Tecnología médica y economía

16 01 2014

La tecnología médica es el uso económico de un invento convertido en aparatos, instrumentos, dispositivos y mecanismos para diagnosticar, calmar el dolor, reducir el riesgo de una enfermedad o de un padecimiento y el mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes, a través de la aplicación de un desarrollo tecnológico. Por desventura, a mayor utilización de la tecnología médica, la comunicación con el paciente se reduce a casi cero. Es difícil imaginarse un hospital o un consultorio médico sin instrumentos con tecnología médica.

El factor más importante y decisivo para el desarrollo de la tecnología médica es la integración de la economía, la ciencia, la ingeniería y la medicina. Dispositivos como rayos X y resonancia magnética (MRI) están basados en principios avanzados de física, específicamente diseñados por ingenieros, como las piezas odontológicas “puentes e implantes”.

 

La mejor forma de describir la tecnología médica se relaciona con el uso de aparatos e instrumentos médicos, de acuerdo con la definición de la European Commission en su US Medical Devices Directive. La definición del término medical device es: cualquier instrumento, aparato, dispositivo software o material, utilizado sólo o en combinación y manufacturado para ser usado en el diagnóstico y/o propósitos terapéuticos de seres humanos.

 

En todo ello hay un propósito de mercado, económico y empresarial, principalmente en el diseño de la estructura administrativa-organizacional, la capacitación y entrenamiento del personal, las instalaciones adecuadas, laboratorios modernos para la investigación y el desarrollo, la generación de nuevos materiales, la mejora del diseño de los procesos industriales, incluyendo microelectrónica, telecomunicaciones, instrumentación, biotecnología, desarrollo de software, nano tecnología, sistemas micro electro mecánicos, etc.

 

¿Qué tan importante es el sistema económico alrededor de la tecnología médica? Existen en el mundo más de 500 mil tecnologías en 20 mil grupos genéricos. Estos caen en 16 categorías de productos, como lo determina the Global Medical Devices Nomenclature Agency.

 

Estados Unidos lidera la producción mundial de tecnología médica y es a la vez el principal consumidor. (Sin embargo, su sistema del cuidado de la salud no es de los primeros en el mundo).

 

En ese país se invierten 130 billones de dólares anualmente para la investigación de nuevas tecnologías médicas. Un tercio de esa inversión es suministrada por el gobierno. Solamente en la investigación de nuevas drogas se invirtió un billón de dólares en la década pasada.

 

México no desarrolla tecnología médica: la compra y la consume. Esa desventaja es responsable del creciente costo de los cuidados médicos. En Estados Unidos es el 10 por ciento del incremento anual. En México llega a ser del 30 al 40 por ciento. Se calcula que en general, la tecnología médica es responsable de al menos el aumento de la mitad de los costos médicos. Además, en México no está al alcance de la mayoría de los mexicanos.

 

Estados Unidos posee el mercado más grande del mundo para servicios del cuidado de la salud, representando una porción significativa de su economía. En 2010 la industria de servicios médicos llegó a 1.75 trillones en ingresos, empleando a más de 14 millones de personas, equivalente al 9 por ciento de su fuerza de trabajo. El US Bureau of Labor Statistics estima que el crecimiento de la industria de la tecnología médica llegará a 3.2 millones de nuevos trabajos entre 2013 y 2018.

 

Los trabajos relacionados con el cuidado de la salud en el hogar y los laboratorios de diagnóstico se espera que crezcan más del 40 por ciento en los próximos 10 años. (Sin embargo, se promedia en 98 mil las muertes anuales en hospitales de EU por infecciones, negligencias y errores médicos, entre ellos, el uso intensivo y erróneo de la tecnología disruptiva. Ejemplo: los excesos en los niveles mortales de radiación en los pacientes).

 

El valor de tal mercado excedió los 10 billones en 2012, representando el 38 por ciento del total de la industria de la tecnología médica. La exportación de tecnología médica controlada por el Departamento de Comercio fue de 44.2 billones en 2012, 7.2 por ciento de incremento en relación a 2011. ¿El secreto? Investigación constante, tecnologías innovadoras e ingenieros altamente competentes y capacitados.

 

En el cuidado de la salud y atención a los pacientes en 2010 los hospitales de Estados Unidos tuvieron un ingreso de 809 billones de dólares. Estados Unidos cuenta con 5 mil hospitales. Durante los últimos 10 años los ingresos anuales se han incrementado en forma consistente alrededor del 5 por ciento.

 

comunicacion_medica08@yahoo.com

Twitter: @SalvadorGLignan

Temas corporativos, económicos y políticos

 

Elfinanciero.com.mx [en línea] Mexico D.F. (MEX): elfinanciero.com.mx, 16 de enero de 2014 [ref. 02 de enero de 2014] Disponible en Internet: http://www.elfinanciero.com.mx/secciones/finanzas/48552-tecnologia-medica-y-economia.html



CRISIS ECONÓMICA y II: ¿OPORTUNIDAD PERDIDA?

8 07 2013

 

Agustín Bassols Borrell

Licenciado ADE por la Universidad de Barcelona

MBA FT ESADE

 

 

Las últimas semanas estamos asistiendo al retorno a nuestras vidas de la prima de riesgo, la Troika, etc…, y se vuelve a hablar de los mercados financieros y de los deberes que hemos de hacer como país, pero qué son y qué quieren los “mercados financieros”  y qué podemos hacer para plantarles cara.

Los mercados financieros, serían las personas o instituciones que canalizan miles y miles de millones de euros o dólares de un lugar a otro en el mundo buscando rentabilidad, y estarían representados principalmente por fondos varios (pensiones, inversión, soberanos, etc…), grandes bancos, algunos mega multimillonarios y otras instituciones. Su única preocupación es cobrar sus intereses  y recuperar los préstamos realizados y por lo tanto, les trae sin cuidado el desempleo, la reforma laboral, las pensiones o cualquier otro derecho o magnitud económica, siempre y cuando no perjudique su objetivo.

Este planteamiento, es absolutamente lícito en el sentido de que uno, cuando hace un préstamo, tiene todo el derecho a pedir que se le devuelva junto con los intereses del mismo. El problema viene cuando se llega al punto en el que está España desde hace unos años y que es el de no poder pagar. En este punto queda claro que el deudor ha gestionado mal su economía (en este caso el país), pero también es evidente que el acreedor ha cometido un error como es el de conceder un préstamo a alguien que, por la razón que fuera, ha llegado a una situación de insolvencia. Por lo tanto, lo lógico en un caso así sería un reparto de responsabilidades en el que el país y sus ciudadanos deben hacer unos sacrificios para reestructurar y hacer viable su economía y los acreedores, en el menor de los casos, deberían asumir unas pérdidas derivadas de una reestructuración de la deuda por haber errado en la concesión de crédito.

La sensación reinante en el país hoy en día es que solo están pagando los errores cometidos una parte de los ciudadanos del país. Es decir, solo están pagando los ciudadanos de a pie mientras que los políticos y sus entornos no han asumido ninguna responsabilidad, los bancos están siendo salvados, las instituciones del estado siguen sin ser reformadas y los acreedores están imponiendo sus condiciones en connivencia con nuestros políticos y banqueros pensando básicamente en sus intereses a corto plazo, pero sin que nuestros políticos elegidos en las urnas lleven a cabo el contrapeso que les correspondería en defensa de nuestros intereses.

Y de ahí la situación que estamos viviendo con recortes de pensiones, educación, sanidad, laborales, y muchos otros, así como con subidas de impuestos, IVA, IRPF y tasas varias que lo único que están consiguiendo es hundir cada día un poco más la economía española. Eso sí, pagando religiosamente principal e intereses de la deuda.

El problema que tenemos es que cada día que pasa, estamos perdiendo capacidad negociadora. Si hace un par de años, debíamos mucho dinero como país a bancos extranjeros (principalmente alemanes y franceses), fondos de inversión varios, etc…, implica que hace dos años, estos fondos y bancos tenían una gran preocupación por la situación de España así como un gran interés en que se recondujese la situación. Durante estos años, todos los bancos y fondos que han querido han podido ir reduciendo su exposición a la deuda soberana española, dado que se han ido poniendo parches a las diferentes situaciones complicadas que han ido apareciendo (elecciones en Italia, tramos de rescate y elecciones en Grecia, crisis de Chipre, entre otras) pero sin dar una solución definitiva al problema.

Como simple observador de a pie de la situación, veo que particulares y empresas tenían y tienen muchas deudas con los bancos españoles, que a su vez estaban y están muy endeudados con los bancos alemanes, austríacos, fondos varios y otros. Cuando las  empresas españolas y los españoles en general empiezan a tener problemas para devolver sus créditos por bajadas de ventas, despidos, etc…, les pedimos a los bancos que refinancien nuestras deudas e hipotecas y estos a su vez, al no tener ahorros en la caja, necesitan pedir refinanciación a sus acreedores, es decir, los mercados financieros externos.

Por otro lado, al estar en recesión, los ingresos del estado bajan y aparece un déficit considerable, así que también pide refinanciar su deuda y como los bancos y ciudadanos españoles ya están muy endeudados, no le queda otro remedio que hacerlo también en los mercados exteriores, así que tenemos a los bancos y el estado español pidiendo financiación fuera y con una situación de desequilibrios financieros importantes.

En esta tesitura, los mercados financieros exteriores donde se había financiado la gran burbuja española históricamente, prácticamente se cerraron para España hace dos años, a no ser que se pagasen intereses desorbitados que hubieran provocado tarde o temprano, en caso de mantenerse muchos meses,  un impago del estado.

Ante este panorama, debió haberse llevado a cabo un buen plan de viabilidad a largo plazo negociando directamente con Alemania (ha quedado claro que es quien manda en Europa), el BCE, la CE y el FMI, y en ese momento (recién llegado al gobierno Rajoy), teníamos fuerza para hacerlo dado que España ponía en riesgo el euro, y los bancos alemanes y europeos tenían muchos préstamos concedidos en España, pero no se hizo eso sino que se optó nuevamente por un parche para ganar tiempo y el Sr Draghi, también recién llegado al BCE dijo aquello famoso de “haremos lo que sea necesario para preservar el euro” e inyectó miles de millones de euros de liquidez en el mercado a un tipo de interés del 1%, que fueron a parar en gran porcentaje a los bancos españoles e italianos. En teoría, estos debían financiar la economía, pero no lo hicieron. Dado que se les dio el dinero sin condiciones, lo que hicieron en el caso de España fue tapar algunos de sus agujeros, pagar a los acreedores extranjeros y con el resto invertir / financiar al estado al 5% o más, o incluso depositarlo en el propio BCE al 0% a la espera de lo que pudiera suceder o de futuros vencimientos a atender. De los particulares y las empresas productivas, de la economía real, no se acordó nadie.

Durante estos años, la deuda soberana española históricamente en manos exteriores ha pasado a estar, cada vez más, en manos de los bancos españoles a través del mecanismo explicado anteriormente de los préstamos del BCE (después nos extrañamos de que quieran mantener la ley de hipotecas, etc…) o incluso de organismos del propio estado (supongo que muchos saben que el famosos superávit o colchón de la seguridad social está hoy invertido en un 99% en deuda del estado).

Esta situación implica que los acreedores extranjeros cada día que pasa recuperan un porcentaje mayor de su inversión y por otro lado, tienen tiempo para ir provisionando una posible pérdida y esto redunda en que cada vez tenemos menor capacidad de negociación.  Así que cada vez podrán exigirnos más sacrificios sin que podamos oponernos, aunque muchos de ellos, tal y como se está demostrando, sean contraproducentes tanto a corto como a largo plazo para nuestra economía.

En resumen, ha llegado el momento de que el Gobierno Español, de manera discreta pero firme, exija buscar una solución definitiva que evite el constante chantaje de la prima de riesgo o las demandas, día sí día también, por parte de altos funcionarios europeos, de más recortes o reformas. Es posible que una solución sea la de la Unión Bancaria, o tal vez una posible mayor capacidad de acción del BCE independiente de los dictados del Bundesbank, pero lo que es irrenunciable es saber dónde vamos y qué se nos pide para ello de cara a poder evaluar si nos interesa o no y evitar que aparezcan nuevas exigencias a medida que pasa el tiempo.



CRISIS ECONÓMICA I: DIVISIÓN DE PODERES

1 07 2013

Agustín Bassols Borrell

Licenciado ADE por la Universidad de Barcelona

MBA FT ESADE

 

 

 

De todos es sabido que durante los 15 años anteriores a la crisis los gobiernos de Aznar y de Zapatero alimentaron las burbujas españolas inmobiliaria, financiera y de endeudamiento sin que ninguna de las instituciones que debía dar la voz de alarma, como el Banco de España, la CNMV, altos funcionarios del estado, etc…, lo hicieran pese a disponer de datos que evidenciaban la situación.

Es evidente que la connivencia de muchas direcciones de estas instituciones con los partidos políticos así como con otras como el CGPJ o el TC ha llevado a muchos ciudadanos a la conclusión de que nos encontramos en un estado donde realmente no existe una división de poderes. De ahí que, como consecuencia de la pésima gestión llevada a cabo tanto por gobiernos de derechas como de izquierdas, se haya desacreditado no solo la clase política sino, por extensión, la mayor parte de las instituciones del estado.

Además, durante los últimos años, con una crisis profunda azotando a los ciudadanos, hemos podido comprobar cómo unos y otros, no han hecho ni hacen propósito de enmienda y hemos asistido a actuaciones como la de fiscales ejerciendo de abogados defensores de determinadas personalidades, indultos de los diferentes gobiernos a personajes que podrían calificarse como de su “casta”, tactismos políticos de los diferentes partidos destinados a tapar casos de corrupción, políticas varias basadas en el “ … y tú más…”, demagogias por parte de partidos minoritarios, programas electorales de partidos mayoritarios con los que se han limpiado el trasero el día siguiente de ganar las elecciones.

Ninguno de los políticos significativos de los últimos años ha hecho un ejercicio real de autocrítica frente a los ciudadanos. Es más, en la mayoría de los casos se nos ha acusado a los propios ciudadanos de ser los responsables e incluso los irresponsables de habernos endeudado más de la cuenta, pero ninguno de ellos ha planteado una separación real de los poderes, ninguno de ellos ha planteado un modelo de listas abiertas por elección directa, ninguno de ellos ha planteado una reforma concreta del senado, ninguno de ellos ha hecho autocrítica por los abusos que se han cometido y aún se cometen (Preferentes, Ley hipotecaria, Cláusulas suelo, …).

Por el contrario vemos como nuestros políticos e instituciones (salvo honrosas excepciones personalizadas en muchos casos en jueces que van por libre) van llevando a cabo las instrucciones que les vienen marcadas desde la TROIKA (Comisión Europea, BCE y FMI), quienes a su vez son una simple herramienta de los llamados “mercados financieros”.

Toda esta situación está poniendo de manifiesto que vivimos en un estado que aún mantiene un elevado nivel de falta de democracia por lo que aprovechando que ahora se está hablando por motivos varios de la conveniencia de reformar la Constitución, no deberíamos perder la ocasión de, además de señalar y denunciar todo aquello que no funciona, formular propuestas a ser incluidas en la Carta Magna de cara a mejorar. Me permito aportar dos que considero que seguramente ponen de acuerdo a una inmensa mayoría de ciudadanos y que por otro lado, dada la reciente historia, parecen fundamentales:

-        Establecer una verdadera separación de poderes ejecutivo, legislativo y judicial, impidiendo las nominaciones a dedo por parte de políticos de los dirigentes de instituciones varias del estado, tanto reguladoras como judiciales, así como la prohibición de relaciones laborales futuras de políticos relacionados con actividades reguladas y empresas de esos sectores.

-        Elección directa por parte de los ciudadanos de nuestros representantes sin estar obligados a pasar por las listas de los partidos. Esto permitiría el acceso a la política de gente relevante de todos los ámbitos, con competencias demostradas y que no se han dedicado al servilismo y a “lamer culos” (disculpen la expresión) de los cabezas de lista de partido para salir en la foto. La idea es que los políticos sirvan a la gente y no a sus partidos como ocurre hoy en día.



Tecnología médica: una estrella por descubrir

18 03 2013
Autor imagen: Foto cedida

Autor imagen: Foto cedida

  TRIBUNA de Stefan Blum, gestor del fondo BB Medtech de Bellevue Asset Management.

 

El sector de tecnología médica ha conseguido batir al mercado en general en cuatro de los últimos cinco años. En el año 2012, el sector de tecnología médica alcanzó una rentabilidad de +17,4%, superando al mercado general (MSCI World Net) por un margen de 3,7%. De esta forma, se ha puesto de manifiesto  una vez más que se trata de uno de los sectores defensivos con más posibilidades de generar rentabilidades positivas a largo plazo, especialmente en mercados volátiles.

El crecimiento de los beneficios del sector de tecnología médica es impresionante aunque el crecimiento de las ventas se ha desacelerado de forma constante en los últimos años. Esta desaceleración también ha sido uno de los principales motivos de la reticencia de muchos inversores con respecto al sector.

Resulta interesante destacar que aunque la tecnología médica ha ofrecido rentabilidades superiores durante muchos años, no muchos inversores han invertido en el sector, y es ahora cuando comienzan a redescubrir su atractivo. Por este motivo, creemos que el sector de tecnología médica podría recibir flujos de entradas significativos en el próximo año.

La aceleración del crecimiento produce una reevaluación del sector

Este año esperamos que el crecimiento de las ventas vuelva a exhibir una ligera aceleración. Nuestra estimación se basa en la estabilización en un nivel bajo que observamos en el tercer trimestre de 2012, así como los informes actuales de las empresas. Además, los dos principales mercados, ortopedia y cardiología, muestran una clara aceleración del crecimiento. Así, en el cuarto trimestre de 2012, el mercado mundial de ortopedia creció alrededor del 2,5% en comparación con el año anterior. Mientras que en el campo de la cardiología, el mercado mundial de implantes de gestión del ritmo cardíaco (por ejemplo, marcapasos) se mantiene estable y el mercado mundial de endoprótesis experimentó un satisfactorio crecimiento cercano al 2% en el cuarto trimestre de 2012.

Dado que las grandes corporaciones que controlan estos factores pueden generar notables economías de escala con poco crecimiento, las previsiones de beneficios para 2013, que aún son modestas, pueden verse con una luz positiva. Además, aún se están aplicando importantes programas de reducción de costes, lo que favorece esta tendencia.

El menor riesgo produce una revalorización positiva del sector de tecnología médica

Los precios de las acciones de las empresas de tecnología médica han respondido positivamente a sus informes financieros. Con un +7,8% (MSCI Healthcare Equipment & Supplies, en USD), el sector de tecnología médica consiguió batir al conjunto del mercado (S&P 500, +5,2%) en enero de 2013. Dado que las variaciones en las estimaciones de los analistas fueron poco significativas, atribuimos la subida de las cotizaciones a una revalorización generalizada del sector, respaldada por la mejora de la confianza de los inversores. Los inversores están relajando su postura crítica y concentrándose en los atractivos factores fundamentales del sector.

Se espera un refuerzo adicional del crecimiento de las ventas

Muchas empresas han reordenado sus actividades de investigación y desarrollo para cumplir los requisitos del mercado. Durante el último año, ya se pudo comprobar que la tasa de innovación había mejorado y contamos con una aceleración adicional en 2013. Por ejemplo Zimmer, empresa líder en ortopedia, se beneficiará este año de la solidez de su ciclo de productos. La empresa celebrará el lanzamiento mundial de una nueva prótesis de rodilla personalizada, junto a las copas acetabulares protésicas recubiertas de vitamina E, ambos productos ofrecen la posibilidad de conseguir aumentos de cuota dentro del mercado original de la empresa. Además, Zimmer está entrando en segmentos del mercado totalmente nuevos con Gel-one (hialuronatos) e instrumentos quirúrgicos eléctricos.

Además de un sólido ciclo de productos en toda la industria, esperamos nuevos factores positivos con efectos sobre los precios de las acciones, como una aceleración de la actividad de fusiones y adquisiciones en el sector de tecnología médica. Más importante aún, otros 30 millones de ciudadanos estadounidenses tendrán acceso a servicios de seguros a partir del próximo año, dando lugar a una nueva aceleración del crecimiento y un alivio tangible de las presiones que sufren los hospitales. Este hecho ocupará cada vez más el centro de la atención de los inversores a lo largo del año.

Potencial de subida de los precios ampliamente respaldado

Estimamos que el potencial de subida de los precios de las acciones será especialmente importante en el caso de las empresas de gran capitalización que pueden hacer valer sus economías de escala. También en las pequeñas y medianas empresas innovadoras de fuerte crecimiento, cuyas cotizaciones pueden beneficiarse del incremento de la actividad de fusiones y adquisiciones. Además, nos gustan las empresas cuyas ventas se realizan en un porcentaje significativo en los mercados emergentes, que ya están generando el 50% del crecimiento mundial.

Grandes valores como  Medtronic o Covidien cuentan con la potencia financiera y comercial para desarrollar proyectos de I+D y estudios clínicos complejos y para comercializar exitosamente sus productos en todo el mundo. Además, estos grandes grupos se benefician más que la media de la aceleración del crecimiento en los mercados maduros de cardiología y ortopedia. Incluso un pequeño aumento de las ventas basta para conseguir unas economías de escala significativas y, por tanto, un crecimiento de los beneficios superior al medio.

Segmento atractivo de títulos de valor

La valoración del sector ha disminuido considerablemente a lo largo de los últimos años. Por tanto, dentro de la tecnología médica, vemos oportunidades de inversión. El fondo BB Medtech (Lux) invierte en los dos segmentos de valor y crecimiento, y actualmente en torno al 60% de la cartera está invertido en activos de valor. Gracias a la combinación con títulos de crecimiento resulta un perfil atractivo de riesgo-rentabilidad, tanto defensivo pero con posibilidades de crecimiento.

Los ingredientes para un excelente 2013 están presentes

En resumen, esperamos una rentabilidad elevada en el sector de tecnología médica, ya que las empresas presentan valoraciones atractivas y las estimaciones de los analistas aún dejan espacio para las revisiones al alza. Desde el punto de vista de fundamentales, este año esperamos por primera vez una ligera aceleración del crecimiento de las ventas en el mercado de tecnología médica. En general, esta evolución conducirá a una clara revalorización del sector. Resulta positivo que muchos inversores apenas hayan invertido en el sector, aunque haya ofrecido rentabilidades superiores durante muchos años, y solo ahora comiencen a redescubrir su atractivo. En consecuencia, cabe esperar grandes  flujos de entradas.

 

 

Fundspeople.com [en línea] Madrid (ESP): fundspeople.com 18 de marzo de 2013 [ref. 01 de marzo de 2013] Disponible en Internet: http://fundspeople.com/noticias/tecnologia-medica-una-estrella-por-descubrir-81875