Implante óseo en amputados femorales

2 10 2014

Se comercializa el implante creado en el Hospital de Mataró que mejora las condiciones de vida de los amputados femorales.

El dispositivo facilita que las personas amputadas tengan más autonomía y puedan hacer vida fuera de casa, ya que pueden tener la prótesis más tiempo, se cansan menos cuando caminan y no sufren tanto dolor.

Con el nuevo implante, una persona a quien se le ha amputado la pierna a la altura de fémur puede recorrer mucha más distancia en dos minutos que antes -122,5 metros con implante, 98,4 metros sin- y lo puede hacer más rápidamente. Concretamente, si la media de la marcha de un paciente amputado sin el implante es de 49,2 metros por minuto, con este dispositivo puede llegar a los 61,3.

 

Más horas con prótesis y menos dolor

Las personas que llevan el implante también pueden llevar la prótesis durante más tiempo, hasta las 13 horas: la media en los amputados femorales es de 10 horas. A pesar del aumento del tiempo, el dolor es inferior al que se sentiría si no se llevara. El pacientes incluidos en el estudio para probar el implante femoral calificaron el dolor que sentían habitualmente en torno al 3 sobre 10, una puntuación que con el implante se reducía al 0,4.

 

Buenos resultados

El implante ha conseguido el marcador CE, que autoriza su comercialización, a raíz de la realización de un ensayo clínico, todavía abierto, realizado en el Servicio de Rehabilitación del Hospital de Mataró-que es quien ha diseñado el implante con la colaboración del Servicio de Cirugía Vascular y el Servicio de Traumatología. En el estudio participan una treintena de pacientes del Hospital de Mataró, del Hospital La Fe de Valencia y del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria de Tenerife, con edades comprendidas entre los 30 y los 87 años. La fabricación del implante lo ha realizado la empresa valenciana TEQUIR SL.

 

Ensayo clínico en dos fases

La primera fase del ensayo ha consistido en la colocación del dispositivo, que se implanta dentro del hueso y permite apoyar el peso de la pierna amputada en el encaje de la prótesis. El paciente, una vez dado de alta al cabo de dos días, está 14 meses en seguimiento y asiste a varias sesiones de rehabilitación.

En una segunda fase, que comenzará dentro de unos meses, se realizará la colocación externa, sin necesidad de ingreso, de un segundo dispositivo, también diseñado por el equipo de Rehabilitación del Hospital de Mataró. El objetivo de este segundo dispositivo es conectarse directamente a la prótesis sin necesidad de encaje, que es lo que causa la mayor parte de las molestias y las llagas en los amputados.

 

 

Csdm.es [en línea] Mataró (ESP): csdm.es, 02 de octubre de 2014 [ref. 10 de julio de 2014] Disponible en Internet: http://www.csdm.es/