Reducción de la mortalidad en adultos hospitalizados por gripe

31 03 2014

Un tratamiento antiviral reduce la mortalidad un 25% en adultos hospitalizados por gripe.

El estudio se realizó en 29.000 pacientes durante la pandemia del virus H1N1.

 

El investigador Jordi Carratalà

El investigador Jordi Carratalà

Un estudio internacional concluye que los adultos hospitalizados con el virus de la gripe H1N1 durante la pandemia de los años 2009-2010 presentaban un 25 % menos de mortalidad si se les trataba con un fármaco antiviral inhibidor de la neuroaminidasa. Se trata de un metanálisis con más de 29.000 pacientes publicado en The Lancet Respiratory Medical Journal y que ha merecido una editorial de la revista.

 

El trabajo, que ha contado con la participación del grupo de investigación en Infecciones respiratorias en el huésped inmunocomprometido del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) liderado por Jordi Carratalà, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Bellvitge, también indica que el tratamiento durante los dos primeros días del desarrollo de la gripe reduce a la mitad el riesgo de muerte comparado con un tratamiento más tardío o sin tratamiento .

 

Estos resultados nos permiten proponer una estrategia de tratamiento antiviral en pacientes hospitalizados por la gripe estacional durante las primeras 48 horas, también en pacientes de riesgo como embarazadas, pacientes con enfermedades cardíacasreduciendo así en un cuarto el riesgo de muerteha explicado Carratalà.

 

Tratamiento antiviral

El fármaco testado durante la pandemia es un inhibidor de la neuroaminidasa, una proteína que se encuentra en la superficie de la membrana del virus y que le permite entrar en las células sanas y infectarlas para replicarse.

 

Hasta ahora no se había podido hacer un estudio tan concluyente ya que normalmente la gripe estacional no provoca tantas hospitalizaciones como lo hizo la pandemiaha argumentado Carratalà, que afirma que una de las bondades del tratamiento es queactúa contra todos los virus de la gripe y por lo tanto se podrá utilizar como estrategia contra la gripe estacional”.

 

SKU

Stella G Muthuri, Sudhir Venkatesan et al.  Effectiveness of neuraminidase inhibitors in reducing mortality in patients admitted to hospital with influenza A H1N1pdm09 virus infection: a meta-analysis of individual participant data. Lancet Respir Med 2014 . Published Online Martxoa 19, 2014 http://dx.doi.org/10.1016/ S2213-2600(14)70041-4

 

 

Idibell.cat [on-line] Barcelona (ESP): Idibell.cat, 31 de marzo de 2014 [ref. 27 Martxoa 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://www.idibell.cat/modul/noticias/es/674/un-tratamiento-antiviral-reduce-la-mortalidad-un-25-en-adultos-hospitalizados-por-gripe



Nuevo método para monitorizar los tratamientos del mieloma múltiple

27 03 2014

El Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca ha desarrollado un procedimiento más sensible para detectar con mayor fiabilidad si los pacientes tienen enfermedad mínima residual.

Mieloma Múltiple

Mieloma Múltiple

 

El Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca ha desarrollado un nuevo método que permite monitorizar de una forma más fiable los tratamientos contra el mieloma múltiple, ya que detecta mejor si los pacientes siguen teniendo enfermedad mínima residual, es decir, una pequeña cantidad de células tumorales que pueden provocar una recaída. En una reunión que se celebra hoy y mañana en el CIC, los científicos de Salamanca están presentando la novedad a expertos internacionales y es previsible que dentro de unos meses esté a disposición de laboratorios de todo el mundo.

 

El método está basado en la tradicional técnica de citometría de flujo, que por medio de luz láser consigue clasificar las células en función de sus características, adibidez,, la presencia de biomarcadores o sustancias que indican si una célula es patológica. La novedad es que ahora el CIC ha desarrollado un procedimiento que “tiene mucha más sensibilidad, con nuevos biomarcadores y combinaciones de biomarcadores”, explica a DiCYT el investigador Alberto Orfao, principal responsable de este avance.

 

Era berean,, es un método muy estándar, con la posibilidad de que sea automatizado. Hori dela eta, entre los asistentes a la reunión hay representantes de la industria farmacéutica de Estados Unidos interesados en incorporarlo en ensayos clínicos como método de monitorización estandarizado y otras centradas en el diagnóstico que plantean buscar la aprobación de la FDA (Food and Drug Administration), la agencia estadounidense del medicamento.

 

Al encuentro acuden cerca de 70 personas de los grupos internacionales más activos en tratamiento y monitorización del tratamiento en mieloma. Aunque es un número reducido, los especialistas proceden, además de Estados Unidos, de varios países de Europa, Singapur, Australia, Estados Unidos, Sudáfrica y América Latina. “Son los grupos fuertes en tratamiento de mieloma a nivel mundial”, señala Orfao.

 

Este proyecto ha sido desarrollado por un grupo de investigación europeo coordinado desde Salamanca que ha contado con la financiación de la Fundación Internacional del Mieloma. Aunque tiene una duración de tres años y sólo han transcurrido ocho meses de trabajo, “tenemos el método ya prácticamente cerrado y lo estamos compartiendo”, comenta el investigador del CIC.

Los científicos disponen de otros procedimientos para monitorizar los tratamientos, pero no están estandarizados y no tienen la misma sensibilidad que éste. “En los datos preliminares que tenemos, la mitad de los pacientes que dan negativo para la prueba de enfermedad residual con el método que se utiliza hoy en día resultan positivos con este método más sensible”, indica Orfao. Esto explicaría por qué muchas personas recaen a pesar de que no se les detecta ni rastro de la enfermedad.

 

Camino de los laboratorios de todo el mundo

 

La clave está en haber encontrado nuevos biomarcadores que permiten detectar células tumorales incluso cuando se emplean tratamientos nuevos que eliminan los biomarcadores clásicos que se utilizaban para monitorizar la enfermedad y que, beraz,, después de las terapias ya no son detectados.

 

Aunque el concepto ya está desarrollado, el proyecto aún tiene más de dos años por delante para alcanzar metas mayores. En primer lugar, es necesario que las empresas especializadas produzcan kits que permitan utilizarlo de forma masiva en todo el mundo, aunque este aspecto ya está tan avanzado que “es previsible que en unos meses esté en el mercado como un producto que pueda utilizar cualquier laboratorio”. La empresa salmantina Cytognos participa en el desarrollo del software necesario para avanzar por este camino.

 

Nuevos retos por delante

 

Por otra parte, los investigadores tienen nuevos retos por delante para seguir mejorando el diagnóstico y monitorización del tratamiento. “Aunque incrementemos al máximo la sensibilidad de este método, no vamos a ser capaces de detectar enfermedad en todos los casos porque sólo va dirigido a la médula ósea, y hay otro tipo de enfermos que no tienen localizada la patología en este tejido”, advierte el experto. Hori dela eta, “también estamos trabajando para que pueda ser detectada en una muestra fácil, como la sangre.

 

Los investigadores ya están trabajando en este sentido y tienen registrada la propiedad intelectual de algunos conceptos desde hace cuatro años, aunque no habían obtenido la financiación necesaria para desarrollarlos hasta ahora. En este campo, el CIC trabaja en colaboración con un grupo de Rotterdam (Países Bajos) y con el equipo de Jesús San Miguel, que hasta hace unos meses también trabajaba en Salamanca y ahora lo hace desde Pamplona.

 

Por José Pichel Andrés

 

 

Dicyt.com [on-line] Salamanca (ESP): dicyt.com, 27 de marzo de 2014 [ref. 21 Martxoa 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://www.dicyt.com/noticias/nuevo-metodo-para-monitorizar-los-tratamientos-del-mieloma-multiple



Crean el primer ‘bazo-en-un-chip’ humano funcional del mundo

24 03 2014

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) y del CRESIB, centro de investigación de ISGlobal han realizado un gran avance en el ámbito de la microingeniería de ‘órganos-en-un-chip

 

 

 Los científicos de estos dos institutos han elaborado por primera vez un modelo funcional de bazo en 3D capaz de actuar como este órgano; filtrar los glóbulos rojos de la sangre. Lo han conseguido recreando a microescala las propiedades físicas y las fuerzas hidrodinámicas de la unidad funcional de la pulpa roja del bazo. Este dispositivo puede servir para detectar posibles fármacos contra la malaria y otras enfermedades hematológicas. Este estudio ha sido publicado en Lab on a Chip.

 

La idea original de crear un bazo-en-un-chip surgió de los grupos del Dr. Hernando A del Portillo, Profesor ICREA del CRESIB centro de investigación de ISGlobal, quien estudia hace varios años el papel del bazo en la malaria y del Dr. Josep Samitier, director del IBEC y catedrático de la Universidad de Barcelona, quien estudia las propiedades reológicas de la sangre, incluyendo aquella parasitada por malaria, para desarrollar sistemas de diagnóstico. ”Debido a las limitaciones éticas y tecnológicas de estudiar el bazo humano, conocido como la “caja negra” de la cavidad abdominal, ha habido muy pocos avances en su estudio”, explica del Portillo. Para romper esta barrera se inició una colaboración para desarrollar un modelo del bazo humano-en-un-chip mediante un proyecto EXPLORA.

“El sistema fluídico del bazo es muy complejo y adaptado evolutivamente para filtrar y destruir selectivamente glóbulos rojos viejos, micro-organismos y glóbulos rojos parasitados por malaria,” explica el Dr. Antoni Homs, investigador del IBEC y coautor del estudio. “El bazo filtra la sangre mediante un método único, haciéndola ‘microcircular’ a través de lechos de filtración formados por la pulpa roja del bazo en un compartimento especial donde el hematocrito (el porcentaje de células rojas de la sangre) se ve aumentado. De modo que los macrófagos especializados pueden reconocer y destruir glóbulos rojos enfermos.” Además, la sangre en este compartimento solo puede viajar en un único sentido a través de ranuras interendoteliales antes de llegar al sistema circulatorio, lo que representa un riguroso segundo test para asegurar la eliminación de las células viejas o enfermas.

 

YouTube Preview Image

Los investigadores de estos dos centros, pertenecientes a la red de centros CERCA, han imitado estas dos condiciones de control en su plataforma de tamaño micro para simular la microcirculación de la sangre a través de dos canales principales (uno lento y uno rápido) diseñados para dividir el flujo. En el canal ‘lento’ la sangre fluye a través de una matriz de pilares simulando el ambiente real donde el hematocrito aumenta y la sangre “enferma” es destruida. El dispositivo ya se ha probado con glóbulos rojos humanos sanos y en infectados por malaria, trabajo realizado mayoritariamente por los investigadores predoctorales Luis G. Rigat-Brugarolas (IBEC) y Aleix Elizalde-Torrent (CRESIB/ISGlobal), coautores también de este trabajo. “Nuestro dispositivo facilitará el estudio de la función del bazo en malaria, e incluso podría proporcionar una plataforma flexible para la detección de posibles fármacos contra ésta y otras enfermedades hematológicas,” dice del Portillo.

“La investigación en órganos-en-un-chip integrando microfluídica con sistema celulares aún está dando sus primeros pasos, pero ofrece enormes perspectivas hacia el futuro de los ensayos de fármacos para diferentes patologías”, especifica Samitier. Estos dispositivos en 3D, que imitan las interrelaciones tejido-tejido y los microambientes únicamente vistos en los órganos vivos, permite una nueva percepción de las enfermedades que no puede obtenerse fácilmente con los estudios convencionales con animales, que son costosos y consumen mucho tiempo. Era berean,, cede el paso a los resultados relacionados con humanos que los modelos animales no pueden predecir.

 

Artículo de referencia: Rigat Brugarolas, L. G., Elizalde Torrent, A., Bernabeu, M., de Niz, M., Martin Jaular, L., Fernandez Becerra, C., Homs Corbera, A., Samitier, J. & del Portillo, H. A. (2014). Functional microengineered model of the human splenon-on-a-chip. Lab Chip, epub ahead of print

 

 

 

Ibecbarcelona.eu [on-line] Barcelona (ESP): ibecbarcelona.eu, 24 de marzo de 2014 [ref. 07 Martxoa 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://www.ibecbarcelona.eu/NOTICIAS-DE-INVESTIGACION/researchers-and-clinicians-create-first-functional-human-splenon-on-a-chip.html



Implantación deMinimarcapasossin necesidad de cirugía convencional

20 03 2014

El Clínic de Barcelona participa en un ensayo clínico para probar el marcapasos más pequeño del mundo

 

Con una medida de 24mm, el dispositivo Micra fabricado por la empresa de tecnología médica Medtronic es, a día de hoy, el marcapasos más pequeño del mundo. Un total de 10 centros en el mundo participan en un ensayo clínico global con 60 pacientes para probar un sistema tecnológico innovador, que no requiere cables, con un procedimiento de implante de mínima invasión (vía transcatéter a través de la vena femoral). El primer dispositivo se implantó a un paciente en Linz (Austria) como parte del estudio clínico. En España, el  Clínic es uno de estos 10 centros seleccionados en el mundo -y el único en España- para probar el dispositivo en fase 1 (pre-market) del estudio, aprobado por la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario). En Europa lo han probado otros cinco centros en Austria, Hungría, Países Bajos y Francia. El resto tendrá que esperar a que se inicie la fase 2, en la que participarán 300 pacientes de todo el mundo. En esta primera fase se han implantado 26 dispositivos en todo el mundo: 24 en Europa y tres en el Hospital Clínic de Barcelona.

 

El equipo del Dr. Lluis Mont, jefe de Arrítmias del Hospital Clínic de Barcelona, junto con el Dr. Josep Brugada, director médico, han implantado el dispositivo Micra a tres pacientes candidatos que sufrían bradicardia, una condición caracterizada por un ritmo cardiaco lento (menos de 60 latidos por minuto) o irregular. Las intervenciones se realizaron el pasado mes de febrero y los tres pacientes presentan una evolución favorable hasta el momento, sin ninguna complicación en la operación ni postoperatoria. Según el Dr. Mont, “gracias a la facilidad del implante a través de la vena femoral y a la ausencia de cables, se evita la posibilidad de heridas y disminuye notablemente el riesgo de infecciones y de disfunción de los electrodos, un problema  común en los marcapasos estándar”. Otra de las ventajas del nuevo dispositivo es la gestión de los circuitos quirúrgicos, ya que “existe la posibilidad de colocarlo en las áreas de hemodinámica de los centros hospitalarios, con un servicio permanente de 24 horas que no requieren la programación de los servicios de quirófano de una cirugía convencional”, señala el jefe de Arritmias del Clínic.

 

YouTube Preview Image

 

Micra aporta mayor estabilidad y reduce el riesgo de daño tisular

Con una décima del tamaño del marcapasos actual, Micra se coloca directamente en el corazón mediante un catéter insertado a través de la vena femoral. Una vez colocado, el marcapasos queda enganchado a la pared del ventrículo derecho y puede recolocarse si es necesario. Gracias a su reducido tamaño y al sistema de fijación a través de cuatro patas flexibles permite una mayor estabilidad y evita el daño del tejido cardíaco. Este dispositivo no requiere el uso de cables que conecten el marcapasos con el corazón. Micra manda impulsos eléctricos a través de un electrodo que está colocado en el propio dispositivo. En contraste con el procedimiento actual de implante del marcapasos, Micra no requiere de incisiones quirúrgicas en el pecho ni la creación de ningún “bolsillo” debajo de la piel. Esta novedad elimina las posibles complicaciones derivadas del implante y elimina cualquier signo visible del dispositivo.

"Micra es un ejemplo de la importante inversión que hemos hecho en tecnología punta, más concretamente, en la miniaturización de los dispositivos cardiacos”, dice Pat Mackin, presidente de CRDM y vicepresidente de Medtronic. “Los dispositivos más pequeños y los nuevos procedimientos menos invasivos son una muestra del fuerte compromiso en mejorar la salud del paciente y ganar eficiencia en los procedimientos. A través del estudio clínico global del Micra estamos intentando generar una evidencia fuerte de los beneficios que esta tecnología supone para pacientes y clínicos de todo el mundo”.

 

 

Blog.hospitalclinic.org [on-line] Barcelona (ESP): blog.hospitalclinic.org, 20 de marzo de 2014 [ref. 18 Martxoa 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://blog.hospitalclinic.org/es/2014/03/el-clinic-de-barcelona-participa-en-un-assaig-clinic-per-provar-el-marcapassos-mes-petit-del-mon/



Finding malaria’s weak spot

17 03 2014

A ground-breaking imaging system to track malarial infection of blood cells in real time has been created by a collaboration catalysed by the University’s Physics of Medicine Initiative.

After over a decade of research into malaria, biologists Dr Teresa Tiffert and Dr Virgilio Lew at the Department of Physiology, Development and Neuroscience found their efforts to observe a key stage of the infection cycle severely hindered by the limits of available technology. An innovative collaboration with physicist Dr Pietro Cicuta at the Cavendish Laboratory and bio-imaging specialist Professor Clemens Kaminski in the Department of Chemical Engineering and Biotechnology is now yielding new insights into this devastating disease.

Under attack

Malaria is caused by parasites transmitted to humans through the bites of infected mosquitoes. According to the World Malaria Report 2011, there were about 216 million cases of malaria causing an estimated 655,000 deaths in 2010. Tiffert and Lew established their malaria laboratory in Cambridge in 1999 to investigate the most deadly form of the parasite, Plasmodium falciparum. Becoming increasingly resistant to available drugs, this species in particular is a growing public health concern.

Their current focus is a mysterious step in the life cycle of P. falciparum occurring inside the infected human’s bloodstream. The parasites, at this stage called merozoites, attach to and enter red blood cells (RBCs) to develop and multiply. After two days, the new merozoites are released and infect neighbouring RBCs. Over several days, this process amplifies the number of parasitised RBCs and causes severe and potentially lethal symptoms in humans.

“A huge amount of research has been devoted to understanding the RBC penetration process,” said Tiffert. “The focus of many vaccine efforts is the molecules on the surfaces of both parasite and red cell that are instrumental in recognition and penetration. Our collaboration with Clemens developed new imaging approaches to investigate what happens in the cells after invasion. But the pre-invasion stage, when a merozoite first contacts a cell targeted for invasion, remained a profound mystery. Our research indicates that this stage is absolutely critical in determining the proportion of cells that will be infected in an individual.”

For invasion to occur, the tip of the merozoite has to be aligned perpendicularly to the RBC membrane. Tiffert and Lew are focusing on how this alignment comes about, which has proved a formidable technical challenge. “The merozoites are only in the bloodstream for less than two minutes, where they are vulnerable to attack by the host’s immune system, before entering a RBC. To investigate what is going on we need to record lots of pre-invasion and penetration sequences at high speed, using high magnification and variable focusing in three dimensions. And the real challenge is to have the microscope on the right settings and to be recording at exactly the time when an infected cell has burst and released merozoites – something that is impossible to predict,” said Tiffert.

Techniques used by previous investigators have produced few useful recordings of this process occurring in culture, but from these an astonishing picture is emerging. “The contact of the merozoite with the RBC elicits vigorous shape changes in the cell, not seen in any other context,” said Lew. “It seems clear that this helps the merozoite orientate itself correctly for penetration, because all movement stops as soon as this happens. The parasite is somehow getting the RBC to help it invade.”

YouTube Preview Image

A collaborative approach

Cicuta, a University Lecturer involved in the University’s Physics of Medicine Initiative – which is bringing together researchers working at the interface of physical sciences, life sciences and clinical sciences – met the trio by chance three years ago. He realised he could use his background in fundamental physics to pioneer a new approach to understanding malaria. “It’s been a gradual move for me to apply what I’ve learnt in physics to biology,” he said. “From the physics point of view, RBC membranes are a material. This material is very soft and undergoes deformations and fluctuations, and I was interested in understanding the mechanics involved during infection with malaria.”

Drawing on his expertise in the development of experimental techniques, Cicuta collaborated with Tiffert, Lew and Kaminski to pioneer a completely automated imaging system that pushes the boundaries of live cell imaging, enabling individual RBCs and merozoites to be observed throughout the process of infection. The research was funded by the Biotechnology and Biological Sciences Research Council and the Engineering and Physical Sciences Research Council.

“This microscope can not only run by itself for days, it can perform all the tasks that a human would otherwise be doing. It can refocus, it can find infected cells and zoom in, and when it detects a release of parasites it can change its imaging modality by going into a high frame-rate acquisition. And when the release has finished it can search around in the culture to find another cell to monitor automatically,” said Cicuta. “We also want to integrate a technique called an optical trap, which uses a laser beam to grab cells and move them around, so we can deliver the parasites to the cells ourselves and see how they invade.”

“So far, we’ve been able to gather over 50 videos of infections, which my PhD student Alex Crick has processed to show very clearly that the RBCs undergo large changes in shape when the merozoites touch them. We’ve also seen very strange shape changes just before the parasites come out of the cells, and we want to see whether this has a bearing on the parasites’ ability to infect subsequent cells.”

During the development of the microscope, the team discovered variability in the way the infected RBCs behave before they burst. “It’s important to know that there isn’t just one story. The only way to find this out is to look at many cells, which this system allows,” said Lew. “It’s a new level of data that allows us to get experimentally significant results, and better understand the diversity of the merozoites,” Cicuta added.

Used in conjunction with other tools such as fluorescent indicators and molecular biological tools, the new technology will allow Tiffert and Lew to test their hypotheses about the pre-invasion stage of the disease. They hope to determine the critical steps, which could provide clues as to how to stop an infection. “This microscope is an extraordinary new tool that has potential for use across a huge field of biological problems involving cellular interactions,” explained Lew.

“It may provide a route to designing effective antimalarial drugs, reducing invasive efficiency and decreasing mortality,” said Tiffert. “The automation we have achieved with this microscope will also be very important for future testing of malaria drugs and vaccines,” added Cicuta.

 

A visionary initiative

“The Physics of Medicine Initiative has been essential to our work,” said Cicuta. The University formally established the Initiative in December 2008 through the opening of a new purpose-built research facility adjacent to the Cavendish Laboratory, funded by the University and The Wolfson Foundation. The goal is to break down traditional barriers that have tended to limit interactions between researchers in the physical and biomedical sciences.

“I met my collaborators through a Physics of Medicine symposium, and the new building is the only place in the University where this type of research can be done,” added Cicuta. “It’s set up for safe handling of hazardous biological organisms like P. falciparum, and also has the facilities to design hardware for our advanced microscopes. This work is exciting because it’s interdisciplinary. By applying physics to the knowledge biologists have been developing for many years, we can make very fast progress.”

For more information, please contact Jacqueline Garget at the University of Cambridge Office of External Affairs and Communications

 

Cam.ac.uk [on-line] Cambridge (UK): cam.ac.uk, 17 Martxoa 2014 [ref. 06 de febrero de 2013] Interneten eskuragarri dagoen: http://www.cam.ac.uk/research/features/finding-malaria’s-weak-spot



Diagnóstico mediante Bacterias probióticas magnéticas

13 03 2014

Científicos de la Universidad de Granada desarrollan por primera vez en el mundo unas bacterias magnéticas que, al ser incluidas en la comida e ingeridas, ayudan a diagnosticar enfermedades digestivas, como el cáncer de estómago.

Los investigadores han incorporado partículas magnéticas a unas bacterias (probióticos) que se encuentran en muchos alimentos. El comportamiento de estos “probióticos magnéticos” se asemeja al de unas bacterias magnéticas que existen en la naturaleza pero que resultan muy difíciles de obtener en gran cantidad y no han sido empleadas nunca en humanos.

 

Las bacterias magnéticas artificiales son bacterias probióticas rodeadas de miles de nanopartículas magnéticas de óxido de hierro. Estas bacterias son imanes vivos que se alinean siguiendo un campo magnético externo. Esto hace que tengan muchas aplicaciones como fármacos magnéticos en Medicina.

Las bacterias magnéticas artificiales son bacterias probióticas rodeadas de miles de nanopartículas magnéticas de óxido de hierro. Estas bacterias son imanes vivos que se alinean siguiendo un campo magnético externo. Esto hace que tengan muchas aplicaciones como fármacos magnéticos en Medicina.

 

Científicos de la Universidad de Granada han logrado crear bacterias magnéticas artificiales, que podrían incluirse en alimentos y ayudar, al ser ingeridas, a diagnosticar enfermedades del sistema digestivo, como el cáncer de estómago. Este importante hallazgo científico supone la primera vez a nivel mundial que un alimento es empleado como fármaco natural y ayuda a diagnosticar una enfermedad.

Los investigadores, pertenecientes al grupo de Bionanopartículas Metálicas (Bionanomet) del departamento de Química Inorgánica y al Instituto de Biotecnología de la UGR, han desarrollado este trabajo en colaboración con la empresa BIOSEARCH SA. Los resultados de esta investigación han sido publicados en el último número de la revista Advanced Functional Materials.

Para diseñar estas bacterias magnéticas artificiales, los científicos se inspiraron en unas bacterias que existen en la naturaleza (magnetobacterias), que producen en su interior, de manera natural, unos pequeños imanes que les sirven fundamentalmente como sistema de orientación, esto es, a modo de brújula interna.

 

Aplicaciones biomédicas

 

Estas bacterias magnéticas artificiales podrían emplearse en aplicaciones biomédicas, ya sea para obtener imágenes de resonancia magnética y poder diagnosticar o para calentar células malignas mediante hipertermia magnética y así curar enfermedades como el cáncer.

Esta nueva tecnología, que ha sido patentada por la empresa BIOSEARCH SA, se encuentra en fase experimental y permitiría el uso de estas bacterias probióticas, de uso habitual en alimentación, para el diagnóstico y tratamiento de tumores así como suplemento alimenticio de hierro.

Este proyecto se ha desarrollado en el marco de un proyecto subvencionado por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) de la Junta de Andalucía, y ha culminado en el registro de una patente sobre esta novedosa tecnología y sus aplicaciones y en una primera publicación en una de las revistas de mayor impacto en el área de materiales aplicados.

 

Referencia bibliográfica:

Artificial Magnetic Bacteria: Living Magnets at Room Temperature
Miguel Martín, Fernando Carmona, Rafael Cuesta, Deyanira Rondón, Natividad Gálvezand José M. Domínguez-Vera. 
Advanced Functional Materials. 2014
 DOI: 10.1002/adfm.201303754

 

Harremanetan jarri:

José Manuel Domínguez Vera

Departamento de Química Inorgánica de la UGR

Teléfono: 958 248 097

Correo electrónico: josema@ugr.es

 

 

Canalugr.es [on-line] Granada (ESP): canalugr.es, 13 de marzo de 2014 [ref. 07 Martxoa 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://canalugr.es/ciencia-y-tecnologia-de-la-salud/item/71399-crean-artificialmente-unas-bacterias-magnéticas-que-a��conviertena��-los-alimentos-en-fármacos-naturales



App médicas y sistemas operativos utilizados en hispanohablantes

10 03 2014

Según el sitio App Annie, las aplicaciones para citas médicas, los servicios desarrollados por aseguradoras del sector salud y las guías de consulta de medicamentos son las apps de Salud más elegidas por los usuarios.

 

Instalaciones de la app Vademecum Mobile 2.0 en dispositivos iOS y Android según cada región.

Instalaciones de la app Vademecum Mobile 2.0 en dispositivos iOS y Android según cada región.

 

Durante el Mobile World Congress 2014, celebrado la semana pasada en Barcelona, España, se ha puesto de manifiesto cómo las aplicaciones m-Health demostraron utilidad en el ámbito sanitario.

Las aplicaciones para citas médicas, los servicios desarrollados por aseguradoras del sector salud y las guías de consulta de medicamentos son las apps más elegidas por los usuarios.

Según el sitio web App Annie, donde se pueden consultar estadísticas y rankings sobre aplicaciones móviles, en España las diez apps médicas para dispositivos iOS y Android más populares son:

 

Tanto en España como en Latinoamérica, las guías de consulta farmacológica comprenden uno de los recursos más demandados por los usuarios.

Vademecum Mobile 2.0, adibidez,, tiene el mayor número de descargas en México, Chile y Colombia, y alcanzó el  primer puesto en la categoría de aplicaciones médicas a lo largo de los últimos doce meses en Honduras, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Venezuela y Perú.

 

 

Ehealthreporter.com [on-line] Chicago, IL (USA): ehealthreporter.com, 10 de marzo de 2014 [ref. 05 Martxoa 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://www.ehealthreporter.com/es/noticia/verNoticia/3230/que-sistema-operativo-movil-prefieren-los-medicos-latinoamericanos-y-espanoles



Study Reveals Mechanisms Cancer Cells Use to Establish Metastatic Brain Tumors

6 03 2014

New research from Memorial Sloan Kettering provides fresh insight into the biologic mechanisms that individual cancer cells use to metastasize to the brain. Published in the February 27 issue of Cell, the study found that tumor cells that reach the brain — and successfully grow into new tumors — hug capillaries and express specific proteins that overcome the brain’s natural defense against metastatic invasion.

 Metastasis, the process that allows some cancer cells to break off from their tumor of origin and take root in a different tissue, is the most common reason people die from cancer. Metastatic brain tumors are ten times more common than primary brain cancers.

Yet most tumor cells die before they can take root in the brain, which is better protected than most organs against colonization by circulating tumor cells. To seed in the brain, a cancer cell must dislodge from its tumor of origin, enter the bloodstream, and cross densely packed blood vessels called the blood-brain barrier. Until now, little research has been done into how metastatic brain tumors develop, but previous mouse experiments that imaged metastatic breast cancer cells over time have shown that of those cancer cells that do make it to the brain, fewer than one in 1,000 survive.

“We didn’t know why so many of these cells die,” says Joan Massagué, PhD, Director of the Sloan Kettering Institute and senior author of the study. “What kills them? And how do occasional cells survive in this vulnerable state — sometimes hiding out in the brain for years — to eventually spawn new tumors? What keeps these rare cells alive and where do they hide?

In the Cell study, Dr. Massagué, with Fellow Manuel Valiente, PhD, and other team members, found that in mouse models of breast and lung cancer — two tumor types that often spread to the brain — many cancer cells that enter the brain are killed by astrocytes. These killer cells, the most common type of brain cell, secrete a protein called Fas ligand.

When cancer cells encounter this protein, they are triggered to self-destruct. The exceptional cancer cells that escape the astrocytes do so by producing a protein called Serpin, which acts as a sort of antidote to the death signals fired at them by nearby astrocytes.

After imaging defiant metastatic cells in the brains of mice, researchers noticed that the cells that were able to survive grew on top of blood capillaries, each cell sticking closely to its vessel “like a panda bear hugging a tree trunk,” Dr. Massagué says. They found that the tumor cells produce a protein that acts like Velcro to attach the cells to the outer wall of a blood vessel.

“This hugging is clearly essential,” Dr. Massagué explains. “If a tumor cell detaches from its vessel, it gets killed by nearby astrocytes. By staying on, it gets nourished and protected, and may eventually start dividing to form a sheath around the vessel.”

Under the microscope, the researchers watched these sheaths of cancer cells around the blood capillaries grow into tiny balls, which eventually became tumors. “Once you’ve seen it, you can never forget this image,” Dr. Massagué says.

The tumor-cell survival factors uncovered by this study might one day be targeted with drugs to further diminish people’s risk of metastasis. Dr. Massagué is particularly interested in the ability of tumor cells to hug blood vessels, as he suspects this behavior may be essential for the survival of metastatic cancer cells not only in the brain but also in other parts of the body where metastatic tumor growth can occur.

“Most cancer patients are actually at risk of having their tumor spread to multiple sites,” Dr. Massagué notes. For example, breast cancers can metastasize to the bones, lungs, and liver, as well as to the brain. “What we may be looking at,” he adds, “is a future way to prevent metastasis to many organs simultaneously” using drugs that make tumor cells let go of the blood vessels they cling to.

 

This work was supported by NIH grants P01-CA129243 and U54-163167, DOD Innovator award W81XWH-12-0074, and the Alan and Sandra Gerry Metastasis Research Initiative.

 

 

Mskcc.org [on-line] New York (USA): mskcc.org, 6 Martxoa 2014 [ref. 27 de febrero de 2014] Interneten eskuragarri dagoen: http://www.mskcc.org/pressroom/press/study-reveals-mechanisms-cells-use-establish-metastatic-brain-tumors



Dr Martinez Usero: La visión europea sobre innovación en envejecimiento activo y saludable.

1 03 2014

Dr. Jose Angel Martinez Usero

Responsible for International Affairs, Funka Nu

[http://www.funkanu.com/en/]

 

 

Desde 2012 la Comisión Europea está fomentando una experiencia piloto denominada Partenariado Europeo de Innovación en Envejecimiento Activo y Saludable (EIPAHA[1]), en inglés “European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing”.

 

El reto global del piloto consiste en aumentar la media de esperanza de vida europea en 2 años antes de 2020. Ello supondría una triple victoria para Europa:

  • Mejorar la salud y la calidad de vida de los ciudadanos europeos, sobre todo de los mayores,
  • Apoyar la sostenibilidad y eficiencia de los sistemas de salud y protección social,
  • Aumentar la competitividad de la industria europea en este ámbito consiguiendo expansión en nuevos mercados.

La prioridad es el envejecimiento

 

El envejecimiento activo y saludable es un reto social en todos los países europeos, pero también supone una oportunidad, ya que Europa puede convertirse en un líder global capaz de proporcionar soluciones innovadoras.

Diferentes Grupos de Acción en Europa

 

Con una población europea mayor de 65 años, que pasará de 85 millones en 2008 a 151 millones en 2060, el contexto de entornos europeos (edificios, ciudades, entornos tecnológicos, etc.) debe adaptarse a las necesidades y preferencias de las personas mayores. Con el objetivo de apoyar una mayor calidad de vida y una mejor integración social, las ciudades y regiones de Europa van a necesitar apostar por el fomento de estilos de vida más activos física y mentalmente, proveer de infraestructuras que sean seguras y accesibles, promocionando la dignidad y el respeto.

 

Las ciudades y regiones europeas no puede conseguir estos retos de manera aislada, es por eso que la construcción de redes internacionales para la innovación, el desarrollo de proyectos y la generación de guías de actuación comunes resulta crucial en este ámbito.

Con el objetivo de articular a los diferentes actores clave europeos y trabajar de forma coordinada y conjunta, el EIPAHA se ha estructurado en varios Grupos de Acción[2].

 

El Grupo de AcciónD4 sobre “Innovación en entornos adecuados para las personas mayores” tiene el reto de adaptar los entornos a una población europea cada vez más envejecida.

 

El principal objetivo del Grupo de AcciónD4 consiste en reunir a organizaciones de toda Europa que tienen un compromiso de implementar estrategias para la creación de entornos adecuados que apoyen el envejecimiento activo y saludable de la población mayor. Este Grupo de Acción desarrolló un Plan de Acción inicial[3] en Noviembre de 2012, que se ha ido complementando con nuevas organizaciones y sus respectivos compromisos, hasta llegar a más de 100 organizaciones ya comprometidas en trabajar juntas.

 

Cómo participar en el EIPAHA y en el Grupo de AcciónD4.

 

El paso inicial para participar en EIPAHA consiste en registrarse como miembro en https://webgate.ec.europa.eu/eipaha/. Este portal es la puerta de entrada a las actividades que se están realizando en Europa. Se trata de una verdadera plataforma de colaboración que puede ayudar a su organización a desarrollar ideas y proyectos innovadores en el  ámbito del envejecimiento activo y saludable.

 

Además de leer las discusiones del foro, buscar información de relevancia, como eventos de interés, artículos, buenas prácticas, procedimientos de actuación, etc., Los miembros de EIPAHA pueden buscar socios para llevar a cabo iniciativas, encontrar iniciativas para colaborar con otras organizaciones europeas, y en general, estar al tanto de qué se está moviendo en Europa al respecto.

 

La Comisión Europea lanza periódicamente invitaciones para que las organizaciones interesadas remitan sus proyectos o iniciativas locales/regionales que apoyen las acciones de un plan de acción.  En marzo 2014, el Grupo de AcciónD4 va a abrir la posibilidad de que nuevas organizaciones se unan a los compromisos existentes para trabajar de forma coordinada en Europa. Para más información, pueden contactar con la Unidad responsable de gestionar este Grupo: Unit H2. Digital Social Platforms
 CNECT-H2@ec.europa.eu

 

Nota: Funka Nu has sido contratada por la Comisión Europea durante 2013 eta 2014 para apoyar la gestión del Grupo de AcciónD4. Para más información sobre este Grupo de acción, puede contactar con jose.usero@funkanu.se