Caracterizaci贸n de Modelos Sanitarios y Sistemas Sanitarios

24 01 2013

Durante mucho tiempo las personas cubrieron el tratamiento de sus enfermedades con recursos propios, acudiendo a las distintas alternativas que pod铆an encontrar. Los acontecimientos hist贸ricos fueron modificando profundamente la estructura de la sociedad, sus costumbres, su cultura y entre ellos el concepto de salud; de ah铆 que se forjaran profesiones sanitarias y aparecieran diversos dispositivos asistenciales. Los poderes p煤blicos tomaron conciencia de la necesidad de establecer determinadas garant铆as a favor de la poblaci贸n, principalmente las que se refer铆an al desarrollo de las medidas higi茅nicas, la medicina preventiva y el saneamiento ambiental.

Esta situaci贸n origin贸 distintas visiones ideol贸gicas y pol铆ticas respecto a la asistencia sanitaria en los distintos pa铆ses, dependiendo de la conformaci贸n de las caracter铆sticas sociales, pol铆ticas, econ贸micas e hist贸ricas de cada uno de ellos. Tales caracter铆sticas dieron origen a modelos como el Liberal, el Socialista y el Mixto.

Es com煤n en la literatura especializada que se utilice el concepto de modelo y sistemas como sin贸nimo. Por ello es importante remarcar la diferencia聽 entre ambos para no confundirlos:

El Modelo hace al 谩mbito de la pol铆tica聽 y se lo puede definir como 鈥渆l conjunto de criterios o fundamentos doctrinales e ideol贸gicos en los que est谩n cimentados los sistemas sanitarios鈥, en 茅l se determinan aspectos como: poblaci贸n receptora, qui茅n financia el sistema, prestaciones que se van a dar, actuaciones y competencias de la salud publica-autoridad sanitaria.

Mientras que el Sistema hace a la operatividad y ejecuci贸n del Modelo, pero al momento de definirlo聽 aparecen distintas maneras de conceptualizarlo propio de las caracter铆sticas y complejidades que guarda.

La Organizaci贸n Mundial de la Salud los relaciona con el Concepto de Salud en su aspecto m谩s amplio 鈥渃omo un conjunto de elementos interrelacionados que contribuyen a la salud en los hogares, los lugares聽 de trabajo, los lugares p煤blicos y las comunidades, as铆 como en el medio ambiente f铆sico y psicosocial, y en el sector de la salud y otros sectores afines鈥.

Asimismo, la OMS visualiza los distintos actores que lo componen al explicar que 鈥渟istema es el conjunto de todas las actividades, oficiales o no, relacionadas con la prestaci贸n de servicios de salud a una poblaci贸n determinada, que debe tener acceso adecuado a la utilizaci贸n de dichos servicios. Integrado por todo el personal de la salud disponible, los procedimientos de formaci贸n de este tipo de personal, las instalaciones sanitarias, las asociaciones profesionales, los recursos econ贸micos que por cualquier motivo u origen se pongan al servicio de la salud y el dispositivo oficial y no oficial existente鈥.

Y a帽ade que 鈥渢odo este conjunto debe armonizarse en un sistema homog茅neo que permita utilizar los recursos habilitados para el logro de la m谩xima satisfacci贸n de los objetivos prefijados: garantizar el derecho a la salud no s贸lo como un derecho universal, sino como un recurso para el desarrollo social, econ贸mico e individual de una persona鈥.

Si bien todo sistema se encuentra incluido en uno mayor, el suprasistema, est谩n quienes consideran que los sistemas de salud son una variante de los sistemas sociales, y como tales aparecen como una de las instituciones y funciones sociales m谩s constantes y de mayor complejidad en la sociedad.

Desde la sociolog铆a se ha definido al sistema de salud como 鈥渆l conjunto de mecanismos sociales cuya funci贸n es la transformaci贸n de recursos generalizados en productos especializados en forma de servicios sanitarios de la sociedad鈥.

A) Modelos Sanitarios

1. Liberal: La salud en este modelo es considerada como un bien de consumo, que no necesariamente tiene que estar protegida por los poderes p煤blicos en toda su amplitud. La responsabilidad del Estado queda resumida a atender a grupos mas carenciados y vulnerables a las contingencias de la enfermedad, con m铆nima contribuci贸n financiera al sistema por parte del Estado.

Los otros grupos poblacionales (medios y altos) se adhieren a compa帽铆as de seguros privados o contratan directamente al proveedor de prestaci贸n m茅dica, sin intermediarios. La utilizaci贸n de los servicios se basa en la ley de la oferta y la demanda.

Este modelo est谩 presente en el Sistema Privado de Estados Unidos, siendo el referente entre otros pa铆ses. Aspectos relevantes del modelo:

  • Los proveedores de servicios desarrollan sus dispositivos de acuerdo a los planteamientos de rentabilidad econ贸mica. La alta competitividad existente entre los diferentes proveedores para captar clientes hace que la tecnolog铆a, y la investigaci贸n cient铆fico-m茅dica avancen notablemente y atraigan a los mejores profesionales.
  • Algunas caracter铆sticas de este sistema est谩n siendo aplicadas en otros sistemas sanitarios, como el an谩lisis de costes por proceso (utilizaci贸n desmedida de pruebas complementarias en los diagn贸sticos y exceso de medicamentos) para hacerlos m谩s eficientes.
  • Su financiamiento descansa sobre las empresas que cofinancian un contrato de seguro de salud con organismos privados, esta situaci贸n genera desventajas y desigualdades para los distintos segmentos de la poblaci贸n. Dos tercios de los empleados reciben esta cobertura. Los trabajadores aut贸nomos, los de tiempo parcial o los que tienen peque帽as empresas deben contratar p贸lizas individuales mucho m谩s caras, por lo que a menudo las rechazan. Fuera de la empresa no hay derechos. Los jubilados de m谩s de 65 a帽os tienen derecho a una cobertura m铆nima,聽 para aquellos que no entran en estas categor铆as: la nada.
  • Una variante del Modelo Liberal es el Modelo Singapur, que ha introducido en los sistemas sanitarios el concepto de capitalizaci贸n individual. La financiaci贸n se genera en una Central Provisora de Fondos (20% salario del trabajador + 20 % empresarios). Entre el 6-8% va a una cuenta. Cada individuo puede retirar dinero de esa cuenta para cubrir gastos sanitarios.

2. Socialista o Estadista: su caracter铆stica m谩s relevante es que las prestaciones se dan en condiciones de equidad, gratuidad y universalidad para todos los segmentos de la poblaci贸n. Es financiado en su totalidad por presupuestos generales del Estado. El sector privado es inexistente. De este modelo derivan dos tipos:

a) Modelo Semashko. Comenz贸 en la antigua URSS y los pa铆ses del bloque sovi茅tico despu茅s de la Segunda Guerra Mundial. Desde 1990 Rusia y todos los pa铆ses comunistas de Europa han abandonado el sistema centralizado, totalmente controlado y operado por el Estado.

b) Modelo P煤blico Unificado. Aplicado en Cuba y Corea del Norte, en este sistema el estado toma un papel relevante en garantizar el acceso a la salud financiando y suministrando servicios de salud directamente a trav茅s de un sistema 煤nico e integrado verticalmente. La cobertura se otorga con criterios de聽 equidad, gratuidad y universalidad a toda la poblaci贸n. La priorizaci贸n de la salud p煤blica es a trav茅s de la medicina preventiva y la educaci贸n sanitaria para incrementar los niveles de salud en detrimento de la creaci贸n de servicios asistenciales y medicaciones costosas, como as铆 tambi茅n la inversi贸n en servicios p煤blicos ha sido una de las caracter铆sticas m谩s relevantes e imitadas por otros pa铆ses. Este sistema es poco eficaz en lo referente al individuo, excluye las opciones de prestaciones bajo el control del consumidor y limita la representaci贸n efectiva de los usuarios en la organizaci贸n del servicio.

3. Mixto. Es com煤n en muchos pa铆ses europeos y latinoamericanos. Se define por la contribuci贸n que tiene el sector p煤blico y privado en la gesti贸n del sistema. Seg煤n el pa铆s, difiere la participaci贸n de ambos sectores d谩ndole caracter铆sticas propias en la financiaci贸n, en los modos de provisi贸n y en la funcionalidad, como as铆 tambi茅n en los distintos niveles de asistencia.

Dos modelos europeos le dieron origen: Modelo Seguridad Social鈥揃ismarck. Es el m谩s antiguo y el m谩s avanzado del mundo, inspirado en la legislaci贸n social de Alemania en 1883.

  • El estado garantiza las prestaciones mediante cuotas obligatorias.
  • El modelo garantiza la asistencia s贸lo a los trabajadores que pagaban el seguro obligatorio, teniendo que constituir redes paralelas de beneficencia para los trabajadores que no 鈥渃otizan鈥.
  • Los profesionales son retribuidos mediante acto m茅dico y las instituciones hospitalarias reciben un presupuesto global.
  • La red de salud p煤blica queda en manos del Estado, que se constituye asimismo en autoridad sanitaria.
  • Actualmente todos los ciudadanos de estos pa铆ses gozan de una sanidad universal, gratuita y en condiciones de equidad.

En segundo lugar el Modelo Impuesto鈥揃everidge, inspirado en el informe Beveridge de 1942, que formaliz贸 la organizaci贸n adoptada por Suecia en la d茅cada de 1930, y dio origen al Sistema Nacional de Salud en diferentes pa铆ses.

  • La Financiaci贸n es p煤blica a trav茅s de impuestos y mediante presupuestos estatales.
  • La prestaci贸n se da en condiciones de universalidad, equidad, gratuidad y libertad de acceso de toda la poblaci贸n.
  • La planificaci贸n y la salud p煤blica quedan en manos del Estado y descentralizadamente en comunidades aut贸nomas y municipios que deciden y elaboran planes de salud evaluables y de cumplimiento obligado.
  • Amplio control parlamentario sobre el sistema.
  • Los medios de producci贸n son estatales aunque existe una parte del sector privado, los pacientes participan en el pago.

Tiene un presupuesto global limitado para las instituciones hospitalarias.

En tercer lugar, cabe mencionar que en Latinoam茅rica surgieron otros modelos parecidos pero con caracter铆sticas hist贸ricas y sociales propias de la regi贸n.

1- Modelo Segmentado: Es el modelo m谩s frecuentemente utilizado en Am茅rica Latina. Coexisten tres sectores en el sistema:

Sector P煤blico: representado por el Estado, quien se ocupa de brindar asistencia a aquellos individuos excluidos del mercado, es decir a quienes pertenecen a los grupos sociales m谩s carenciados y vulnerables y sin cobertura social. Se financia con recursos fiscales que pueden provenir de las finanzas generales o bien de impuestos con afectaci贸n espec铆fica a esta finalidad. A su vez es el estado es prestador de servicios a trav茅s de su red sanitaria.

Sector Seguridad Social: su organizaci贸n se descentraliza en entidades intermedias no gubernamentales, pero con alta regulaci贸n por parte del estado. La financiaci贸n se efect煤a a trav茅s de aporte de los trabajadores y contribuciones de los empleadores, recursos que tiene el car谩cter de obligatorios. Por definici贸n, s贸lo cubre a los aportantes al sistema y su grupo familiar.

Sector Privado: la prestaci贸n de servicios de salud se realiza a trav茅s de prestadores privados en el mercado. La financiaci贸n la efect煤a el usuario demandante mediante el sistema denominado prepago. En general los seguros se contratan individualmente, aunque pueden ser contratados colectivamente. En Argentina lo que debe aportar cada usuario se calcula en base al riesgo de enfermar y de estar enfermo (es decir, a trav茅s de las tasas de incidencia y prevalencia de las diferentes enfermedades) y al tipo de servicio.

Estos tres sectores financian el sistema, pero dos de ellos tambi茅n son prestadores de servicio: el P煤blico y el Privado. Este 煤ltimo brinda servicio a seguros privados como a seguros sociales.

Los problemas que presenta esta conformaci贸n le imprimen al 谩rea de la salud una l贸gica peculiar puesto que implica la coexistencia desarticulada de cada uno de estos subsistemas, que difieren respecto a su poblaci贸n objetivo, los servicios que brindan, el origen de los recursos con que cuentan y nivel de decisi贸n en el sistema. A ello hay que sumar la existencia de serios niveles de fragmentaci贸n en cada sector.

La interdependencia econ贸mica de los tres sectores, la duplicidad de funciones, la ineficiencia en el manejo de recursos y las diferencias importantes de prestaci贸n de servicios entre los diversos segmentos de poblaci贸n en relaci贸n a su cobertura dan como resultado falta de equidad y discriminaci贸n en la prestaci贸n del sistema, es decir marcadas ineficacias.

2- Contrato P煤blico (ejemplo de esta modalidad lo representaba Brasil)

鈥 El financiamiento p煤blico se combina con una creciente participaci贸n privada en la provisi贸n de los servicios de salud, mediante la contrataci贸n de servicios.

鈥 La poblaci贸n tiene mayores opciones y los proveedores encuentran m谩s oportunidades para la autonom铆a y la competencia.

鈥 El presupuesto p煤blico global se asigna a un conjunto plural de proveedores en funci贸n de ciertos criterios de productividad y calidad.

鈥 Este modelo conduce a la fragmentaci贸n de la provisi贸n y complica el control de la calidad y los costos.

3- Pluralismo Estructurado (Es una nueva modalidad que se encuentran transitando Colombia, M茅xico, Argentina y Brasil)

Representa un punto intermedio entre los dos polos (p煤blico y privado) en los que han funcionado los sistemas de salud, lo que evita los extremos del monopolio en el sector p煤blico y la atomizaci贸n del sector privado. Esta nueva alternativa busca que el sistema ya no est茅 organizado por sectores sociales sino por funciones. Juegan aqu铆 un rol importante los Ministerios de Salud de cada pa铆s asumiendo funciones de rector铆a y regulaci贸n del sistema y procurando la conducci贸n estrat茅gica, en lugar de ser un proveedor m谩s de servicios de salud.

鈥 La Seguridad Social se convierte en la responsable principal de la financiaci贸n y se ampl铆a gradualmente a fin de alcanzar una protecci贸n universal, guiada por principios de finanzas p煤blicas.

鈥 La provisi贸n directa de servicios quedar铆a abierta a todo un esquema pluralista de instituciones, tanto p煤blicas como privadas.

鈥 En las 谩reas urbanas fomentar铆a la competencia entre proveedores, y en las 谩reas rurales otras innovaciones para fomentar el pluralismo ser铆an las cooperativas organizadas y empresas solidarias de salud. En todo caso el reto es incrementar las opciones para los consumidores y los proveedores, con reglas claras que minimicen los conflictos potenciales entre equidad y eficiencia.

En conclusi贸n, se podr铆a afirmar que de todos los modelos descriptos sint茅ticamente han ido variando en el tiempo y generando cambios en busca de nuevas alternativas para ser m谩s eficientes y guardar mayor equidad en la prestaci贸n.

El siguiente cuadro muestra la transici贸n que a nuestro criterio han teniendo聽 y hacia donde van:

 

 

La percepci贸n generalizada es que no hay ning煤n modelo concreto 煤nico y puro聽 que permita resolver todos los problemas de salud de la poblaci贸n en nuestro entorno. El modelo sanitario ideal no existe, cualquier modelo que elijamos tiene defensores y detractores por sus propias caracter铆sticas y complejidades. La salud en su concepci贸n tiene una dimensi贸n 茅tica que se apoya en valores sociales, pol铆ticos y religiosos entrecruzados con distintas visiones ideol贸gicas e intereses de todo tipo que no siempre tienen apreciaciones comunes.

La salud, objetivo de todo sistema, es un bien esencial para la vida, para el bienestar y la econom铆a de un pa铆s. La OMS sostiene que聽 la misi贸n de todo sistema es conseguir incrementar los niveles de salud en todos los aspectos y situaciones de la persona aislada y/o en sociedad, por lo que su funcionamiento es condici贸n para聽 establecer indicadores de medici贸n de bienestar y de nivel de desarrollo de una sociedad.

La salud y los servicios sanitarios son una responsabilidad p煤blica y un derecho social. El Estado debe garantizar su protecci贸n, promoci贸n y acceso a los servicios de salud de una manera adecuada y oportuna聽 independiente de su clase social, nivel de ingreso, inserci贸n laboral, genero, etnia o edad.

Es com煤n a la mayor铆a de los modelos descriptos definir a las pol铆ticas de salud m谩s all谩 de los Ministerios de Salud, ya que las consideran intersectoriales abarcando todas aquellas acciones destinadas a mejorar la salud.

B) Caracter铆sticas de los Sistemas de Salud comunes a todos los modelos

鈥 Los sistemas de salud son instrumentos operativos dise帽ados por la autoridad pol铆tica de los diferentes pa铆ses para cumplir con sus modelos te贸ricos sanitarios.

鈥 El rasgo m谩s espec铆fico de todos los sistemas salud es su car谩cter profesional. El m茅dico es el eje del sistema, el tomador de decisiones fundamental (en nombre del paciente) con gran autonom铆a en sus decisiones.

鈥 Las decisiones m茅dicas en los sistemas de salud determinan la calidad y eficiencia de estos.

鈥 Los sistemas sanitarios permanentemente deben alinear la pr谩ctica m茅dica (con sus incentivos e intereses) con la misi贸n y valores del sistema sanitario, articulando la gesti贸n administrativa con la gesti贸n cl铆nica colegiada basada en la autoridad profesional.

鈥 Los determinantes m谩s importantes de la salud individual y colectiva no dependen del sector salud. Este tiene una limitada capacidad de producir salud, aproximadamente un 11%, frente al 89% (que comprende la carga gen茅tica, los estilos de vida y el medio ambiente).

鈥 El sector salud es cada vez m谩s relevante en los indicadores macroecon贸micos de un pa铆s, esta cantidad de recursos genera poderosos intereses en actores econ贸micos con gran influencia en decisiones sanitarias. Ejemplo de ello: Industria farmac茅utica, equipamiento m茅dico, profesionales, seguridad social, etc.

鈥 El crecimiento del empleo sanitario respecto a otro tipo de empleo, dan al sector una gran capacidad de presi贸n social y laboral, cuya gesti贸n es en especial problem谩tica. Por ej.: enfermeros, residencias asistidas, servicios socio-sanitarios, cuidados de enfermos cr贸nicos, profesionales concentrados en un mismo empleador (hospitales), un mix de categor铆as profesionales distintas con diferentes intereses, entre otros.

Los sistemas sanitarios adem谩s de ser complejos como se ha descrito se caracterizan por ser parcialmente descriptibles por el gran n煤mero de componentes y relaciones que guardan entre las partes hacen que lo comparen, con la caja negra de una compleja m谩quina con funcionamiento desconocido.

Los sistemas sanitarios, adem谩s son sistemas abiertos y por ende interact煤an con otros sistemas: el pol铆tico, el fiscal, educativo y el econ贸mico guardando con estos relaciones de interdependencia, es decir el sector salud depende del accionar de 茅stos, cualquier variaci贸n en alguno de ellos tiene fuerte impacto en su ejercicio, tal es el caso del sistema fiscal (recaudador) el proveedor de recursos financieros o la falta de definici贸n y de apoyo del sistema pol铆tico deja al sistema de salud sin rector铆a sobre el todo sanitario. El educativo, pieza fundamental al momento de acompa帽ar en la prevenci贸n educando a la poblaci贸n a trav茅s de sus m茅todos sistem谩ticos y parasistem谩ticos; y por 煤ltimo, quiz谩s el m谩s relevante聽 el sistema econ贸mico que produce fuertes impactos en los distintos sectores cuando tiene desequilibrios relevantes como es el caso de la variaciones en empleo (desempleo).

Mantener el equilibrio en las interacciones de estos sistemas conlleva al mantenimiento del sistema y a mejorar el nivel sanitario produciendo los resultados esperados en la poblaci贸n que se cubre en un pa铆s.

A su vez, los sistemas social y ambiental (suprasistemas) contienen al sistema de salud e interact煤an permanentemente condicion谩ndolo en su funcionamiento en cuanto al impacto que generan, como as铆 tambi茅n en su capacidad de dar respuesta a las demandas constantes que presenta el medio, midiendo su capacidad de retroalimentaci贸n en t茅rminos de eficacia y de eficiencia, es decir, producir los mejores resultados (prolongar la vida, minimizar las enfermedades, las discapacidades, promover el bienestar- satisfacci贸n interna, etc.), en definitiva la satisfacci贸n de los usuarios. Ver grafica (presentaci贸n PowerPoint que acompa帽a este trabajo)

C) Funciones y componentes de los Sistemas de Salud

Los componentes se podr铆an definir como las partes internas del sistema, que en su accionar determinan el equilibrio operativo del sistema. Los componentes son:

 

Las partes se relacionan a trav茅s de funciones: financiaci贸n, regulaci贸n (legislaci贸n), provisi贸n y gesti贸n (planificaci贸n y control del sistema).

D) Estructura organizativa asistencial de los Sistemas de Salud

La organizaci贸n de la asistencia m茅dica es fruto de la estructura sociopol铆tica y econ贸mica de la sociedad en la que act煤a. (Modelo-Sistema).

En los pa铆ses europeos la atenci贸n de salud es bajo la modalidad de dispositivo asistencial, sometido directamente al poder del Estado y gestionado por autoridades y organismos que representan a dicho poder, es lo que se ha denominado servicio nacional de salud. En este sistema los servicios se estructuran dentro del esquema de asistencia integrada con una total planificaci贸n estatal, tanto en el aspecto de la distribuci贸n geogr谩fica del dispositivo asistencial como en la definici贸n de las prestaciones y en las modalidades de actuaci贸n del personal de salud, que quedan reguladas mediante detalladas reglamentaciones. La acci贸n gubernamental comprende la definici贸n de los puestos de trabajo necesarios en el campo sanitario y la creaci贸n de los centros de salud y sus niveles de equipamiento, y tiene como objetivo la extensi贸n de las prestaciones a toda la poblaci贸n.

Los pa铆ses socialistas adoptaron este esquema con car谩cter general para sus dispositivos de salud, pero tambi茅n algunos otros pa铆ses como los latinoamericanos han estructurado esquemas hasta cierto punto similares compartidos con el sector privado.

Tal es el caso que debido a medidas de racionalizaci贸n econ贸mica y la creciente evoluci贸n de la asistencia han permitido que en los 煤ltimos a帽os, en muchos pa铆ses europeos parte de la poblaci贸n se oriente hacia la atenci贸n m茅dica ofertada por centros sanitarios privados, generando un desarrollo importante de seguros m茅dicos privados y dando lugar al cambio de visi贸n sostenido por muchos a帽os del Sistema Nacional de Salud.

Evidentemente en casi todos los pa铆ses se avanza hacia modelos mixtos descriptos anteriormente variando algunos de ellos en la modalidad de gesti贸n, esto es, distinta participaci贸n del sector p煤blico y el privado en la financiaci贸n y provisi贸n de servicios.

Podemos afirmar que existe una gran diversidad en relaci贸n a la estructura organizativa de la sanidad, los cuales son el resultado de combinar los dos elementos b谩sicos de los que se constituyen todos los sistemas sanitarios:

1. Fuentes de financiaci贸n: recursos econ贸micos

2. Proveedores: m茅dicos, hospitales, farmacias, etc.

La estructura asistencial com煤n a la mayor铆a de los sistemas es:

A pesar de los avances terap茅uticos, el constante incremento del costo de la salud, la demanda masiva de asistencia, las repetidas reformas y las desigualdades en la atenci贸n m茅dica siguen a la orden del d铆a, tanto entre los pa铆ses como en el interior de ellos. Numerosos factores inciden en ello: medio ambiente, alimentaci贸n y trabajo, las costumbres, entre otros. Pero los sistemas de salud y los modos de financiamiento tambi茅n generan consecuencias que a diferencia de聽 las anteriores se pueden mejorar interviniendo en sus defectos, como son la burocratizaci贸n, la ausencia de regulaci贸n, la falta de equidad 鈥 accesibilidad, la eficiencia tanto micro como macroecon贸mica; en definitiva 鈥渟istemas de salud que garanticen la satisfacci贸n de la poblaci贸n en lo referente a la promoci贸n, prevenci贸n, protecci贸n y restauraci贸n de la salud de los individuos y las comunidades de un pa铆s鈥 (OMS).

En conclusi贸n el presente documento ha intentado hacer una descripci贸n conceptual y general de los distintos modelos y sistemas vigentes en gran parte de los pa铆ses; describir caracter铆sticas comunes y complejidades propias del sistema considerado el m谩s complejo de todos los sistemas sociales.

Bibliograf铆a:

-鈥淚nforme sobre la salud en el mundo 2009鈥, Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS), Ginebra.

- Alonso J., Calder贸n C., Duque F., Garc铆a P., Ortu帽o I., Organizaci贸n y Gesti贸n Sanitaria. Anexos. 2001.

-Bernaldo L, Bandow D, Tannen M, Corona J, Goodman J, Musgrave G, Alternativas de reforma para la sanidad p煤blica. Madrid: Circulo de

Empresarios; 1998. Bolet铆n 63.

聽- Dr, Jos茅 Manuel Freire El Sistema Nacional de Salud Espa帽ol en Perspectiva Comparada Europea: Diferencias, Similitudes, Retos y聽 Opciones.

Departamento de Salud Internacional, Escuela Nacional de Sanidad-Instituto de Salud Carlos III. Madrid.

- CEPAL Serie de Pol铆ticas Sociales N陋 121 鈥淟a reforma al Sistema de Salud Chileno desde la perspectiva de los Derechos Humanos. Marcelo Drago. Santiago de Chile 2006

- Documento La Salud como Sistema Dr Hern谩n Omar Caballero. Mendoza, 2002

- Sojo, Ana. Reformas de gesti贸n de salud en Am茅rica Latina: los cuasimercados de Colombia, Argentina, Chile y Costa Rica, CEPAL, Chile, 2000.

- WWW. Sistemas聽 Sanitarios 鈥搖ah.wikispaces.com

- De Los Sistemas de Salud de Mercosur y Chile聽 Daniel Olesker, Director Instituto Cuesta Duarte P.I.T. — C.N.T

- Investigaciones Web Los sitios para el an谩lisis internacional comparado de los sistemas sanitarios son, entre otros: El European Observatory on Health Systems and Policies (http://www.euro.who.int/observatory) impulsado por la OMS, varias instituciones y gobiernos europeos (entre ellos Espa帽a); el International Network Health Policy & Reform (http://www.healthpolicymonitor.org/) que cuenta con un excelente sistema de seguimiento y an谩lisis de reformas sanitarias; la OCDE (www.oecd.org) cuyos datos sobre el sector sanitario son el est谩ndar de referencia para las comparaciones internacionales.

 

 

Link permanente: 鈥╤ttp://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/caracterizacion-de-modelos-sanitarios-y-sistemas-sanitarios

Advertencia legal:鈥↙as opiniones y los conceptos vertidos en los art铆culos publicados expresan la postura de sus respectivos autores y no necesariamente coinciden con la de la Universidad Nacional de Cuyo. La instituci贸n declina toda responsabilidad por las consecuencias que pudieran derivarse de la lectura y/o interpretaci贸n del contenido de los art铆culos publicados.

Esta obra est谩 licenciada bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Argentina .

 

 

 

Politicaspublicas.uncu.edu.ar [en l铆nea] Mendoza (ARG): politicaspublicas.uncu.edu.ar, 24 de enero de 2013 [ref. 26 de julio de 2011] Disponible en Internet:聽http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/caracterizacion-de-modelos-sanitarios-y-sistemas-sanitarios

 



脕frica: TICs Para refugiados y personas desplazadas

13 02 2012

En las 煤ltimas semanas Global Voices ha presentado a sus lectores m谩s ejemplos de c贸mo los medios ciudadanos se utilizan para amplificar las voces de los refugiados y desplazados. Sin embargo, mientras que los blogs y sitios de redes sociales tienen claramente un papel que desempe帽ar en el empoderamiento de los grupos marginados, tambi茅n lo hacen las TIC en general.

MobileActive, por ejemplo, se ve alentada por el potencial de los tel茅fonos m贸viles [en] que permite que los refugiados no s贸lo permanezcan en contacto con sus seres queridos, sino tambi茅n que sea m谩s f谩cil localizarlos. La atenci贸n a este tema es particularmente cubierta por un n煤mero especial de la Revista Migraciones Forzadas [en], que ofrece una visi贸n profunda en el uso de las TIC en este contexto.

 

Los refugiados en Uganda est谩n usando SMS y celulares para reconectarse con los miembros de sus familias y amigos cercanos. Foto via MobileActive

“Los refugiados a menudo sufren un doble trauma: La situaci贸n que los llev贸 a huir en primer lugar, as铆 como el hecho que muchas familias se separan durante la migraci贸n. Para la salud de los refugiados, su bienestar y la posibilidad de reubicarse, es de vital importancia conocer el paradero de sus familiares, su seguridad y su capacidad para permanecer en contacto. Hoy en d铆a, los tel茅fonos m贸viles constituyen la tecnolog铆a m谩s importante para que los refugiados puedan encontrar a sus parientes y permanecer en contacto.

Migraciones Forzadas n煤mero 38, en su edici贸n del tema de la tecnolog铆a, cubre aquellas tecnolog铆as para refugiados en particular. Dos cap铆tulos arrojan una luz sobre el uso de tel茅fonos m贸viles entre los refugiados, as铆 como algunos de los problemas que trae el uso de esta tecnolog铆a para encontrar y contactar con los miembros de la familia, tales como cuestiones de seguridad y accesibilidad.”

El Comisionado Adjunto de las Naciones Unidas para los Refugiados, T Alexander Aleinikoff, brinda una introducci贸n a la edici贸n especial [en]:

“Al menos superficialmente, los campos de refugiados de hoy no parecen significativamente diferentes de los que exist铆an 30 o 40 a帽os atr谩s. La modernizaci贸n parece haber pasado de largo. Pero una mirada m谩s de cerca, y se hace evidente que las cosas est谩n cambiando

En la actualidad, los refugiados y los desplazados internos en los pa铆ses m谩s pobres a menudo tienen acceso a un tel茅fono m贸vil y son capaces de ver televisi贸n por sat茅lite. Caf茅s Internet han surgido en algunos asentamientos, con hardware adquirido por empresarios refugiados o donados por organizaciones humanitarias como el ACNUR. Y las mismas agencias de ayuda est谩n haciendo cada vez m谩s uso de tecnolog铆a avanzada: sistemas de informaci贸n geogr谩fica, Skype, bases de datos biom茅tricas y Google Earth, para dar s贸lo algunos ejemplos.”

En un art铆culo, el ejemplo de un proyecto de rastreo establecido por el Consorcio para los Refugiados de Kenia (RCK), en cooperaci贸n con los refugiados Unidos (RU) es destacado [en]:

“En 1991, Ahmed Hassan Osman* huy贸 del conflicto en Somalia, dejando a su familia en Kismayu, y se dirigi贸 a Kenia en busca de asilo. Ahmed vivi贸 un tiempo en el campamento de refugiados de Ifo, antes de ser reasentado en Colorado en los EE.UU. donde se le concedi贸 la plena ciudadan铆a de los EE.UU.

En 1992, su primo Abdulahi Sheikh lleg贸 a Kenia en busca de apoyo. Reconocido como refugiado, Abdulahi termin贸 en el campo de Dagahaley en Dadaab. 脡l cre铆a que Ahmed estaba en Dadaab o hab铆a estado all铆, pero sus esfuerzos por encontrarlo no tuvieron 茅xito y pronto abandon贸 la esperanza de encontrarlo. De hecho, pensaba que Abdulahi Ahmed hab铆a regresado a Somalia.

A principios de 2011 RCK empleo a Abdulahi para que asistiera con el proyecto de RU en el campamento de refugiados de Dagahaley. Abdulahi se registro con el proyecto de rastreo y comenz贸 una b煤squeda de sus seres queridos. Habiendo encontrado un nombre que le era familiar, Abdulahi se puso en contacto con 茅sta persona a trav茅s del sistema de mensajes de RU. Cuando recibi贸 una respuesta se dio cuenta que, despu茅s de 20 a帽os de separaci贸n y de b煤squeda, 茅l hab铆a encontrado a su querido primo. Se intercambiaron n煤meros de tel茅fono y Ahmed llam贸, rompiendo 20 a帽os de silencio. Hoy en d铆a, los dos se mantienen en contacto regularmente y ambos Abdulahi y Ahmed, contin煤an la b煤squeda de m谩s amigos y familiares.”

Por supuesto, como MobileActive tambi茅n hace hincapi茅, algunos problemas con la infraestructura local siguen siendo un obst谩culo para la adopci贸n generalizada de estos sistemas [en]:

“En algunas zonas de 脕frica no hay cobertura de las telecomunicaciones. Los participantes en el taller comentaron que, donde existen, las conexiones telef贸nicas se cortan regularmente, y algunos de ellos tambi茅n hab铆a experimentado la intrusi贸n en las comunicaciones, tales como l铆neas cruzadas. La fuerza de la se帽al de red en el extranjero es d茅bil, y la falta de una fuente confiable o estable de electricidad en el pa铆s de destino puede ser un problema importante, aunque esto var铆a seg煤n la regi贸n. El crecimiento de la poblaci贸n en algunas zonas debilita la fuerza de la red, debido a la fuga de energia. Las personas tambi茅n pueden tener dificultades para acceder a electricidad y as铆 cargar sus tel茅fonos m贸viles.

[鈥

Encontrar la mejor tecnolog铆a para diferentes miembros de la familia puede ser dif铆cil, particularmente si ellos mismos son desplazados, debido a factores tales como la variedad de servicios disponibles, si el miembro de la familia puede pagarlos y si tiene las habilidades y conocimientos para usar dichas tecnolog铆as. Un participante observ贸 que la mayor铆a de los miembros de su familia en el extranjero necesitaban acceder a la tecnolog铆a de la comunicaci贸n a trav茅s de otros. Una participante describi贸 las dificultades que tuvo en contactar a su esposo en un campamento. Ella le envi贸 dinero a su esposo para que este comprara un tel茅fono, pero otras personas en el campamento tambi茅n lo utilizaban, dejandola a ella esperando durante horas hasta ponerse en contacto.

Opciones baratas, tales como correo electr贸nico, mensajer铆a de voz sobre Internet o instant谩nea puede no ser accesible o asequible, y el acceso a Internet en 脕frica es muy caro. Adem谩s, los miembros de la familia desplazada en el extranjero pueden no saber c贸mo utilizar estas facilidades.”

Desde proporcionar a los refugiados el acceso a la informaci贸n sobre salud y oportunidades educativas, hasta el uso de Facebook, chat de Gmail y Skype para mantener los contactos con familiares y amigos a trav茅s de la fractura geogr谩fica, el tema ofrece un panorama completo de c贸mo las TIC se est谩n utilizando.

Ushahidi tambi茅n recibe una menci贸n en relaci贸n con el terremoto de 2010 en Hait铆 [en], as铆 como, en general, en lo que respecta a conflictos, los desastres y refugiados [en]. De hecho, el聽”Idea Lab de PBS, da un vistazo a la colaboraci贸n entre Al Jazeera y Ushahidi para conectar y empoderar a los somal铆es separados por el conflicto y el hambre [en]:

“Somalia habla es una colaboraci贸n entre Souktel, una organizaci贸n con sede en Palestina que proporciona servicios de mensajer铆a SMS, Ushahidi, Al Jazeera, Crowdflower, y el Instituto de la Di谩spora Africana. 鈥淨uer铆amos conocer la perspectiva de los ciudadanos somal铆es que nos diga c贸mo la crisis ha afectado su vida y la di谩spora somal铆鈥, dijo Soud Al Jazeera Hyder, en una entrevista.

[鈥

El objetivo de Somalia habla es agregar las voces no escuchadas desde el interior de la regi贸n, as铆 como de la di谩spora Somalia pidiendo que respondan a trav茅s de mensaje de texto: 驴C贸mo ha afectado el conflicto de Somalia de su vida? Las respuestas se traducen al ingl茅s y son trazadas en un mapa. Desde su lanzamiento, unos 3.000 mensajes SMS se han recibido.

[鈥

Para Al Jazeera, Somalia habla tambi茅n es una oportunidad para poner a prueba enfoques innovadores de los medios de comunicaci贸n m贸vil para los ciudadanos y el periodismo.”

En octubre de 2010, MobileActive tambi茅n mostr贸 un proyecto m贸vil implementado por los Refugiados Unidos en Uganda [en], con el apoyo de Ericsson, el ACNUR y la Red Omidyar, se帽alando que un blog lo denomin贸 鈥渓a red social que es m谩s importante que Facebook鈥.

Es.globalvoiceonline.org [en l铆nea] Amsterdam (NED): es.globalvoiceonline.org, 13 de febrero de 2012 [ref. 05 de febrero de 2012] Disponible en Internet:聽http://es.globalvoicesonline.org/2012/02/05/africa-icts-para-refugiados-y-personas-desplazadas/



Principales avances m茅dicos gracias a la convergencia entre biolog铆a y tecnolog铆a

5 01 2012

En el campo de la salud se est谩 dando una cada vez mayor convergencia entre biolog铆a y tecnolog铆a. 驴Se imagina un futuro en el que su m茅dico sea una m谩quina? 驴O en el que se puedan imprimir ri帽ones o huesos de repuesto? 驴Pr贸tesis rob贸ticas, celulares que controlan nuestros niveles de az煤car o realidad aumentada para detectar, por ejemplo, un c谩ncer de piel?

Aunque muchas de estas tecnolog铆as est谩n todav铆a en pa帽ales, se sorprender铆a al saber cu谩n cerca estamos de emplear algunos de estos recursos en medicina y c贸mo 茅stos revolucionar谩n los tratamientos m茅dicos en la pr贸xima d茅cada. Contenido relacionado Una impresora 3D para regenerar huesos Celulares para descubrir si una medicina ha sido falsificada El iPhone, 驴el nuevo estetoscopio?

驴Adi贸s a los m茅dicos… Humanos?

Algunos recordar谩n aquella m谩quina que escaneaba la salud de los protagonistas de Viaje a las estrellas. Fue precisamente al ver esta serie de ciencia ficci贸n que a Walter Brouwer, uno de los fundadores de la compa帽铆a Scanadu, se inspir贸 para plantear la fabricaci贸n del Medical Tricorder.

Estamos hablando de Inteligencia Artificial, toda esa serie de programas que piensan y llegan a conclusiones a partir del procesamiento y contraste de datos.

El concepto es elaborar un dispositivo capaz de obtener diversos datos del paciente (como la presi贸n arterial o la presencia de infecciones a partir del an谩lisis de la sangre o la saliva) y que a partir de ellos elabore un diagn贸stico y dise帽e un tratamiento.

La Fundaci贸n X-PRIZE propuso un premio de US$10 millones para qui茅n desarrolle esta tecnolog铆a. Ya hay una decena de empresas trabajando en un modelo y el objetivo es que est茅 disponible comercialmente en tres o cinco a帽os.

Por su parte, otros programas inteligentes como Siri de Apple y Watson de IBM ya se est谩n incorporando al mundo de la medicina.

Combinados con los sistemas de computaci贸n en nube, pueden convertir nuestros celulares en m茅dicos personales en potencia.

Imprimiendo ri帽ones

Las impresoras 3D, cada vez m谩s asequibles, van a dar mucho que hablar en muchas 谩reas, pero en medicina podr铆an ser particularmente revolucionarias. Si un paciente ha perdido una pierna, estas m谩quinas podr铆an escanear el miembro seccionado y elaborar una pr贸tesis que se ajuste a la medida y color de piel del paciente.

Pero el concepto va much铆simo m谩s all谩 y podr铆a poner fin al drama de aquellos pacientes que necesitan un transplante de 贸rganos.

La idea es sustituir la “tinta” que emplean estas m谩quinas por c茅lulas madre para fabricar ri帽ones, h铆gados o corazones, utilizando el ADN del paciente, lo que evitar铆a rechazos. Estamos hablando de la bioimpresi贸n y no es un concepto nuevo.

Hace a帽os que se viene planteando esta posibilidad, pero s贸lo recientemente parece estar, nunca mejor dicho, materializ谩ndose.

En marzo de 2011, el investigador Anthony Atala, del Instituto de Medicina regenerativa Wake Forest en Estados Unidos, sorprendi贸 a un auditorio entero durante una conferencia al imprimir un ri帽贸n en vivo y en directo.

Cierto que el ri帽贸n no era funcional, pero estaba hecho de tejido humano.

Hospital l铆quido

Jorge Juan Fern谩ndez, director del 谩rea de EHealth y Salud 2.0 en el clic Hospital Sant Joan de D茅u de Barcelona, es impulsor del primer “hospital l铆quido” de Espa帽a, proyecto que pretende que los hospitales trasciendan virtualmente sus muros para interactuar tanto con el paciente como con el resto de la comunidad m茅dica.

Esto lo hace a trav茅s de diversos recursos de internet, desde cuentas en Facebook en donde, por ejemplo, se ofrecen consejos de salud, p谩ginas donde se recopilan publicaciones recientes en el campo de la medicina, o cuentas de Twitter con v铆nculos a videos de conferencia orientadas a padres preocupados por el control de la salud de sus hijos.

La oferta de informaci贸n digital del Hospital Sant Joan de D茅u es amplia y trasciende continentes.

En 2010 empez贸 a retransmitir tanto a Espa帽a como a Am茅rica Latina un Webcast (retransmisi贸n en directo a trav茅s de internet) con cursos y jornadas de formaci贸n para m茅dicos y enfermeras, que permite seguir los cursos en tiempo real o en diferido.

En cuanto al paciente, se帽ala Fern谩ndez, con las redes sociales 茅ste se convierte en una especie de “corresponsal de la salud”, participando aportando informaci贸n, o su opini贸n, e interaccionando de forma distinta con el m茅dico.

Hace a帽os que el concepto de hospital l铆quido se viene extendiendo en Estados Unidos.

En este pa铆s, 575 centros ya poseen una cuenta de Youtube, 1.068 tienen una cuenta en Facebook, 814 en Twitter y 149 publican blogs, seg煤n ebennett.org, p谩gina de informaci贸n sobre redes sociales para centros de salud.

En ese pa铆s, hace a帽os que funcionan con 茅xito sociales como clic PatientsLikeme (pacientes como yo) o clic CureTogether (Cur茅monos juntos), donde pacientes con dolencias similares comparten sus experiencias o conocimientos, e incluso donde se pueden impulsar campa帽as de clic crowdsurcing (tercerizaci贸n masiva).

Sensores y aplicaciones

En el 煤ltimo a帽o hemos visto un auge de aplicaciones para tel茅fonos inteligentes y la medicina no est谩 exenta de ellos.

Muy pronto podremos controlar nuestra salud usando nuestros celulares.

Imag铆nese la situaci贸n: un tel茅fono que accede a nuestro registro m茅dico, que controlar tu ritmo card铆aco y env铆a los datos a la nube para que los vea el m茅dico.

Ya son muy populares, sobre todo en Estados Unidos, aplicaciones como Fitbit o Jawbone UP, que nos ayudan a mantenernos en forma.

Al final, estas aplicaciones se convierten en lo que coment谩bamos al inicio de este art铆culo, una especie de m谩quina que escanea el estado de nuestra salud y que autom谩ticamente elabora un diagn贸stico o tratamiento.

Un recurso, que podr铆a tener una gran repercusi贸n sobre todo en pa铆ses en desarrollo, con escaso acceso a servicios de salud.

Aparte del celular, expertos en electr贸nica tambi茅n est谩n desarrollando toda clase de sensores. Aparatos cada vez m谩s peque帽os y baratos que podr谩n medir nuestra temperatura o presi贸n y transmitir esos datos por Internet.

La delgada l铆nea entre lo humano y lo rob贸tico

“Son tecnolog铆as que se mezclan con la biolog铆a. Esto ir谩 cada vez a m谩s y ah铆 vendr谩 el debate sobre el l铆mite entre lo humano y la m谩quina”, explica Fern谩ndez.

Se refiere a la elaboraci贸n de implantes ortop茅dicos bi贸nicos, como los que lleva el deportista sudafricano clic Oscar Pistorius, corredor que practica este deporte con una especie pr贸tesis con forma de guada帽a.

Pero tambi茅n destaca la aparici贸n de los primeros exoesqueletos, que quiz谩s podr铆an en un futuro hacer caminar a las personas parapl茅jicas.

Son exoesqueletos rob贸ticos que detectan los impulsos nerviosos emitidos por el cer茅bro hacia los m煤sculos.

De he hecho, trascendiendo el mundo de la medicina, Estados Unidos est谩 invirtiendo millones en el desarrollo de exoesqueletos mec谩nicos para unidades de Marines, con el fin de aumentar su rendimiento.

Bbc.co [en l铆nea] Londres (Reino Unido): bbc.co, 5 de enero de 2012 [ref. 4 de enero de 2012] Disponible en Internet:

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/01/120104_tecnologia_medicina_futuro_aa.shtml



Prop贸sito del nuevo curso: salir a correr

19 09 2011

En este inicio de curso, momento de buenos prop贸sitos, desde DOCTOPOLIS queremos hacerle una propuesta muy saludable: Salir a correr y disfrutar de la naturaleza.

Para animar a aquellos que todav铆a no lo han probado y deleitar a los que ya se definen como runners, hoy les dejamos con un v铆deo de Kilian Jornet, una mezcla apasionante de amor por el deporte y la naturaleza, f铆sico, sacrificio y superaci贸n.

Si despu茅s de ver este v铆deo alguien se pone las zapatillas y sale a la calle, nos daremos por satisfechos. Y si nos quiere contar su experiencia, todav铆a mejor.



Llega la gesti贸n online de la consulta m茅dica con DOCTOPOLIS

28 04 2011

Por vez primera, 240 d铆as despu茅s de la primera entrada en este blog, volvemos a hablar de nosotros. Lo hacemos con gran alegr铆a e ilusi贸n, ya que despu茅s de una etapa experimental y de muchos meses de trabajo, el proyecto DOCTOPOLIS empieza a caminar con la voluntad de trasladar la gesti贸n de las consultas m茅dicas a Internet y acercar a los profesionales de la salud y sus pacientes.

Doctopolis
La historia de DOCOTPOLIS es la de dos j贸venes emprendedores que han reunido salud y TIC’s en un proyecto que ofrece por primera vez a los profesionales de la salud espa帽oles la posibilidad de gestionar sus consultas integralmente online. El proyecto pone a disposici贸n de los profesionales del 谩mbito privado una amplia variedad de servicios nuevos en Espa帽a, pero ampliamente extendidos en pa铆ses tecnol贸gicamente m谩s avanzados.
agenda online

El servicio estrella es la cita online, que permite a los pacientes concertar citas de forma gratuita y a los profesionales ver como sus agendas se gestionan autom谩ticamente. La solicitud de horas de visita se realiza a trav茅s de un completo y elegante directorio, que permite a los profesionales darse a conocer de forma gratuita en Internet. Alrededor del servicio cita online se articulan muchos otros, destinados tambi茅n a contribuir al ahorro de tiempo y costes de gesti贸n. Entre ellos, destacan el servicio de historias cl铆nicas online, el env铆o autom谩tico de SMS y la creaci贸n de webs personalizadas en solo 48 horas, desde las cuales tambi茅n es posible concertar citas online.

DOCTOPOLIS cuenta con el apoyo de un Comit茅 de Expertos formado por una quincena de profesionales del sector de reconocido prestigio, la mayor铆a de los cuales han escrito alg煤n art铆culo en este blog. DOCTOPOLIS es un proyecto totalmente abierto; de hecho, nosotros, sus promotores, ya estamos trabajando en el desarrollo de nuevos servicios, como la secretar铆a telef贸nica virtual o la telemedicina.

Estamos aqu铆 para servirles.

El equipo de DOCTOPOLIS

Les dejamos con un v铆deo:



Una felicitaci贸n estimulante, r谩pida, ecol贸gica y econ贸mica de parte de DOCTOPOLIS

21 12 2010

Muchas gracias por su apoyo y dedicaci贸n!
Feliz Navidad de parte de el equipo de DOCTOPOLIS!