Dr MONGUET. Inteligencia colectiva para identificar el futuro.

3 02 2014

Josep M. Monguet Fierro

Profesor de la UPC. 

 

Ahora se está jurando que las promesas de las tecnologías de la información de los últimos años se van a cumplir “ya”.  Leía hace pocos días que si se aplicara el potencial del denominado Big Data al sector de la salud, los ahorros serian espectaculares. ¿Les suena la letra?

 

A menudo se olvida un concepto sencillo, fundamental en tecnología, que es el de la curva de difusión. Una curva, en forma de “S”, dibuja como se propaga el uso social de una tecnología, suave al principio, en algún momento coge inclinación, tras un punto de inflexión, y al final, tras otra inflexión, de nuevo horizontal hasta la saturación. Lo difícil es situar en el eje temporal los mencionados puntos de inflexión. Como no hay una única tecnología, sino muchas que compiten entre ellas, cada una con su propia curva de difusión, resulta difícil pronosticar con éxito sobre su difusión real .

 

Es útil dividir la curva “S” entre 3 estadios: el de desarrollo científico, el de disponibilidad de la tecnología y el de producto comercial. Como más hacia el lado del desarrollo se encuentra la tecnología más cuesta de usar y menos “outcomes” proporciona, pero cuando ya es producto comercial las oportunidades de obtener ventajas competitivas se han empezado a diluir. Esas fases se solapan entre ellas, y el ruido del mercado – de todos los que intentan vender lo antes posibles – hacen muy difícil saber en qué “tempo” se encuentra exactamente cada tecnología.

 

¿Es posible mirar hacia el futuro con algún tipo de lógica?  Una posible respuesta se encuentra en la aplicación de estrategias de Inteligencia Colectiva. Se trata de combinar de forma coste-efectiva el conocimiento de las personas adecuadas, buscando sentido práctico y anticipación sobre el qué y cuándo de una tecnología. Lo importante no es la pretensión de adivinar el futuro, por otra parte “inadivinable”, sino invitar a pensar de forma sistemática y ordenada, ejercitando el diálogo y el consenso.

 

¿Podemos intuir el futuro entre todos?  Tiene cierto sentido pensar que el futuro lo conocemos entre todos, ya que los escenarios del futuro, básicamente, los construimos las personas. La gracia está obviamente en ver de qué manera podemos gestionar esta intuición colectiva, y exprimirla de forma que genere significado. Esto es lo que se ha hecho por ejemplo este año mediante la aplicación “healthconsensus” previamente al encuentro anual del Plan de Salud en Sitges, para valorar que piensa un extenso colectivo de profesionales de la salud, sobre lo que sucederá en 2015.

 

Los escenarios de futuro que seamos capaces de construir colectiva y colaborativamente tienen, por sí mismos, mucho interés, pero hay que insistir en que lo que importa no es tanto el resultado obtenido, como dos cosas que tal ejercicio proporciona:

1. El aprendizaje que obtienen “personas clave”, sobre la reflexión sistemática para modelar y escenificar el futuro.

2. La hibridación de conocimientos, su cruce con método e intención, entre sectores  y sensibilidades profesionales.

 

El ejercicio de pensar en el futuro de forma sistemática está claro que es importante y también es evidente que está poco trabajado, y que no está siendo explotado en términos de aprovechar la inteligencia y/o la intuición colectiva.  A veces el futuro está escrito y simplemente no lo queremos leer y mucho menos discutir colectivamente. Un ejemplo bien sencillo. Si se analiza la evolución del European Innovation Scoreboard, que maneja unas 30 variables, a partir del año 2000 es fácil adivinar cómo evolucionará el índice de innovación. Si en 2008, con este dato, y unos pocos más, como por ejemplo el de la productividad, se analiza fríamente la situación española, se descubre la brutal pérdida de competitividad, que en un escenario de recesión, también anunciado, permitía sin duda intuir el desastre. Este es sin embargo un análisis en clave crítica, para poner un ejemplo, pero los proyectos de futuro deberían ser en clave positiva, y estar orientados a descubrir oportunidades para nuestros emprendedores.

 

Publicaciones anteriores del Dr JM Monguet Fierro en innovacionensalud.com:



Primer Estudio del Gasto TIC en Sanidad en España

12 08 2013

La Sociedad Española de Informática de la Salud y ComputerWorld preparan una publicación especial a partir de los resultados del Índice SEIS del gasto sanitario en España y las valoraciones de los actores más importantes en este segmento del mercado.

 

El gasto en Tecnologías de Información y Comunicaciones en la sanidad pública en España en 2012 ha ascendido a 704 millones de euros, lo que significa que solo el 1,25% del gasto sanitario público total se dedica a las TIC.

Éste es solo uno de los datos que se recogen en el Índice SEIS 2012 que acaba de realizar la Sociedad Española de Informática de la Salud y en la que han participado directamente  responsables TIC de las 17 Comunidades Autónomas, definiendo el marco del estudio y aportando los datos de sus respectivas Comunidades.

El Índice SEIS 2012 es un informe realizado en España sobre el gasto TIC en sanidad dirigido por los propios responsables TIC de las CCAA y que recoge de forma objetiva los datos reales del sector.

Esto ha sido posible gracias a que la participación de la SEIS como promotor del Índice ha garantizado en todo momento la independencia del estudio  y el anonimato de la información, presentando únicamente datos globales nacionales y datos ponderados por número de población protegida.

El estudio recoge datos de plataformas tecnológicas, de seguridad, farmacia,  telemedicina y gestión TIC.

Entre otros, el Índice SEIS 2012 refleja que el 18% del gasto en TIC del sector sanitario se dedica a los Sistemas de Información y que el gasto medio en comunicaciones de datos asciende a 142.540 euros por cada 100.000 habitantes de población protegida.

En cuanto a Sistemas, la aplicación de Telepaliativos es la iniciativa de Teleconsulta con mayor presencia en el territorio nacional, encontrándose en 10 de las 17 Comunidades Autónomas.

Asimismo, el estudio también prioriza los proyectos de mayor interés a corto plazo para las Comunidades Autónomas. Entre los 9 proyectos sometidos a votación, el de receta electrónica y/o interoperabilidad ha sido el que mayor impacto tiene, seguido por el de Atención a enfermos crónicos con enfoque socio-sanitario.

La metodología utilizada para realizar el Índice se ha basado en la realización de una encuesta  a los responsables TIC de las Comunidades Autónomas, utilizando un cuestionario que incluía un conjunto de indicadores para cada una de las categorías del estudio.

Los indicadores fueron elegidos para cubrir en lo posible los aspectos más importantes de gasto y desarrollo en el sector.

 

El Índice SEIS nace con carácter de continuidad en el futuro y tiene como objetivo recoger los datos anuales más significativos del sector TIC en la sanidad y la evolución de los mismos,  lo que permitirá a las Instituciones Públicas y a las empresas conocer la situación del sector con un mayor detalle.

Para la publicación del Índice SEIS 2012 la SEIS y ComputerWorld preparan una publicación especial que estará disponible en el mes de septiembre.

 

 

Computerworld.es [en línea] Madrid (ESP): computerworld.es, 12 de agosto de 2013 [ref. 09 de julio de 2013] Disponible en Internet: http://www.computerworld.es/sociedad-de-la-informacion/primer-estudio-del-gasto-tic-en-sanidad-en-espana



Dr Monteagudo: Las tecnologías de “Ambient Assisted Living” y sus implicaciones sociales

5 08 2013

Dr. José L. Monteagudo

joseluismonteagudopea@gmail.com

 

Ambient Assisted Living (AAL) se refiere al uso de sistemas basados en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para que las personas, especialmente las de mayor edad, puedan vivir mejor, de forma más saludable y mas segura en su entorno preferido.

A lo largo de la última década los programas nacionales y europeos de I+D+i  han estimulado el desarrollo de aplicaciones innovadoras basadas en TIC para AAL. En particular cabe destacar el  European AAL Joint Program [http://www.aal-europe.eu], soportado por 23 países y la Comisión Europea. Este Programa ha financiado  mas de 150 proyectos en el periodo de 2008 a 2013. Estos proyectos se han dirigido al apoyo de las personas mayores en aspectos tales como la prevención y la gestión de las condiciones crónicas, la interacción social, la independencia, la movilidad, la auto-gestión en las actividades de la vida diaria y al trabajo remunerado o no.

 

Fig.1. Portada del catalogo de Proyectos del Programa Conjunto Europeo de Ambient Assisted Living (AAL)

Fig.1. Portada del catalogo de Proyectos del Programa Conjunto Europeo de Ambient Assisted Living (AAL)

Las actividades de investigación abarcan desde aspectos prácticos de utilización de sensores llevables por las personas hasta el diseño de servicios asistenciales sociales y sanitarios integrados. Los resultados incluyen un gran número de experiencias piloto que se han enfocado principalmente en verificar prototipos y arquitecturas técnicas. No obstante, una asignatura pendiente es conseguir la difusión de los resultados de I+D a fin de hacer posible la accesibilidad generalizada a productos y sistemas de AAL  y el despliegue para la población general de nuevos servicios mas ajustados a las necesidades de la población, mas eficientes y mas sostenibles. Para acometer esta situación, en 2011 se puso en marcha la iniciativa del European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing (EIP-AHA) [https://webgate.ec.europa.eu/eipaha/]. Con esta iniciativa, se intenta salvar las barreras a la innovación existentes a lo largo de la cadena de provisión de los servicios sanitarios y sociales mediante una aproximación interdisciplinaria e intersectorial. El objetivo principal es  aumentar  2 años de vida saludable (HLY) de los ciudadanos europeos en 2020.  HLY es una medida del estado de salud funcional de las personas utilizado en Europa para caracterizar una población más allá de los simples datos estadísticos de esperanza de vida.  Las enfermedades crónicas, la fragilidad y la discapacidad tienden a ser más prevalentes a edades avanzadas de forma que una población con mayor esperanza de vida puede que no sea mas saludable por ello.

 

El Plan de Implementación Estratégica de EIP-AHA ha recibido la adhesión de 261 proyectos soportados por grupos de diferentes tipos de partes interesadas del sector público y privado.  Además se han identificado 54 regiones y municipalidades como  ’Sitios de Referencia” para intercambio de buenas prácticas y compartir conocimiento y experiencia en acciones para envejecimiento activo y saludable.  En este marco colaborativo, el Instituto de Salud Carlos III participa en el Grupo de Acción B3 sobre “Cuidados integrados para enfermedades crónicas, incluyendo la monitorización remota a nivel regional” mediante el Proyecto PITES (Plataforma de Innovación en Telemedicina y e-Salud). En particular este proyecto se ocupa de la seguridad, la potenciación de los pacientes, el soporte a la toma de decisiones por los médicos y de la interoperabilidad.  La interoperabilidad de los dispositivos y sistemas AAL (o mejor su ausencia) es un obstáculo importante para la difusión extendida porque aumenta los costes y reduce la efectividad de los sistemas impantados.

Más allá de la esfera de los dispositivos, una de las mayores preocupaciones es la interoperabilidad de los datos con la Historia Clinica Electrónica y otros sistemas de información relacionados con la salud de las personas bajo cuidado. También está emergiendo la necesidad  creciente de la interoperabilidad organizativa, es decir la capacidad de diferentes organizaciones y profesionales para intercambiar información y para colaborar en procesos compartidos complejos.

 

Fig. 2  Desarrollo de robots asistentes de las personas mayores en su vida cotidiana (Ref. Proyecto DOMEO  www.aal-domeo.eu)

Fig. 2 Desarrollo de robots asistentes de las personas mayores en su vida cotidiana (Ref. Proyecto DOMEO www.aal-domeo.eu)

Las tecnologías AAL implican la creación de nuevos mundos para las personas mayores.

Ciertamente, una de las fuerzas más importantes que conducen la actividad humana es el deseo de optimizar el estado de salud y mejorar las condiciones de calidad de vida. Los individuos buscan alcanzar esto para ellos mismos, su familia y  las comunidades de las que forman parte.  Se intenta que las tecnologías AAL sirvan para ayudar a los individuos a vivir más años con mas calidad de vida. Es decir mas HLYs. No obstante es difícil evaluar el impacto real de las tecnologías AAL actuales en la sociedad y las implicaciones de vivir en los entornos “inteligentes” del mundo digital. Es necesario comprender las complejas relaciones entre tecnología y sociedad particularmente las consecuencias de los despliegues a gran escala cubriendo poblaciones de millones de usuarios. Hay que considerar que las tecnologías no crean la trasformación de la sociedad por si mismas. Están diseñadas, implementadas y utilizadas por personas en sus contextos sociales, económicos y tecnológicos. Además, frecuentemente, las tecnologías tienen consecuencias no intencionadas que se combinan para tener impactos relevantes no imaginados por los creadores de la tecnología. En línea con ello se plantea el reto de la evaluación de los sistemas sociotecnológicos complejos que adelantan un futuro con las tecnologías de AAL en nuestras vidas cotidianas, bien para nuestros padres o para nosotros mismos.



Nuevas formas de hacer en salud: e-salud

24 09 2012

Josep M Picas

Director de Sistemas y las TIC del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

 

El concepto de e-salud aparece ya hace mas de 10 años para sintetizar en un concepto la introducción de las TIC en el terreno de la salud. Los avances producidos en el desarrollo de este tipo de tecnologías, durante los últimos años, han cambiado muchas de las formas de producción y las relaciones con clientes y proveedores, tanto el sector industrial, como en los servicios.

Sin embargo, su introducción el sector sanitario ha sido mucho más lento por varios factores y barreras, que tienen su factor común en la propia complejidad del que podríamos denominar el producto sanitario o genéricamente la salud y por la gran cantidad y diversidad en la fuerza de trabajo humana que interviene.

Actualmente, todo parecer indicar que se ha iniciado un proceso de eclosión en su introducción por lo que podemos prever que en un corto plazo de tiempo, al igual que se ha producido en otros sectores, las formas de trabajar y proveer en salud van a variar profundamente.

Algunas de las iniciales aproximaciones actuales ya pueden orientarnos en sus características, en primer lugar la tecnificación tiene uno de sus pilares en la seguridad clínica del paciente, este ha sido uno de los drivers en al introducción de la historia clínica electrónica y sus derivados, la prescripción electrónica, la realización de exploraciones e incluso alrededor de la intervención quirúrgica.

Otro de los drivers se situaría alrededor de la mejora de procesos, para poder actuar a un menor coste manteniendo o mejorando la calidad, a este nivel la introducción de metodologías del sector industrial abren un camino de enorme interés en la redefinición de procesos.

El tercer driver lo encontraríamos en la virtualización de las relaciones, tal como ha ocurrido en otras industrias, en especial en las de servicios, se hace innecesario el contacto “face to face” para acceder al producto y a este nivel al contribución de Internet es realmente disruptiva, todos los aspectos alrededor de la telemedicina y tele asistencia están iniciando un desarrollo espectacular, además la evolución de Internet al 2.0 e incluso al 3.0 (webs semánticas) hace difícilmente predecible el futuro en el momento actual

 

El gran reto será como gestionar el cambio que va a suponer e introducir la vivencia de la innovación continua en las estructuras sanitarias; finalmente y no menos importante será la necesaria modificación de los sistemas de financiación y pago del sistema sanitario.

 

Santpau.es [en línea] Barcelona (ESP): santpau.es, 24 de septiembre de 2012 [ref. 10 de septiembre de 2012] Disponible en Internet: www.santpau.es/UploadFiles%2F14017-3-74330.doc



Los médicos españoles, los que más defienden las ventajas de las TIC para mejorar la atención sanitaria

12 01 2012

Un estudio de la consultora Accenture revela como los médicos españoles son los facultativos que ven más ventajas a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de cara a la mejora de la atención sanitaria.

Así se desprende de los resultados de un estudio realizado entre 3.700 médicos de ocho países (España, Australia, Canadá, Inglaterra, Francia, Alemania, Singapur y Estados Unidos).

En concreto, el 82,2 por ciento de los médicos españoles cree que la tecnología conlleva una mejor coordinación entre la atención sanitaria y los límites del servicio; una mejora de los procesos de trabajo entre las diferentes organizaciones (82%) y un mejor acceso a datos cualitativos para la realización de estudios clínicos (81,8%).

Por el contrario, los médicos norteamericanos son los menos entusiastas ya que sólo entre un 57 y 58 por ciento respalda estas afirmaciones.

Además, la gran mayoría de médicos españoles considera que la tecnología aplicada al ámbito de la sanidad mejorará la calidad en la toma de decisiones de tratamientos (74%), reducirá posibles errores (71,7%) y mejorará la salud de los pacientes (67%).

Según Javier Mur, socio de Accenture y responsable de Sanidad en España, Portugal, África y América Latina, “el grado de implantación de las TIC en Sanidad en España es elevado y claramente por encima de la media europea, debido, entre otras causas, a las considerables inversiones realizadas en los últimos años”.

Aunque la encuesta revela opiniones similares entre el colectivo médico de los ocho países analizados, los médicos españoles y de Singapur son los más positivos comparados con sus homólogos de Estados Unidos, Canadá y Australia, los más escépticos por este orden.

Del mismo modo, la mayoría de los médicos de todos los países considera que la tecnología proporciona ventajas comunes, incluyendo un mejor acceso a datos de calidad para los estudios clínicos (71%), una mayor coordinación de la atención (69%) y una reducción de los errores médicos (66%).

No obstante, algunos médicos muestran aún su escepticismo ante las ventajas de las tecnologías y su aplicación en la atención sanitaria.

De hecho, un porcentaje de médicos de todos los países no cree que la tecnología pueda reducir procedimientos innecesarios (43,6%), mejorar el acceso a los servicios (43%) o mejorar los resultados de los pacientes (39,2%).

DIFERENCIAS POR EDADES

Uno de los indicadores clave de escepticismo entre los médicos es la edad, con diferencias entre las opiniones de los mayores de 50 años, debido a su nivel de conocimiento y uso de las tecnologías de la información, y las de los médicos más jóvenes, que muestran una mayor predisposición a considerar el impacto positivo de estas técnicas.

Así, más del 72 por ciento de los médicos menores de 50 años consideran que estas tecnologías mejorarán la coordinación entre las bases y los límites del servicio y más del 73 por ciento cree que ofrecerán mejor acceso a datos de calidad para los estudios clínicos.

Estos porcentajes varían entre los médicos mayores de 50, ya que solamente el 65 y 68 por ciento respectivamente perciben las mismas ventajas.

Por último, el estudio también midió la utilización de doce diferentes funciones de las tecnologías aplicadas a la sanidad, como las referencias electrónicas de otros médicos, los pedidos ‘on line’, la receta electrónica y la comunicación con pacientes y otros médicos a través de un correo electrónico seguro. El informe confirma que los médicos más habituados con estas tecnologías son los que tienen una actitud más positiva respecto a los beneficios que conllevan.

Telecinco.es [en línea] Madrid (España): telecinco.com, 12 de enero de 2012 [ref. 10 de enero de 2012] Disponible en Internet:
http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/espanoles-defienden-TIC-atencion-sanitaria_0_1538846456.html



‘Teleapoyo’ para deportistas

12 12 2011

Teskal (www.teskal.com) es una aplicación informática que viene a mitigar la denominada ‘soledad del deportista’. Cuanto mejor es un deportista, más tiempo pasa fuera de casa, y son pocos los que se pueden permitir el lujo de viajar con un séquito de psicólogos, coaches y demás. Esta herramienta les facilita recibir asesoramiento deportivo y psicológico online estén donde estén. María Palacios ha detallado su desarrollo y validación en una tesis presentada en la UPV/EHU y titulada “Aspectos psicosociales aplicados a la formación en jóvenes deportistas a través de nuevas tecnologías”. Validación de la que, asimismo, se hará eco próximamente la Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. La investigación de Palacios es un encuentro entre la psicología del deporte, la educación y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Tiene su origen en el entorno laboral de la autora: “Trabajo en una empresa de asesoramiento deportivo (Iceberg). Hasta que yo entré, ellos funcionaban con Sifolito, un programa de asesoramiento deportivo y psicológico en el que, a través de unos cuestionarios en papel, mantenían entrevistas con deportistas, recogían datos de su estado… Nos dimos cuenta de que como los deportistas viajan mucho, era necesario informatizar todo esto; desarrollar Sifolito a través de las nuevas tecnologías”. Algo que al parecer nunca antes se había hecho en la psicología del deporte: “No hemos encontrado nada así”.

De Sifolito a Teskal

Teskal se ha desarrollado en base a los mismos objetivos y metodología que Sifolito, el programa original. Es decir, se trata de optimizar el rendimiento del deportista, atendiendo aspectos relacionados con las capacidades psicosociales, tales como la motivación, el estado de ánimo, la ansiedad, el control emocional, los procesos de toma de decisiones, la visualización, la autoeficacia, la concentración y la tolerancia psicológica. Palacios se preguntó qué podían ofrecer las TIC en este ámbito, y ha ido detectando y cubriendo las necesidades de los deportistas, los entrenadores y los psicólogos, hasta llegar a Teskal, la aplicación definitiva. Explica la investigadora que esta aplicación web ha tenido un elevado grado de aceptación, independientemente del sexo del deportista o del tipo de deporte que practica (tanto individuales como colectivos). Parte de este éxito podría deberse a que es muy fácil de usar, ya que Palacios ha empleado el Modelo de Proceso de la Ingeniería de la Usabilidad y de la Accesibilidad (MPIu+a). “El software que se desarrolla no se centra en la informática en sí, sino que le da más importancia a los usuarios, para que la aplicación sea fácil de entender y se recuerde su uso de manera sencilla”, explica.

Fiable

Asimismo, la investigadora ha validado dos de los cuestionarios informatizados. Sirven para estudiar el estado de ánimo y la ansiedad, respectivamente; aspectos con un gran impacto en el rendimiento deportivo. Las variables de estos dos cuestionarios han arrojado resultados consistentes durante todo el estudio de validez, realizado sobre una muestra de más de 200 deportistas en cada caso. Por lo tanto, la versión informatizada (Teskal) de los cuestionarios del programa original (Sifolito) muestra ser fiable. Dicha fase de validación ha servido, a su vez, para comprobar que existe una estrecha relación entre el estado de ánimo y la ansiedad: “Hemos visto que las variables de ansiedad se correlacionan de forma positiva con las dimensiones del estado de ánimo (la tensión, la depresión, la hostilidad y la fatiga), y de forma negativa con el vigor”. De todas maneras, remarca que se requieren investigaciones más exhaustivas al respecto. Dados los resultados positivos arrojados por Teskal, Palacios afirma que se ofrece a los entrenadores una herramienta rigurosa para identificar los puntos fuertes y débiles de los deportistas, y, en base a ellos, proponerles planes de formación personales. Además, se puede hacer un seguimiento personalizado, a la vez que permite ser aplicado a grandes muestras de deportistas, superando las barreras de espacio y tiempo. De hecho, Teskal ya se aplica en la práctica. “No acaba aquí, continúa mejorándose”, afirma Palacios.

Sobre la autora

María E. Palacios Moreno (Arnedo, La Rioja, 1980) es ingeniera informática por la UPV/EHU. Ha redactado la tesis bajo la dirección de Silvia Arribas Galarraga y José Antonio Arruza Gabilondo, directora y catedrático, respectivamente, del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la UPV/EHU. Asimismo, la tesis se ha defendido en el mismo departamento, en la Escuela Universitaria de Magisterio de San Sebastián. En la actualidad, Palacios es ingeniera informática en Grupo Iceberg Asesoramiento Deportivo S.L., empresa de I+D+i dedicada al asesoramiento psicológico de deportistas. De hecho, ha llevado a cabo la tesis en colaboración con dicha empresa y con el grupo de investigación Ikerki 05/30 de la UPV/EHU, orientado a la investigación en el área de la actividad física y el deporte.

Basqueresearch.com [en línea] País Vasco (España): basqueresearch.com, 12 de diciembre de 2011 [ref. 12 de noviembre de 2011] Disponible en Internet:

http://www.basqueresearch.com/berria_irakurri.asp?Berri_Kod=3641&hizk=G



La web 2.0 acerca a médicos y pacientes

30 05 2011

Pasar consulta y atender a los pacientes es, sin duda, una profesión vocacional. Pero, a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, comunicarse con la gente de a pie es cada vez más complicado para los galenos. Algo tan simple como retrasar la hora de la consulta, o tan delicado como evitar el pánico ante una epidemia, representa una complicación administrativa a veces insalvable: los pacientes esperan horas innecesariamente y no saben si lo de la gripe va en serio o no.

Aunque parezca paradójico, las nuevas tecnologías de la llamada web 2.0, tales como blogs o redes sociales, podrían ayudar a acercar de nuevo a pacientes y médicos. Algunos, a título personal, ya usan algunos de estos medios para informar a sus pacientes de la marcha de la consulta o recomendarles hábitos saludables. Por el momento, la mayoría de la población no está preparada para recibir estas comunicaciones. Pero, para los más jóvenes, es tan natural como hablar por teléfono, y mucho más que el papel impreso.

También es más cómodo para el médico: sólo con teclear “hoy voy con una hora de retraso” podría informar a las 20 o 30 personas que tiene citadas para que se reorganicen la mañana o, simplemente, dominen su imapaciencia. Por supuesto, todavía no es posible, porque no todo el mundo tiene acceso a redes sociales en el móvil (en realidad, muchos sí, pero no las usan). Pero ya hay experiencias de este tipo, y su avance es inevitable.

Retraso en España

“Esto va a ir progresando, queramos o no; debemos planificar y tener una idea de hacia dónde vamos”, argumenta el doctor ‘Julio Mayol’ , cirujano muy activo en la Red. “Los profesionales [médicos] no podemos esperar a que otros lo hagan y luego decir que está mal hecho”. Todos los expertos coinciden, en cualquier caso, en que España va con retraso en la implantación médica de estas tecnologías.

Una excepción es Fernando Casado , médico de familia que ha en ‘twitter’ una extensión de su consulta. “Es una consulta normal y corriente”, aclara, “sólo que uso una cuenta para comunicarme con los 1.700 pacientes de mi cupo”. Allí indica cuáles son los mejores o peores días para pedir cita, cuándo se va de vacaciones o recomienda blogs o páginas web de confianza. También, por qué no, comenta sus opiniones sobre la industria farmacéutica, como esta: “Hay que estar a la última y recetar lo penúltimo”.

El doctor Casado tiene la dirección de su cuenta en la puerta de la consulta. La mayoría pasa por delante sin saber qué es. “Pero el segmento al que puedo llegar, gente de mediana edad o joven y con formación, sí que me dice que les viene bien”, comenta el médico. “Me permite mantener contacto con los pacientes fuera de los límites de la consulta, pero no se trata en ningún caso de una vía para solucionar casos concretos”, añade.

Sin embargo, y ahí puede estar la clave para que estas tecnologías se implanten a nivel oficial en un futuro, sí evitan muchas consultas innecesarias, que no se deben a problemas de salud sino a trámites puramente burocráticos. Mucha gente pide cita, aguarda la cola y pierde la mañana sólo para constatar, por ejemplo, que el médico de familia no puede vacunarle contra la malaria, ni expenderle un certificado para poder usar armas.

Filtrar consultas

El ahorro de tiempo, como el propio contacto con el paciente, puede ser un arma de doble filo. Ahora un médico ve a decenas de pacientes al día, pero no todos son graves; hay casos, como los arriba citados, que se resuelven rápidamente o se derivan a otro lugar. ¿Qué pasaría si la web hace de filtro y todos los que llegan son graves, quizás 30 en una mañana? “Esto es algo que habrá que tener en cuenta, para que los médicos no rechacen las nuevas tecnologías”, argumenta el doctor Rafael Bravo , médico de atención primaria que ya usa habitualmente la web 2.0 para comunicarse con sus pacientes.

Cuando comparte consulta con un colega, por ejemplo, este médico usa Google Calendars para señalar qué días le toca a cada uno, y así los pacientes pueden pedir cita para el suyo. Parece simple. De hecho, lo es. Pero “trasladar eso a la administración era problemático”, apunta.

Una de las ventajas de las herramientas web 2.0 es precisamente esa: no se necesita el apoyo administrativo. Son gratuitas y libres. Como los blogs. Bravo, de hecho, mantiene uno de los más populares, ‘Primun non nocere’. “No estoy usando ninguna herramienta de la institución, no nos pueden censurar”, comenta. ¿Cuál es, entonces, el papel de las instituciones en la implantación de estas herramientas? El doctor Mayol sostiene que “la administración debe facilitar la relación, pero no puede ser el líder de ese movimiento”.

Una de las funciones de los poderes públicos sería “garantizar la seguridad y los derechos”, según Mayol, que apunta a un riesgo: “Hay que tener cuidad porque podemos crear castas [de pacientes]. Los que tienen más acceso a los médicos son los mismos que tienen más acceso a la tecnología”. En cualquier caso, parece que el debate público aún tardará en alcanzarnos: “La administración no se enteró de la web punto uno y ahora no se está enterando de la web 2.0″, remacha Bravo.

elMundo.es [en línea] Madrid (España): elMundo.es, 30 de mayo de 2011, [ref. 27 septiembre de 2010] Disponible en Internet:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/09/27/tecnologiamedica/1285569223.html



Europa pide que la sanidad use más las nuevas tecnologías

12 05 2011

La Comisión Europea ha instado a los Estados miembros a acelerar la penetración de los servicios de salud electrónicos para garantizar una asistencia sanitaria más eficiente y más segura. También contribuyen a reducir los costes y, a largo plazo, a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios en Europa.

“Al margen de los recortes presupuestarios, en los próximos 20 años el número de europeos mayores de 65 años aumentará un 45%. Según las previsiones, desde los 85 millones en 2008 hasta los 123 millones en 2030 y esto tendrá un enorme impacto social, económico y sanitario”, expone la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes durante la apertura de la Conferencia sobre eSalud celebrada en Budapest.

Sólo el 8% de los pacientes en Europa tiene la posibilidad de acordar una cita médica a través de Internet y puede ser supervisado desde su casa por el hospital utilizando monitores y sistemas de videconferencia, tal y como muestra una reciente encuesta realizada por el Ejecutivo comunitario.

Esta encuesta también desvela que sólo el 30% de los pacientes recibe la prescripción médica en formato electrónico y apenas un 4% de los hospitales europeos acepta proporcionar el historial médico del paciente a través de la Red, a pesar de que en el 81% de los casos dichos hospitales cuentan con sistemas informáticos de sus registros personales.

“Inaceptable”

La comisaria de Agenda Digital ha considerado “inaceptable” que los Gobiernos no se comprometan a facilitar este tipo de servicios a los pacientes, “incluso aunque implique invertir en cambios estructurales en los sistemas sanitarios”.

Kroes ha asegurado que con la introducción de sistemas telemáticos en los hogares particulares para hacer el seguimiento a pacientes en países como Reino Unido, Países Bajos y Alemania se ha logrado reducir en un 26% la duración de los ingresos hospitalarios y aumentar en un 15% la expectativa de supervivencia del paciente, a la vez que han logrado reducir en un 10% los costes hospitalarios incorporando el servicio telefónico de enfermería.

La comisaria ha instado a los Estados miembros a potenciar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) para impulsar los servicios de diagnóstico, prevención y tratamiento y soluciones tecnológicas innovadoras basadas en la telemedicina y los sistemas de monitoreo a distancia. De esta manera, se alcanzaría la reducción del 10% de los ingresos hospitalarios debido a fallos cardíacos crónicos. Según los expertos, esto se podría lograr con la generalización de la telemedicina.

ElMundo.com [en línea] Madrid (España): elMundo.com, 12 de mayo de 2011 [ref. 10 de mayo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/05/10/noticias/1305047686.html



Entornos digitales para innovar en sanidad

24 03 2011

Podría parecer el quirófano de cualquiera de los hospitales que conforman la red sanitaria vasca, sin embargo, se trata de un laboratorio de investigación e innovación situado en las instalaciones de Vicomtech-IK4, en el Parque Tecnológico de Miramon de Donostia.

Este centro de investigación presentó ayer dos nuevos espacios en los que continuará su labor en pro de la innovación en el ámbito de la medicina digital. El primero de ellos simula un hospital con su propio quirófano de primera generación integrado dirigido al diseño de productos tecnológicos y el segundo, un hogar dotado con tecnología avanzada que pretende reproducir la interacción natural del usuario.

Los dos nuevos entornos permitirán utilizar las TICS (Tecnologías de Información y Comunicación) para desarrollar un sistema sanitario extendido, avanzado e inteligente. El laboratorio permite la investigación en un entorno más relajado y experimental con respecto al que pueda ofrecer un hospital real o una vivienda ya habitada por personas, para así poder validar nuevas tecnologías antes de que éstas sean trasladadas a la realidad.

Técnicos de VicomTech trabajan, ayer, en el quirófano integrado de última generación. (Foto: ruben plaza)

HOGAR DIGITAL Este espacio está compuesto por un salón que podría pertenecer a cualquier vivienda convencional, pero que se encuentra equipado con diferentes tecnologías de interacción avanzada que permitirán a los usuarios (están dirigidos principalmente a personas mayores o pacientes crónicos) gestionar su salud de manera más eficiente y segura.

Pantallas táctiles, cámaras web, sistemas de navegación por voz o sensores posibilitarán a los usuarios llevar a cabo sus ejercicios de rehabilitación, recibir consultas médicas sin salir de casa o informar en todo momento de sus movimientos a terceros.

El director general de Vicomtech-IK4, Julián Flórez, expresó que esta parte del laboratorio servirá para “validar” nuevas tecnologías. “Siendo honestos, podemos pensar en que la presencia generalizada de estas nuevas tecnologías en los hogares vascos se convierta en realidad en un plazo de diez años”, señaló.

HOSPITAL Y QUIRÓFANO El segundo ámbito inaugurado por Vicomtech-IK4, la creación de un hospital digital extendido orientado al profesional, tiene relación con su labor de investigación e innovación en el ámbito sanitario, en el que colabora con Biodonostia. En un primer vistazo, nada parece indicar que nos encontremos ante un hospital virtual, salvo el maniquí que se encuentra tumbado en la camilla del quirófano. Sin embargo, como afirma Flórez, “se trata de un lugar de entrenamiento de cirugía”.

Estos avances permitirán a los profesionales sanitarios trabajar en el diagnóstico, en la fase pre-operativa, en la intra-operativa, en la de rehabilitación y en la de tele-asistencia mediante la aplicación de novedosas tecnologías.

Este proyecto cuenta con una inversión que supera los dos millones de euros, financiados, en parte, por el Ministerio de Ciencia e Innovación, lo cual ha sido negociado por el Grupo Nacionalista Vasco y está recogido en los Presupuestos Generales del Estado del año 2010. La innovación en herramientas avanzadas para la práctica clínica diaria beneficiará a un amplio abanico de personas entre las que se encuentran: profesionales médicos, personas que requieren de seguimiento médico, personas mayores que desean permanecer en sus hogares, personas con limitaciones, centros sanitarios y hospitales, pymes que se verán beneficiadas por la producción de equipamiento y centros de referencia en investigación sanitaria.

El director general de Vicomtech quiso realzar el “mérito” que en la realización de este proyecto han tenido las personas de edad avanzada. “Hemos observado con curiosidad sus reacciones ante las nuevas tecnologías, gran parte del éxito que podamos alcanzar es suyo”, indicó.

Además, Flórez, preguntado sobre la dificultad de integrar estas tecnologías en personas de cierta edad, precisó que “no son las personas las que han de adaptarse a la tecnología, sino la tecnología la que tiene que hacerlo. Se trata de tecnología no invasiva”.

noticiasdeguipuzkoa.com [en línea] Donostia (España): noticiasdeguipuzkoa.com, 24 marzo de 2011 [ref. 23 de marzo de 2011] Disponible en Internet:

http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2011/03/23/sociedad/euskadi/entornos-digitales-para-innovar-en-sanidad



Sólo el 5% de hospitales españoles utiliza las redes sociales

14 02 2011

Sólo 44 hospitales españoles utilizan alguna red social, lo que supone apenas el 5,5% del total. Así se desprende de un estudio realizado por el Observatorio Permanente de las TIC en Salud (ObservaTICS.org), una iniciativa impulsada por el grupo TSB-ITACA de la Universidad Politècnica de València.

“Facebook, Twitter, Youtube, etc. las redes sociales en España han experimentado un impresionante crecimiento, y todo tipo de empresas e instituciones quieren estar presentes y ser partícipes de este fenómeno. Sin embargo, las organizaciones sanitarias sufren un notable retraso en este aspecto”, apunta Ignacio Basagoiti, investigador del TSB-ITACA.

El Observatorio Permanente de las TIC en Salud (ObservaTICS.org) del TSB-ITACA de la Politècnica de València nació hace un año con el objetivo de analizar el uso de las Nuevas Tecnologias en Sanidad.

En el caso de las redes sociales, para Basagoiti, “aunque estamos a un nivel similar al de los países más avanzados –de hecho, España sólo presenta un punto porcentual por debajo de países como Estados Unidos- el uso de herramientas como Facebook, Twitter, etc. por parte de los hospitales es bajísimo. Puede decirse que los hospitales están desaprovechando la posibilidad de conversar con los pacientes. Y esto no sólo es marketing, sino una manera de obtener información de gran valor, útil para implantar estrategias de calidad y mejorar la asistencia”.

El Observatorio Permanente del uso de las TIC en Salud lleva un año analizando estos datos. “Todavía es poco tiempo para valorar tendencias y establecer conclusiones, pero ya tenemos una radiografía del uso de la web 2.0 por los hospitales españoles. Esto es mucho más de lo que teníamos hace un año, cuando nos planteamos la necesidad de crear ObservaTICS para conocer lo que estaba ocurriendo en un terreno de cambios tan rápidos”, apunta Vicente Traver, director de ITACA-TSB. En su opinión, “ofrecer estos datos al resto de la comunidad científica permitirá investigar aspectos aún desconocidos de estos fenómenos y, más allá, ayudará a extraer conclusiones y facilitar decisiones que mejorarán la vida de las personas”.


Este mapa recoge el porcentaje de centros hospitalarios con web propia en España. A mayor intensidad de color mayor numero de centros con web propia.
 

Sobre ObservaTICS

El “Observatorio permanente de las TIC en la Salud” (ObservaTICS) pretende analizar, de manera continua, el desarrollo e influencia de las TIC en todos los ámbitos de la Salud humana. Se trata de una plataforma abierta a la colaboración de investigadores, organizaciones e instituciones interesadas en el tema.

ObservaTICS comenzó su trabajo en el año 2010, abordando el tema del uso de Internet y las herramientas colaborativas por parte de los centros sanitarios españoles.

A través de su portal web ofrece información sobre el uso que cada hospital hace de las principales redes sociales, cuál es la evolución de dicho uso, la geolocalización de cada hospital, los recursos sanitarios de que dispone, así como la distribución por provincias y comunidades autónomas.

De igual modo, cuenta con un blog que pretende generar temas de debate sobre la situación de los “Hospitales 2.0” en España, dar a conocer y poner en valor el esfuerzo de los centros pioneros, mostrar las posibilidades de estas herramientas y ofrecer ejemplos de su uso, e invitar a todos los agentes implicados a que participen en ObservaTICS y lo integren en su metodología de trabajo.

Acerca de ITACA-TSB

ITACA-TSB es un grupo de excelencia dedicado al desarrollo y transferencia de aplicaciones de nuevas tecnologías para la mejora de la calidad de vida: e-salud y telemedicina, e-inclusión, inteligencia ambiental (AMI), información para la salud y salud colaborativa.

ITACA-TSB pretende aplicar iniciativas de promoción de la salud, específicamente en cuestiones como la actividad física y los hábitos alimentarios saludables, creando escenarios donde se integren técnicas de telemonitorización de señales vitales, gestión del conocimiento, aplicación de estrategias motivacionales, y un largo etcétera.

TSB pertenece al Instituto ITACA de la Universitat Politècnica de València, y trabaja actualmente en proyectos como HeartCycle, Managed Outcomes, Metabo, Oasis, Salupedia, etc..

NoticiasMedicas.es [en línea] Valencia (España): NoticiasMedicas.es, 14 de febrero de 2011, [ref. 14 de febrero de 2011] Disponible en internet:

http://www.noticiasmedicas.es/medicina/noticias/6900/1/Solo-el-5-de-hospitales-espanoles-utiliza-las-redes-sociales-/Page1.html