Reconstrucción de una oreja a partir de una copia 3D

1 01 2015

Un equipo de cirujanos del Hospital San Juan de Dios emplea, por primera vez en España, una copia en 3D para reconstruir la oreja de un chico que nació sin ella

Un equipo de cirujanos plásticos del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, liderado por el Dr. Francisco Parri, ha empleado por primera vez en España una copia en 3D para reconstruir la oreja de un adolescente que nació con este órgano subdesarrollado. Los cirujanos se basaron en una tomografía computarizada (TAC) de la oreja sana para encargar una copia espejo (invertida) en tres dimensiones que les sirviera de modelo para construir la nueva oreja. Con la copia en 3D -hasta ahora utilizaban una copia plana- los cirujanos ganan mucha precisión en la reconstrucción de la oreja, que es muy difícil de reconstruir dada la multitud de relieves y pliegues que presenta.

El chico operado tiene microtia, una malformación congénita que hace que uno de cada 10.000 niños nazcan con una o las dos orejas subdesarrolladas. En los casos más leves, el niño tiene el oído externo más pequeño de lo normal y en los casos más graves, no tiene oído. En ambos el oído medio y el conducto auditivo están malformados pero el oído interno está en buenas condiciones porque tiene otro origen embrionario. En los casos graves la malformación viene acompañada de otros problemas de desarrollo y síndromes.

En una primera fase, los profesionales centran sus esfuerzos a evaluar los niveles de audición del niño de ambas orejas y trabajan para garantizar que la pérdida auditiva que a menudo va asociada no interfiera en el desarrollo y aprendizaje del niño. En muchos casos les colocan un vibrador externo para mantener la funcionalidad del nervio auditivo, que está sano.

La falta o subdesarrollo de una oreja puede ser, además de un problema de sordera, un problema estético que a menudo suscita comentarios del entorno y afectan psicológicamente al niño y su familia. A algunos niños les afecta tanto que optan por someterse a una reconstrucción de oreja a partir de la edad de 10 años, que es la edad en que se considera que este órgano ha alcanzado el tamaño adulto y ya no crecerá más. El caso presentado es el de un chico gerundense de 17 años.

El proceso de reconstrucción de la oreja es largo e implica dos intervenciones:

1. En la primera intervención, los cirujanos extraen cuatro cartílagos de las costillas del paciente para construir “el esqueleto” de la nueva oreja usando como modelo una copia inversa en tres dimensiones de la oreja sana que se ha hecho previamente a la operación. A continuación, implantan este esqueleto cartilaginoso de la nueva oreja en el lugar donde debe ir, bajo la piel del paciente, para que esta se vaya adaptando al molde y adquiriendo los relieves y pliegues.

2. Un año después, el paciente vuelve a ir a quirófano para que los cirujanos le “despeguen” la oreja del cráneo colocando un injerto de piel extraído de la zona capilar.

El Hospital Sant Joan de Déu es el centro de referencia para el tratamiento de reconstrucción plástica de la microtia acreditado por el Ministerio de Sanidad (CSUR). Cada año la unidad recibe 20 nuevos casos de niños con microtia candidatos a una reconstrucción plástica y lleva a cabo una decena de intervenciones de reconstrucción del pabellón auricular. Desde el año 2009 hasta la actualidad, los cirujanos de San Juan de Dios han hecho 56 procedimientos de reconstrucción completa del pabellón auricular y 378 reconstrucciones parciales.

La unidad está trabajando actualmente para que todos los niños que nacen con esta malformación en España y que manifiestan su deseo de someterse a una reconstrucción de oreja sean derivados a San Juan de Dios. En Cataluña, la puesta en marcha, en 2010, del programa de cribado auditivo neonatal lo ha hecho posible.

Campaña de sensibilización sobre la microtia

La Asociación microtia España (AME), la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) e Imaginarium han puesto en marcha una campaña para dar a conocer la microtia de una manera delicada y natural y para que los niños acepten la diferencia a través del conocimiento. Imaginarium, la marca española líder en el ámbito del juego y la educación infantil, ha creado una nueva versión del peluche KicoNico, que tiene una oreja más pequeña que la otra, como los niños que nacen con microtia. Por cada KicoNico Red que se venda, Imaginarium dará 5 euros al AME y FEDER. La campaña anima también a los compradores a hacer una fotografía de KicoNico en situaciones cotidianas y difundirla a través de las redes sociales con el hashtag #microtiared y #donakikonicored.

 

 

Hsjdbcn.org [en línea] Barcelona (USA): hsjdbcn.org, 01 de enero de 2015 [ref. 16 de diciembre de 2014] Disponible en Internet: http://www.hsjdbcn.org/portal/es/web/2149152853/ctnt/dD98/_/_/znip90/Un-equipo-de-cirujanos-del-Hospital-San-Juan-de-Dios-emplea-por-primera-vez-en-Es.html