Dr BLANCH: Telemedicina en pacientes críticos: mejorando la calidad y una oportunidad para innovar

4 04 2011

Lluís Blanch MD, PhD.

Senior Medicina Intensiva

Director Investigación e Innovación,

Corporació Sanitària Universitària Parc Taulí

CIBER Enfermedades Respiratorias

Universitat Autònoma de Barcelona

El escenario de los cuidados críticos (desde los sistemas de transportes hasta la UCI) está en continuo movimiento. La limitación en el número de profesionales de la salud y en los recursos económicos, a la par en el incremento en la demanda, constituyen piedras angulares del problema para el desarrollo del modelo. A todo ello hay que sumar las condiciones actuales debidas al contexto de la crisis generalizada con importante trascendencia en los sistemas de salud.

La tecnología de la información y las capacidades de comunicación deberían ser explotadas al máximo para aumentar tanto la cobertura como la calidad en la atención al paciente crítico y de los cuidados intensivos. Lejos de ser un reemplazo del modelo existente, la telemedicina podría ser una herramienta complementaria. De hecho, la aproximación del conocimiento donde se encuentre el paciente crítico debería ser un objetivo realizable en un futuro inmediato. La centralización de datos médicos en servidores tiene varias ventajas adicionales que podrían incluso mejorar la manera en la que los profesionales al cargo de un enfermo crítico atienden a sus pacientes en el sistema tradicional.

La telemedicina tiene otras ventajas asociadas. Al menos en su expresión más acabada, los sistemas de telemedicina deberían integrar la información de la historia clínica con los datos provenientes de los dispositivos de monitorización. La adquisición y estandarización de esas señales aumentaría en forma dramática el valor semántico de los registros médicos. Pero más allá de esto, se hace posible el uso de esa misma información en otras direcciones, como por ejemplo para analizar los casos asistidos buscando acciones o puntos a mejorar en futuros servicios, la educación basada en simulación nutrida de hechos reales y finalmente la explotación de datos para la prevención de errores médicos y la predicción de eventos antes de que ocurran.

El uso de la telemedicina tiene también otras ventajas obvias: permite brindar atención de especialista a pacientes que han demostrado beneficiarse de ella en situaciones donde el recurso humano no esté disponible y/o el sistema no pueda pagarlo. Sin embargo, estas enormes ventajas directas podrían incluso ser sobrepasadas por las ventajas indirectas relacionadas con la posibilidad de adquirir, normalizar, sincronizar y almacenar señales médicas. En un futuro inmediato, podrían estar disponibles para ampliar los alcances de los sistemas de alarmas, mejorar la especificidad de los mismos, y permitir el disparo de alarmas cualitativamente diferentes, esto es, no sólo alertas sonoras emitidas al lado de la cama del paciente, sino eMails, SMSs, Pagers enviados en primera instancia o como un sistema de escalamiento en un recorrido predefinido cuando los problemas no sean solucionados de forma satisfactoria. En lo inmediato, podrían contribuir no ya a cambiar la manera en la que los conocimientos médicos se aplican, sino también a modificar la manera en la que el conocimiento en si mismo se produce. El uso de técnicas de minería de datos sobre grandes bases de datos de señales médicas podría producir enormes cantidades de información y constituirse en una nueva estrategia para formular hipótesis a ser testadas mediante la aplicación del método científico. Más allá de esto permitiría examinar las señales en formas que son imposibles para el ojo desnudo como el análisis de las mismas en dominios diferentes del temporal, tal vez el más notorio, el de las frecuencias. Es razonable incluso esperar que estos análisis revelen alteraciones sistemáticas en alguna o varias señales antes de la aparición de un evento. Esto plantea la posibilidad de emitir alertas no ya sobre un evento que ha ocurrido sino sobre uno que puede ocurrir.

En definitiva estamos hablando de utilizar el conocimiento de los profesionales que atienden al paciente crítico para crear innovación en formas de atender a estos pacientes y crear productos, servicios o procesos que mejoran los existentes y por añadidura la salud de las personas. La innovación en el campo de la atención al paciente crítico debe conllevar una transferencia de este conocimiento al mercado con el fin de crear productos que retornen recursos tangibles a los profesionales, las instituciones y al país. La sociedad no solo nos pide un alto grado de profesionalismo sino también una visión estratégica de futuro. Y sin ninguna duda la dirección está en la investigación y la innovación.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “Dr BLANCH: Telemedicina en pacientes críticos: mejorando la calidad y una oportunidad para innovar”

3 10 2012
Robert Reilly (10:24:19) :

Genuinely high quality article – thanks a bunch!

Deje un comentario

usted puede usar estos tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>