRI 2014: Previsión de riesgos de la Tecnología médica.

9 01 2014

La ingenieros clínicos advierte de que la formación del personal reduciría el peligro

 

El Instituto ECRI de Estados Unidos acaba de publicar el informe ‘Top 10 Health Technology Hazards for 2014’, en el que recoge las principales tecnologías del ámbito sanitario sobre las que los profesionales del sector deben prestar una especial atención el próximo año por los riesgos asociados a su uso. Así, como en ocasiones anteriores, los profesionales de la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (Seeic), como expertos directamente implicados en el uso de esta tecnología, realizan una valoración de esta lista.

 

El Instituto ECRI destaca como potenciales focos para 2014 algunos riesgos derivados del incorrecto uso de la aparatología médica. Así, en el primer puesto del ranking se encuentran los riesgos asociados a las alarmas de los dispositivos médicos, seguidas de los errores en el uso de las bombas de infusión de fármacos o de los riesgos por el procesamiento inadecuado de endoscopios y material quirúrgico. Además, esta institución también destaca los riesgos laborales y pediátricos asociados a las radiaciones ionizantes.

 

“El Instituto ECRI recoge en este listado los riesgos asociados a algunos de los dispositivos médicos en plena proliferación de cara al próximo año, relacionados principalmente con el uso incorrecto de los mismos o con errores humanos. Por este motivo, es necesario que los profesionales sanitarios se conciencien sobre el correcto uso de la tecnología en aras de una atención sanitaria segura y de calidad, y se tomen las medidas oportunas, que pasan por la cualificación profesional, la disposición de medios adecuados, la realización de verificaciones así como controles de seguridad”, ha explicado Jesús Lucinio Manzanares Pedroche, presidente de la Seeic.

 

En el primer puesto del listado de ECRI se sitúan las alarmas de los dispositivos médicos, como uno de los principales elementos a tener en cuenta por los profesionales sanitarios, que pueden provenir de monitores fisiológicos, ventiladores, bombas de infusión u otro tipo de aparatos médicos. En este sentido, ECRI señala que existe un número excesivo de alarmas (la mayoría clínicamente insignificantes) que están provocando una sobresaturación de avisos entre los cuidadores y/o profesionales sanitarios que las reciben.

 

Esta sobresaturación puede provocar la pérdida de las alarmas importantes y exponer, así, a riesgos innecesarios a los pacientes en casos como que la alarma no se active cuando debe o que la señal de aviso no se comunique de forma correcta al equipo sanitario o no se incluya la suficiente información sobre la misma. “Tal y como pone de manifiesto el Instituto ECRI, se deben poner en marcha programas cuyos objetivos sean minimizar el número de las alarmas clínicamente insignificantes, optimizar la notificación de estos avisos y responder con protocolos establecidos”, ha aseverado el presidente de la Seeic.

En cuanto a los errores en las bombas de infusión de fármacos, ECRI aconseja minimizar el riesgo de errores en el uso de estos dispositivos con una formación continuada del personal sanitario, para asegurar que los usuarios de estos aparatos reciben las instrucciones adecuadas. Además, esta institución recomienda que cuando se compren nuevas bombas de infusión se tengan en cuenta los problemas de usabilidad y se involucre siempre al personal encargado y cualificado del hospital en el proceso de evaluación de estos dispositivos.

En ese sentido, Jesús Manzanares recuerda que es fundamental que se agilice la implantación de los servicios de Electromedicina en nuestro país para asegurar tanto este tipo de evaluaciones de la tecnología como su correcto mantenimiento, con la creación de la figura del jefe de servicio de Electromedicina en, al menos, hospitales con más de 250 camas, en apoyo a las Cualificaciones Profesionales en Electromedicina (Real Decreto 328/2008).

 

Riesgos laborales y pediátricos asociados a la radiación ionizante

Jesús Lucinio Manzanares, presidente de la Seeic.

Jesús Lucinio Manzanares, presidente de la Seeic.

También se debe prestar especial atención a los riesgos laborales asociados al uso de tecnología sanitaria que emiten radiaciones ionizantes (Rayos X), según señala el informe. Deben implementarse, tal y como aconseja ECRI, en los centros sanitarios y hospitales que cuenten con este tipo de tecnología, programas de protección que aseguren el conocimiento necesario por el equipo médico, así como la tecnología necesaria para minimizar la exposición a este tipo de radiación.

En España, un paso importante, según pone de relieve el presidente de la SEEIC, ha sido la acreditación hace unos meses por la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias, con el respaldo del Consejo de Seguridad Nuclear, para la inscripción del servicio de Ingeniería Biomédica del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC) como empresa autorizada para la asistencia técnica de equipos de Rayos X con fines de diagnóstico médico. “Es la primera vez que un hospital es autorizado en España para realizar esta actividad con personal propio, formado y capacitado en Electromedicina”, recordó Manzanares.

Además, ECRI alerta sobre las exposiciones de pacientes pediátricos a este tipo de radiación emitida por la tomografía computarizada (TC). Esta tecnología de diagnóstico por imagen supone una valiosa herramienta de diagnóstico pero no está exenta de riesgos, especialmente para este tipo de pacientes que son más sensibles a los efectos de la radiación ionizante que los adultos. Algunos estudios publicados recientemente evidencian que la exposición a este tipo de radiación en la etapa infantil incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer en la etapa adulta, señala el informe de ECRI.

“Es necesario que se sigan los procedimientos de control adecuados en el uso de la tecnología de diagnóstico por imagen en la población pediátrica ya que, como señala ECRI, pueden producirse errores que afecten a la seguridad del paciente derivados de la aplicación, por ejemplo, de los protocolos del paciente adulto en el paciente pediátrico, por lo que es necesario el uso y mantenimiento de esta tecnología por profesionales cualificados”, explicó el presidente de la Seeic.

 

El mismo estudio en España

Los objetivos que persigue el Instituto ECRI con la publicación de este artículo, el cual se actualiza de manera periódica, van desde proporcionar un juicio independiente y objetivo a la hora de adquirir, administrar y utilizar dispositivos, equipos y sistemas médicos, ser un centro de información de los peligros y deficiencias de los productos sanitarios, hasta fomentar la mejora de los dispositivos médicos a través de un mercado informado.

“En España no existe un organismo que desempeñe un papel similar al del  Instituto ECRI, imparcial, aséptico y realista, que mida, evalúe, y en definitiva, cambie el modelo actual de evaluación de la tecnología sanitaria. Este organismo debería llevar a cabo, entre otras medidas, un análisis de coste/efectividad del proceso en su conjunto y un cambio de modelo hacia una agencia de evaluación encargada de dicho análisis”, señaló Manzanares.

 

Redaccionmedica.com [en línea] Madrid (ESP): redaccionmedica.com, 09 de enero de 2014 [ref. 04 de diciembre de 2013] Disponible en Internet: http://www.redaccionmedica.com/secciones/tecnologia/la-alarma-de-los-dispositivos-medicos-principal-riesgo-en-el-ranking-del-ecri-3107



Bio-Retina: el ojo biónico que devolverá la vista a los ciegos

6 01 2014

Nano-Retina es el nombre de la empresa que ha logrado el milagro científico. En la lejana ciudad israelí de Herzliya, sus científicos han logrado desarrollar un micro dispositivo que, luego de ser implantado en la parte posterior del ojo, imita el funcionamiento de la retina, atrapando las señales visuales con una minúscula cámara y transformándolas luego en señales eléctricas que estimulan las neuronas responsables de crear las imágenes en el cerebro.

 

No más grande que un grano de arroz, la “Bio-Retina” es un dispositivo que promete revolucionar el mundo de la ciencia y la salud. Aunque todavía está en proceso de desarrollo, sus creadores aseguran haberla probado de forma satisfactoria en cerdos, y que en solo dos años estará disponible para los seres humanos.

De acuerdo con declaraciones hechas a la agencia EFE, por parte de Raanan Gefen, director ejecutivo de Nano-Retina, “en una semana el paciente podrá ver de forma inmediata. Queríamos dotar a una persona ciega de la visión apta que le permita desenvolverse en la sociedad y ser totalmente libre, caminar por sitios familiares y ver a sus seres queridos”.

De acuerdo con la empresa, la “Bio-Retina” se implanta mediante una sencilla operación de 30 minutos bajo anestesia local, muy similar a las intervenciones de corrección de cataratas. Una semana después, el paciente podrá disfrutar de una visión de 600 píxeles, lo más avanzado que la tecnología puede ofrecer hasta el momento.

Por ahora, la visión también tendrá que ser solo en blanco y negro, aunque desde la compañía ya han comunicado sus esfuerzos para integrar una escala de grises que le permita al usuario diferenciar tonos y percibir sombras.

Los pacientes sometidos a este tratamiento, también tendrán algunas limitaciones, como el hecho de no poder conducir o leer libros con letras de tamaño estándar. De todos modos, ante la situación de no ver absolutamente nada, la “Bio-Retina” presenta una solución verdaderamente salvadora.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

El dispositivo costaría unos 60 mil dólares, sin embargo, la compañía espera que las aseguradoras le permitan amortiguar el precio final, por lo que predicen un precio final para el paciente (incluyendo la intervención) de 2 mil dólares.

De momento, el revolucionario invento resolverá la vida a pacientes con retinosis pigmentaria y degeneración macular asociada a la edad (AMD, por sus siglas en inglés), trastornos comunes a partir de los 60 años. Asimismo, en el web de la compañía, afirman que la Bio-Retina funcionaría para recuperar la visión en enfermedades como la retinopatía diabética, o aquellas en las que el foto-receptor se atrofia y no puede funcionar otra vez debido a que no hay células que puedan traducir la luz que llega a la retina en una visión útil.

Por último, la “Bio-Retina” se podrá cargar a través de unas gafas de sol especialmente diseñadas para transmitir energía de forma inalámbrica mediante un láser, que no interferirá en absoluto con la función del dispositivo, y podrán ser recargadas por las noches.

 

 

 

Tecnews.pe [en línea] Lima (PER): tecnews.pe, 06 de enero de 2014 [ref. 30 de diciembre de 2013] Disponible en Internet: http://www.tecnews.pe/noticias/bio-retina-el-dispositivo-que-devolvera-la-vista-los-ciegos/



Hacia dónde va el mercado de diagnóstico

2 01 2014

Conforme avanza la tecnología médica, hay una tendencia muy clara de unión entre dos portafolios del negocio de la salud antes separados: medicamentos y pruebas de diagnóstico. El ejemplo más clásico está en cáncer de mama: actualmente, en cuanto una mujer recibe el diagnóstico, ya es prácticamente obligado que el médico le mande a aplicar ciertas pruebas conocidas como marcadores, para definir qué tipo de tumor la ha atacado, porque en función de ello, es posible enviarle el medicamento más indicado a esa paciente.

 

Esto significa que con las pruebas de diagnóstico actualmente existentes ya no sólo se sabe si alguien tiene o no la enfermedad -en este caso el cáncer-, sino que es factible definir entre una serie de diferentes tipos de tumores cancerígenos. Con ello hoy también se sabe que el cáncer ya no es una única enfermedad, sino es un conjunto de innumerables tipos y subtipos de enfermedades. Algo similar ya está sucediendo con la hepatitis C y con el cáncer cervicouterino, que tiene la prueba de Virus de Papiloma Humano.

Y para como van las cosas, en función de cuál se sufra, habrá un tratamiento distinto para cada quien. Por ello se habla de que vamos rumbo a una medicina personalizada para cada paciente.

Uno de los laboratorios más avanzados en esto es la suiza Roche, cuya área de Diagnóstico Roche es líder mundial en este ámbito y ha sabido ligar exitosamente su unidad de Farma, es decir, de medicamentos.

De hecho, hoy en día su unidad de negocio de Diagnóstico registra ventas por unos 10,000 millones de francos suizos, y ya no hay gran diferencia respecto de lo que vende Roche en medicamentos que como farmacéutica había sido su negocio tradicional.

Uwe Oberlaender, el director general de Diagnostico Roche en México, menciona que de lo vendido en Diagnóstico, reinvierten casi 10% en investigación y desarrollo, dado que es un negocio de alta y constante innovación. Dice que gracias a Diagnosticos, Roche Farma puede tener más medicamentos especializados porque con los estudios es posible saber a qué pacientes se les da determinado medicamento. Ahí está el caso de Herceptin, un fármaco que no es quimioterapia (son anticuerpos) y sólo se le aplica a quien tenga un subtipo muy específico de cáncer de seno (el Her2 positivo), con un resultado de recuperación prácticamente seguro.

Con las pruebas moleculares, por ejemplo, se prevé que pronto pueda saberse si la hija de una mujer que murió por cáncer de mama puede desarrollar igualmente el mal. De hecho, Roche tiene un aparato enorme en el Instituto de Cancerología, donde se está aplicando un estudio con estas pruebas con el fin de ver qué medidas preventivas se pueden tomar entre las mujeres que son más susceptibles de sufrir ese cáncer.

De acuerdo con Oberlaender, Roche tiene hoy unos cinco medicamentos aprobados que ya cuentan con su propio marcador o prueba molecular, incluso recientemente en Estados Unidos la FDA ya aprobó una molécula de medicamento ligado a un marcador específico, ambas de Roche; ha sido la primera vez que sucede, pero es de esperarse que vendrán muchas más.

Las tabacaleras siguen presionando…

Tal parece que las empresas tabacaleras no han dejado de presionar al gobierno y al Legislativo para trabajar contra cigarrillos ilegales. Pero la Cofepris, de Mikel Arriola, no ha cejado en actuar en contra de ese azote, aunque tiene muchas otras cosas que hacer; no puede dedicarse sólo a eso. Ayer, la agencia sanitaria dio a conocer un informe de acciones en contra del tabaco ilegal que solicitó la Cámara Alta la semana pasada.

¿Sabe cuántos cigarrillos ilegales de unas 100 marcas apócrifas ha decomisado la Cofepris en el 2013? Más de 56 millones en ocho estados de la República; DF, Quintana Roo, Jalisco, Chihuahua, Chiapas, Durango, Coahuila y Oaxaca.

 

Maribel R. Coronel

 

Eleconomista.com.mx [en línea] México, DF (MEX): eleconomista.com.mx, 02 de enero de 2014 [ref. 10 de diciembre de 2013] Disponible en Internet: http://eleconomista.com.mx/columnas/salud-negocios/2013/12/10/hacia-donde-va-mercado-diagnostico