NUEVO ACELERADOR ACORTA HASTA UN 75% LA RADIOTERAPIA CONTRA EL CÁNCER

1 05 2014

La misma dosis de radioterapia, pero en muchas menos sesiones, con mayor precisión y con menos efectos secundarios para los pacientes. Coincidiendo con el Día Mundial contra el Cáncer (4 de febrero), se cumplen los siete primeros meses de funcionamiento del primer acelerador True Beam instalado en la Comunidad de Madrid, una nueva tecnología contra el cáncer que, según los expertos, configurará en los próximos años un nuevo paradigma en el abordaje de esta enfermedad.

El acelerador True Beam de la Clínica La Luz

El acelerador True Beam de la Clínica La Luz

 

En estos primeros meses de funcionamiento el True Beam ha permitido a los pacientes con tumores complejos de la Unidad de Integral de Oncología Radioterápica de la Clínica La Luz beneficiarse del llamado hipofraccionamiento, es decir, de una reducción considerable del número de sesiones de irradiación, lo que ha hecho posible acortar el tiempo del tratamiento hasta en un 75% en algunos casos, con todo lo que esto supone en términos de reducción de efectos secundarios para los enfermos.

Aunque cada caso presenta particularidades distintas, en términos generales este nuevo acelerador de partículas, que permite incluso el tratamiento de enfermos con metástasis en fases iniciales con expectativas de curación, ha hecho posible reducir en un 33% las sesiones de tratamiento del cáncer de mama (de 30 a 20 sesiones); en un 25% los de próstata (de 40 a 30) y en un 76% en los cerebrales y de pulmón (de 30 a sólo siete sesiones).

Aparte de contar con un haz de radiación enormemente preciso (con una desviación inferior al milímetro), el True Beam cuenta con dos poderosas técnicas que permiten optimizar el tratamiento en cada caso: los sistemas de gating respiratorio y el RapidArc. El primero de estos sistemas, el gating, permite sincronizar la respiración del paciente (que inevitablemente provoca el movimiento del tejido tumoral) con la administración de las dosis de radiación, reduciendo por tanto al máximo los daños en los tejidos circundantes, y en especial en órganos vitales del paciente, como ocurre en el caso del cáncer de mama y el corazón.

“En el cáncer de mama, al sincronizarse el acelerador con el movimiento respiratorio del paciente, irradiamos siempre en el momento del ciclo del movimiento en el que la mama está más alejada del pulmón y el corazón. Esto, unido a que el True Beam está diseñado para irradiar volúmenes cada vez más pequeños de tejido, nos permite reducir al mínimo la dosis en los tejidos adyacentes”, explica la doctora Rosa Meiriño, especialista en oncología radioterápica de La Luz.

MÁS RAPIDEZ Y PRECISIÓN

Pero esta tecnología incluye un segundo sistema que va en la misma línea de minimizar los efectos secundarios en el paciente mientras se acorta el tratamiento. Se trata del llamado RapidArc, una técnica de administración de dosis que “permite conformar de una forma mucho más precisa el haz de radiación y resuelve los problemas que muchas veces surgen por la movilidad de los tejidos internos del paciente, y todo ello además de una forma enormemente rápida”, explica la doctora Meiriño. 

“Contar con el RapidArc, en términos de rapidez, es como dispararle al cáncer con una ametralladora en vez de que con una pistola”, añade la especialista, que recuerda que el tubo de rayos X de última generación que lleva instalado el acelerador para el control del posicionamiento del paciente permite obtener imágenes en tres dimensiones en un 60% menos de tiempo y con una tasa de radiación un 25% menor. “Es como un GPS optimizado que reconoce y relocaliza el tumor o la zona de tratamiento inmediatamente antes de emitir la radiación curativa”, añade.

En definitiva, para los especialistas en oncología radioterápica de La Luz, el sistema True Beam supone un “cambio de paradigma” respecto a la actual forma de entender y aplicar la radioterapia, ya que el nivel de precisión y exactitud alcanzados con esta nueva tecnología y la reducción en los tiempos de administración del tratamiento permiten avanzar hacia los tratamientos de dosis única, siendo más efectivos en determinadas patologías y consiguiendo un mayor confort para el paciente al reducir la duración del tratamiento de varias a unas pocas semanas.

 

Clinicalaluz.es [en línea] Madrid (ESP): clinicalaluz.es, 1 de mayo de 2014 [ref. 03 de febrero de 2014] Disponible en Internet: http://www.clinicalaluz.es/informacion/el-nuevo-acelerador-acorta-hasta-un-75-la-radioterapia-contra-el-cancer



Radioterapia robotizada

20 01 2014

El Hospital Provincial de Castelló trabaja en un proyecto para descubrir qué procesos de la radioterapia intraoperatoria son susceptibles de ser robotizados mediante aceleradores portátiles, de manera que a un paciente oncológico se le determine un tratamiento a la carta específico para él.

 

El Equipo de Investigación del Hospital Provincial de Castelló

El Equipo de Investigación del Hospital Provincial de Castelló

El equipo de investigación del Proyecto Atrio, promovido por la Fundación CV del Hospital Provincial de Castelló, se reunió el pasado 26 de Diciembre para avanzar en los trabajos de este proyecto de investigación que tiene prevista su finalización dentro de un año.

 

Juan López Tarjuelo, radiofísico del centro hospitalario e investigador principal de este proyecto señaló ayer que «el mayor avance de este estudio radica en analizar qué procesos de la radioterapia intraoperatoria son susceptibles de ser robotizados mediante aceleradores portátiles, de manera que a un paciente oncológico se le determine un tratamiento a la carta específico para él y mediante este sistema robotizado se pueda afinar la aplicación hasta minimizar al máximo los posibles efectos colaterales de la radioterapia».
De momento, como señaló López Tarjuelo, el primer paso en esta investigación será elaborar un desarrollo absoluto de esta técnica en un entorno teórico y la programación de un software que sea capaz de ponerlo en marcha para, en una segunda fase, poder proceder a la robotización del acelerador portátil.

 

Además, el investigador castellonense resaltó que «esta investigación está permitiendo además que se realice un estudio de seguridad del paciente durante la radioterapia intraoperatoria, de manera que se garantice al máximo la aplicación al enfermo de la dosimetría específica que se le haya diagnosticado».

 

El director de la Fundación CV del Hospital Provincial, Carlos Ferrer, señaló la importancia de este estudio para el consorcio hospitalario, «dado que nuestro centro es uno de los pioneros en esta técnica de aplicación de la radioterapia mientras se opera al paciente de cáncer». «Somos uno de los centros de referencia en toda España en la aplicación de la radioterapia intraoperatoria, pero además, seguimos teniendo aspiraciones de mejorar esta técnica al máximo posible para el bien de los pacientes, por eso nuestros equipos de investigación están desarrollando programas que van dirigidos tanto a mejorar la aplicación de los tratamientos como a la preservación de la seguridad del paciente», añadió el doctor.

 

En la reunión de trabajo estuvieron representando a los partners del proyecto los investigadores principales del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el doctor Felipe Calvo, jefe del servicio de oncología radioterápica del centro madrileño y Carlos Illana, investigador principal de la empresa GMV, junto a los representantes de la Universidad Politécnica de Cataluña.

 

 

 

Levante-emv.com [en línea] Valencia (ESP): levante-emv.com, 20 de enero de 2014 [ref. 27 de diciembre de 2013] Disponible en Internet: http://www.levante-emv.com/castello/2013/12/27/radioterapia-robotizada/1063559.html



RADIOTERAPIA ESTEREOTÁXICA EXTRACRANEAL: ALTERNATIVA A LA CIRUGÍA EN PACIENTES ONCOLÓGICOS NO OPERABLES.

31 01 2013

“Gracias a su eficacia y excelente tolerancia, la SBRT abre un amplio abanico de posibilidades en el tratamiento del cáncer como alternativa a la cirugía en el tratamiento local de pacientes no operables y como opción de tratamiento importante en pacientes oligo-metastásicos, en los que, junto con otros tratamientos como la quimioterapia u otras terapias biológicas, contribuye a mejorar la supervivencia libre de enfermedad y a mejorar su calidad de vida”.

- En la mayoría de los estudios, la SBRT obtiene tasas de control local de más del 80 por ciento de las lesiones tratadas, y con mínima toxicidad, estando ya establecida como tratamiento de elección en pacientes no operables, con cáncer de pulmón en estadios precoces, y surgiendo como alternativa interesante a otros tratamientos locales en cáncer de próstata, tumores hepáticos, metástasis hepáticas, óseas, pulmonares, etc

- El curso se organizó por el creciente interés clínico que despierta esta técnica dentro de la especialidad, debido a sus excelentes resultados, y porque se trata de una técnica de altísima precisión que necesita de requerimientos tecnológicos y controles de calidad

- En el encuentro se abordaron múltiples aspectos de la SBRT, se profundizó en la definición de la técnica, en los requisitos tecnológicos y dosimétricos y en los controles de calidad, y también se analizaron las indicaciones, resultados y la evidencia de los estudios clínicos en cáncer de pulmón, tumores hepáticos, pacientes oligometastásicos, cáncer de próstata y otras indicaciones

- En los últimos años, la SBRT ha generado un gran interés y un desarrollo muy importante en España, lo que sitúa a nuestro país, desde el punto de vista profesional y tecnológico, al mismo nivel que muchos centros europeos o americanos, destacando en técnicas como la irradiación con gating de lesiones hepáticas o pulmonares

- Gracias a su eficacia y excelente tolerancia, la SBRT abre un amplio abanico de posibilidades en el abordaje del cáncer como alternativa a la cirugía en el tratamiento local de pacientes no operables y como opción de tratamiento importante en pacientes oligo-metastásicos

 

 

“La radioterapia estereotáxica extracraneal (SBRT) es una técnica de irradiación muy prometedora, ya que en la mayoría de los estudios obtiene tasas de control local de más del 80 por ciento de las lesiones tratadas, y con mínima toxicidad, que ya está establecida como tratamiento de elección en pacientes no operables, con cáncer de pulmón en estadios precoces y que, aunque aún son necesarios más estudios, surge como alternativa interesante a otros tratamientos locales, de la que se pueden beneficiar pacientes con cáncer de próstata, tumores hepáticos, metástasis hepáticas, óseas, pulmonares, etc”.

Ésta es la principal conclusión del primer curso específico del grupo de trabajo de SBRT que se celebra en España, según la Dra. Carmen Rubio, jefa del Servicio de Oncología Radioterápica de HM Universitario Sanchinarro (HMS)-Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC) y co-directora de la jornada, junto al Dr. Miquel Macià.

Este primer curso de SBRT que se organiza dentro de la Escuela Española de Oncología Radioterápica, celebrado hace unas semanas en Barcelona, surge por el creciente interés clínico que despierta esta técnica dentro de la especialidad, “debido a sus excelentes resultados, y porque se trata de una técnica de altísima precisión que necesita para su implementación de una serie de requerimientos tecnológicos y controles de calidad que es necesario establecer”, en palabras de la experta.

Así, dirigido tanto a oncólogos radioterápicos como a radiofísicos, en el encuentro se abordaron múltiples aspectos de la SBRT, se profundizó en la definición de la técnica, en los requisitos tecnológicos y dosimétricos y en los controles de calidad, y también se analizaron las indicaciones, resultados y la evidencia de los estudios clínicos en cáncer de pulmón, tumores hepáticos, pacientes oligometastásicos, cáncer de próstata y otras indicaciones.

Requerimientos y controles de calidad

En cuanto a los requerimientos tecnológicos y controles de calidad para implementar la SBRT definidos en la jornada, los primeros podrían agruparse en tres bloques: “El primero incluye una adecuada identificación del tumor o volumen a irradiar, para lo que hay que emplear estudios de imagen con TAC, TAC 4D, y en muchos casos resonancia o PET; en segundo lugar, son necesarios sistemas de planificación que permitan realizar una dosimetría del alto gradiente y alta conformación como la radioterapia conformada 3D o la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) para poder administrar dosis altas al tumor y dosis bajas a los tejidos sanos de alrededor”, explica la Dra. Rubio, mencionando en tercer lugar la necesidad de disponer de “aceleradores de última generación que incorporen sistemas de imagen guiada que verifiquen y aseguren la precisión del tratamiento, incluso controlando el posible movimiento del tumor durante la irradiación”.

Finalmente, para la jefa del Servicio de Oncología Radioterápica de HMS-CIOCC, todos estos requisitos imprescindibles de la SBRT requieren igualmente de un “exhaustivo y preciso control para asegurara la calidad de estos tratamientos”.

Hipofraccionamiento, preparación, dosis y beneficio-riesgo

Los expertos reunidos en el curso pusieron sobre la mesa también las últimas novedades el hipofraccionamiento, que es la base radiobiológica de la SBRT, ya que permite administrar con seguridad, en una o un número limitado de sesiones, dosis muy altas al tumor.

“Estas dosis altas por fracción no sólo producen una mayor destrucción directa del ADN de las células tumorales -indica la experta-, sino que también producen reacciones moleculares que alteran el microambiente tumoral, induciendo la apoptosis de células endoteliales y la destrucción de otros subtipos celulares”. Por tanto, “la dosis equivalente biológica de estas dosis altas por fracción es mayor que la que producen los fraccionamientos estándar, aunque son necesarios más estudios radiobiológicos que establezcan los esquemas de fraccionamiento más adecuados en función del tipo de tumor, volumen y localización y su relación con estructuras sanas”, precisa.

En cuanto a las fases de preparación, administración y verificación de estos tratamientos, la Dra. Rubio asegura que hay consenso entre los especialistas respecto a los requerimientos necesarios para cada una de las fases del proceso de irradiación con SBRT, aunque matiza que hay diferentes técnicas de irradiación que dependen de los equipos y diferentes formas de cuantificar y controlar el movimiento del tumor, como los sistemas de gating o tracking, que aumentan la precisión de la SBRT de lesiones hepáticas o pulmonares, irradiando menor cantidad de tejido sano pero que obligan a colocar previamente marcadores internos fiduciales.

El balance beneficio-riesgo de estos tratamientos en lo relativo a su toxicidad es otra de las ventajas de la SBRT, debido a que “su eficacia es muy alta: en la mayoría de los estudios el control local de las lesiones irradiadas es mayor del 80% a 2-3 años, y las toxicidades descritas son muy bajas; resultados que hacen que esta técnica tenga un gran interés clínico”, en palabras de la co-directora de la jornada. No obstante, reconoce que el seguimiento de algunas series es aún corto y se requieren seguimientos más prolongados que confirmen los resultados a más largo plazo.

Protocolos y balance internacional

El objeto del encuentro no era consensuar protocolos e indicaciones de la SBRT de las diferentes patologías, sino describir los protocolos de los estudios clínicos más relevantes; sin embargo, el grupo de SBRT español ha creado subgrupos de trabajo entre cuyos objetivos está precisamente consensuar protocolos de SBRT por patologías y plantear estudios prospectivos multicéntricos nacionales.

Igualmente, el curso reunió a expertos de España, Francia, Portugal, Bélgica y Estados Unidos, lo que permitió analizar la homogeneidad del nivel internacional en cuanto a la aplicación y resultados de la SBRT, una técnica reciente pero que en los últimos cinco años ha generado un gran interés y un desarrollo muy importante en nuestro país, lo que “nos sitúa, desde el punto de vista profesional y tecnológico, al mismo nivel que muchos centros europeos o americanos, y pese a que nuestras series son, en general, más cortas y con menos seguimientos, destacamos en técnicas como la irradiación con gating de lesiones hepáticas o pulmonares”, valora la experta.

En definitiva, para la Dra. Rubio, “gracias a su eficacia y excelente tolerancia, la SBRT abre un amplio abanico de posibilidades en el tratamiento del cáncer como alternativa a la cirugía en el tratamiento local de pacientes no operables y como opción de tratamiento importante en pacientes oligo-metastásicos, en los que, junto con otros tratamientos como la quimioterapia u otras terapias biológicas, contribuye a mejorar la supervivencia libre de enfermedad y a mejorar su calidad de vida”.

 

 

Noticiasmedicas.es [en línea] Cádiz (ESP): noticiasmedicas.es, 31 de enero de 2013 [ref. 12 de junio de 2012] Disponible en Internet: http://www.noticiasmedicas.es/medicina/noticias/15254/1/La-radioterapia-estereotaxica-extracraneal-sbrt-es-una-tecnica-de-irradiacion-muy-prometedora-que-obtiene-tasas-elevadas-de-control-local-con-minima-toxicidad/Page1.html



Desarrollan nuevos materiales cerámicos para aplicarlos en salud y energía

4 10 2012

Científicos del Balseiro trabajan con esta tecnología buscando extenderla al tratamiento del cáncer, a técnicas odontológicas y a mejorar la eficiencia energética.

nuevos materiales vitrocerámicos

Estos nuevos materiales vitrocerámicos también servirán para mejorar técnicas odontológicas.

Generalmente identificada con el mundo artístico, la cerámica es un material muy noble con aplicaciones en más áreas de las que se cree. Es el caso de un grupo de científicos del Instituto Balseiro de la UNCuyo -con sede en Bariloche-, que desarrollaron tecnologías para obtener cerámicos (vítreos o vitrocerámicos) en estado monolítico o capas finas, según el caso, con funcionalidades específicas en el ámbito de la salud y de la energía.

Con respecto a la salud la investigación desarrolló microesferas de vidrio radioactivas que se traban en el hígado, cerca de los tumores que reciben la radiación que se desprende desde ellas. Pero esas microesferas también pueden ser utilizadas en odontología en la adhesión de restauraciones de inserción rígida, totalmente cerámicas, según detalló Alejandro Fernández, co-director del proyecto.

En tanto, para el área de energía se centraron en el desarrollo de cerámicos para la construcción de celdas de combustible capaces de convertir, en forma eficiente y limpia, energía química en energía eléctrica.

Fernández sostiene que la Argentina cuenta con todos los elementos necesarios para poder producir esta tecnología de manera industrial, aunque por ahora sólo se esté en la etapa de investigación. “En el caso de las microesferas vítreas para radioterapia el primer objetivo es poder producirlas, caracterizarlas y probar su uso en el País. Es una tecnología para la cual tenemos todos los elementos, inclusive los reactores nucleares que son necesarios para su activación, y que es muy cara si queremos comprar en el exterior las dosis ya preparadas para los tratamientos”, afirma el investigador.

Para dar una idea de la amplitud de aplicaciones que pueden tener estos materiales, como resultado del proyecto surgió otro, no menos importante, como es el desarrollo de microesferas para el transporte de medicamentos, que permitan separar selectivamente iones de una solución.

Radioterapia

Uno de los aspectos de esta inédita investigación en Argentina es la que intenta instalar esta tecnología en el área de salud, concretamente en el tratamiento de tumores, a través del desarrollo de microesferas vítreas para radioterapia interna de cáncer de hígado. “Maximiza la dosis radioactiva en tejido enfermo y minimiza la dosis en tejido sano”, explica Fernández. “Ya se aplica en otros países sin constituir una cura, pero en los casos que se recomienda su aplicación aumenta la expectativa de vida de los pacientes”, aclara.

El proyecto logró producir las microesferas, caracterizarlas y actualmente se utilizan sin activar en modelos animales en el Instituto de Oncología Ángel Roffo de Buenos Aires.

Adherencia dental

En cuanto a las aplicaciones en odontología se propuso modificar las superficies cerámicas con el fin de mejorar su adherencia a los cementos dentales y lograron un mejor sellado de sus márgenes, “lo que evitaría algo que en términos técnicos se denomina microfiltración marginal: evitar que los microorganismos y sus productos penetren en la interfase diente- restauración, produciendo caries secundaria”, agrega Fernández.

Según el balance que hace hasta el momento, lograron mejorar esa adherencia, y los resultados -comprendidos en una tesis de ingeniería realizada por Pablo Bejarano- fueron presentados en las Jornadas de la Sociedad de Operatoria Dental y Materiales Dentales (ACTO 2012) en setiembre pasado.

Eficiencia energética

En el caso del tema energético es bien conocido que la crisis del petróleo y las  normas cada vez más estrictas sobre emisiones a la atmósfera generaron la búsqueda de sistemas alternativos de obtención de energía eléctrica. Entre ellos, las celdas de combustibles aparecen como dispositivos muy atractivos ya que tienen una alta eficiencia y sus emisiones son mínimas. Entre los distintos tipos de celdas de combustible, las denominadas de oxido sólido (SOFC) son las que concentran la mayor actividad en investigación y desarrollo, debido a su gran eficiencia y rango de aplicaciones.

Según explica Fernández, el desafío actual para convertir a las SOFC en dispositivos de uso masivo consiste en aumentar su confiabilidad (tiempo de vida) y reducir sus costos. Esto, en gran medida, está relacionado a la búsqueda y desarrollo de nuevos materiales, que en este caso son todos óxidos cerámicos. “Las que se encuentran disponibles comercialmente funcionan a muy alta temperatura (en el rango de 800 a 1000 °C), en cambio los nuevos materiales que estudiamos en este proyecto pueden ser usados en un rango de operación que es llamado de temperatura intermedia (400-600 °C). Esta disminución de la temperatura de operación disminuiría el costo total de la celda y su vida útil”, detalla el investigador.

Ahora están trabajando en la fabricación de una celda completa (cátodo, ánodo y electrolito) utilizando algún vidrio para sellado y verificar el rendimiento en una SOFC, trabajo que se encuentra en marcha.

Por otro lado, aclara Fernández, la optimización de los materiales óxidos cerámicos en el área energética no solo tiene múltiples aplicaciones para las celdas de combustible, sino también para la obtención de hidrógenos (en celdas electrolizadoras), sensores de oxígeno o membranas de separación de gases.

 

 

Uncu.edu.ar [en línea] Mendoza (ARG): uncu.edu.ar, 04 de octubre de 2012 [ref. 13 de septiembre de 2012] Disponible en Internet: http://www.uncu.edu.ar/novedades/index/desarrollan-nuevos-materiales-ceramicos-para-aplicarlos-en-salud-y-energia